Demanda marítima: otro duro cruce verbal entre Evo Morales y el canciller chileno

Evo a Muñoz: “No use mi nombre para figurar en los medios”

El presidente Evo Morales calificó de “vivo” al canciller chileno, Heraldo Muñoz, por utilizar su nombre para figurar en los medios de comunicación, y le respondió que Bolivia tuvo “paciencia y tolerancia” con Chile por más de 100 años por el derecho de tener una salida soberana al mar.

“(Muñoz) sigue usando mi nombre para figurar en los medios de comunicación. Qué vivo. Respetamos, saludamos, pero quiero decirle con mucho respeto que no use mi nombre para figurar en los medios de comunicación”, dijo Morales en respuesta a la declaración del ministro de Relaciones Exteriores de Chile, quien afirmó el lunes que el Mandatario “no tiene tolerancia hacia quienes no estén de acuerdo con él”.

Por otra parte, el procurador general del Estado, Héctor Arce, manifestó que el Gobierno chileno utiliza “una lógica excesiva de exposición mediática”, lo que “les lleva a cometer una serie de improperios y contradicciones internas, y advirtió que esto “podría generar una llamada de atención de la Corte (Internacional de Justicia de La Haya)”, debido a la reserva establecida al litigio entre Bolivia y Chile en la Corte Internacional de Justicia.

El Presidente también dijo a Muñoz que Bolivia tuvo paciencia y tolerancia durante 135 años con Chile desde la invasión “injusta” al puerto de Antofagasta y que lo único que pide a La Haya es que haga justicia con la histórica demanda de una salida soberana al mar.

En las últimas semanas, ambos gobiernos se han visto envueltos en una serie de dichos.

La declaración del canciller de Perú, Gonzalo Gutiérrez, quien dijo que la demanda de Bolivia no toca el Tratado de 1904, motivó una inmediata reacción de Muñoz, quien pidió que otros países eviten comentar la demanda o la objeción preliminar planteada por su país.

Las cancillerías también han intercambiado comunicados. Bolivia aclaró a Chile que la demanda no plantea la modificación del Tratado de 1904 y pidió que se espere el pronunciamiento de La Haya. Tres días después, la Cancillería chilena acusó al país de intentar “desestabilizar la relación bilateral” y dijo que Morales “no tiene tolerancia”.

En Chile y Bolivia, varias autoridades se han pronunciado sobre la querella en defensa de sus argumentos históricos y jurídicos como el ex presidente chileno, Eduardo Frei, quien calificó la posición boliviana como “inamistosa y agresiva”.

El presidente Morales ratificó ayer, en conferencia de prensa, que el expresidente Carlos Mesa continuará en la campaña internacional de información “para difundir la verdad sobre esta invasión y esta injusticia”, independientemente que Chile se moleste por esta acción.

Canciller pide no litigar por la prensa
El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, manifestó que son “inaceptables” las permanentes críticas de las autoridades de Bolivia y que “las relaciones exteriores no son personales, son de Estado”, en respuesta a las declaraciones del presidente Evo Morales.

La autoridad chilena también demandó que Bolivia deje de litigar por los medios. “Apelamos a nuestros vecinos a dejar de litigar por la prensa y observar la debida mesura en el trato bilateral”, dijo Muñoz.

Morales en la víspera sostuvo que el canciller chileno antes lo buscaba para jugar fútbol o para conversar, pero que ahora utiliza su nombre para figurar en los medios de comunicación.

“Nada nos gustaría más que no tener que referirnos a las declaraciones destempladas hacia Chile a las que nos tienen habituadas las autoridades máximas de Bolivia”, manifestó Muñoz, según cita La Tercera.

Anticipó que las declaraciones de descalificación de las autoridades bolivianas son “inaceptables”, por lo que no quedarán sin respuesta. El procurador de Bolivia, Héctor Arce, consideró que el Gobierno chileno está nervioso.

Punto de vista
Armando Loaiza, excanciller y diplomático
Estamos en una guerra mediática
Estamos –lo admite la Cancillería chilena– inmersos en una guerra mediática muy fuerte entre cancillerías independiente de la gestión en (Corte Internacional de) La Haya. Nos hemos introducido en un áspero debate que deteriora mucho más el clima bilateral.

El punto uno de la agenda de 13 puntos (entre Chile y Bolivia), referido a la construcción de la confianza mutua, yo creo que está totalmente destrozado y creo que hay que recomponer ese tema fundamental.

No vamos a avanzar mucho. Llegamos a un estado de muro contra muro. Bolivia sostiene que no tocamos el Tratado de 1904 en nuestra demanda, pero Chile sostiene que sí, e incluso dice que Bolivia estaría desestabilizando la relación bilateral. Afirmación muy fuerte.

Además, están aflorando apreciaciones subjetivas, al referirse a la intolerancia del presidente Evo Morales, quien antes puso en cuestión la coherencia política de la presidenta Michelle Bachelet. Todo esto entra en el plano de la descalificación.

Demanda y objeción
Demanda Bolivia presentó el 15 de abril la memoria con todo el sustento jurídico histórico sobre la demanda marítima contra Chile.
Decisión Chile planteó la objeción preliminar a la demanda para desconocer la competencia de La Haya.

Fase La CIJ debe fijar una etapa de alegatos orales por la objeción de Chile.

Página Siete

Canciller responde a Evo Morales: “Las relaciones exteriores no son personales, son de Estado”

“Creo que es preciso entender que las relaciones exteriores no son personales, son de Estado”.

Con estas palabras respondió el canciller Heraldo Muñoz a las reiteradas críticas del gobierno boliviano las que calificó de “inaceptables” y luego de que el Presidente Evo Morales asegurara que Muñoz “usa mi nombre para figurar en los medios de comunicación”.

“Nada nos gustaría más que no tener que referirnos a las declaraciones destempladas hacia Chile a las que nos tienen habituados las autoridades máximas de Bolivia. Pareciera que se busca generar ventajas políticas internas con una actitud agresiva hacia Chile”, aseveró el secretario de Estado.

“Eso compromete las posibilidades de un diálogo sobre los asuntos que son de interés común. Para integrarnos hay que tener respeto. Las reiteradas descalificaciones de parte de los gobernantes bolivianos hacia las autoridades nacionales y sus legítimas posiciones no son aceptables, y no pueden quedar sin respuesta”, añadió Muñoz.

Finalmente, el canciller dijo que “apelamos a nuestros vecinos a dejar de litigar por la prensa y observar la debida mesura en el trato bilateral”.

La Tercera

Aladi revisará si Chile cumple acuerdo sobre el libre tránsito

Por primera vez, Bolivia expuso ante la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), en Montevideo, Uruguay, las arbitrariedades y restricciones que aplica Chile contra el libre tránsito y que afectan a los exportadores bolivianos.

La denuncia la presentó el vicecanciller Juan Carlos Alurralde, quien asistió a la sesión acompañado del embajador de Bolivia en Uruguay, Benjamín Blanco, y representantes de las Cámaras de Transporte del país.

Alurralde comentó que la representación chilena “intentó que no se produzca esta sesión porque la demanda ha permitido ver claramente las arbitrariedades de las cuales somos víctimas cada día”, para atravesar Chile y acceder a las costas del Pacífico, que hasta 1879 pertenecía a Bolivia en forma soberana”.

La demanda boliviana se centra en el incumplimiento por parte de Chile del artículo 15 del Acuerdo sobre Transporte Internacional Terrestre (ATIT) porque “ha ido imponiendo medidas unilaterales a Bolivia que han afectado a nuestro comercio exterior”.

El artículo referido señala: “el presente Acuerdo (ATIT) no significa en ningún caso restricción a las facilidades que, sobre transporte y libre tránsito, se hubiesen concedido los países signatarios”.

Alurralde argumentó que, al no cumplir el artículo 15 de ATIT, Chile está afectando todo “el libre tránsito que fue consagrado en el Tratado de 1904 y normas posteriores como la de 1937 y 1953” y que Bolivia sistemáticamente ha denunciado.

La representación chilena replicó que el artículo en mención “era solamente declarativo y no operativo”, argumento que fue considerado débil por la comitiva boliviana.

“Los argumentos de Chile son sumamente débiles, por lo que se ha pedido a la Secretaría de Aladi que elabore un informe jurídico sobre el cumplimiento de este acuerdo, sobre todo de este artículo 15”, indicó Alurralde a la radio estatal Patria Nueva.

Chile se opuso a esta posibilidad, sin embargo luego de un cuarto intermedio aceptó que se realice y puso como condición incluir algunos elementos que ambos países remitirán a la Aladi.

Tras ello, la Secretaría determinó un cuarto intermedio hasta el 12 de diciembre, fecha en la que presentaría el informe, donde “los delegados de Aladi van a tomar algunas decisiones respecto a esto haciendo algunas recomendaciones para que este tema se resuelva”, dijo el vicecanciller.

La reacción
Mientras esto sucedía en Montevideo, en Chile, el canciller Heraldo Muñoz dijo que Bolivia, con esta solicitud a la Aladi, “está poniendo en juego la relación bilateral” y que su país “ha cumplido y seguirá cumpliendo este acuerdo”.

El presidente Evo Morales señaló que si las autoridades chilenas condenan la decisión de Bolivia es porque efectivamente no están cumpliendo la normativa.

La denuncia “es parte de los procedimientos internacionales si hablamos del comercio; si condena este hecho yo diría que autoridades de Chile ya son confesos en no cumplir con acuerdos internacionales en tema de comercio”, indicó.

El vicecanciller advirtió en la sesión de ayer que “si Chile no rectifica este incumplimiento, Bolivia se reserva el derecho de denunciar el acuerdo de transporte terrestre de la comunidad de Aladi, pero sólo con Chile no con el resto de los países. Bolivia denunciaría el ATIT con Chile”.

Transportistas bolivianos relatan abusos
Primero la comitiva chilena intentó que la sesión de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) sea suspendida y luego que los representantes de las Cámaras de Transporte de Bolivia no expongan los impactos que tienen las restricciones al libre tránsito.

“Chile intentó de que los transportistas de Bolivia no hicieran uso de la palabra, sin embargo la Secretaría de Aladi señaló que ellos estaban acreditados y que podían hablar”, relató el viceministro de relaciones Exteriores Juan Carlos Alurralde desde Montevideo.

Con la autorización de la Aladi, los representantes de los transportistas bolivianos relataron “todo el drama, la tragedia que viven día a día en las fronteras para cruzar a Chile, donde sufren una serie de atropellos de abusos y de desconsideraciones”.

En diciembre de 2013, la frontera entre Chile y Bolivia se cerró debido a la huelga que realizaron los funcionarios de la Aduana de ese país demandando al Gobierno chileno de Sebastián Piñera un incremento del 7% en sus salarios.

Debido a la medida, al menos 2.000 vehículos quedaron parados en esa región durante cinco días, lo que afectó al empresariado boliviano.

Estos perjuicios fueron relatados ante la Aladi por Herland Melgar, presidente de la Cámara de Transporte de Santa Cruz, quien además destacó la gestión del Gobierno boliviano para denunciar estos hechos.

“Bolivia denunciaría el ATIT con Chile”
Bolivia ha mencionado que en virtud al derecho internacional, de la convención de tratados internacionales, que el incumplimiento reiterado y sostenido de un Tratado implica que éste pueda ser denunciado por esta causa, ésta es una causal de denuncia, por tanto Bolivia ha dejado establecido que si Chile no rectifica este incumplimiento, Bolivia se reserva el derecho de denunciar el acuerdo de transporte terrestre de la comunidad de Aladi, pero sólo con Chile, no con el resto de los países, Bolivia denunciaría el ATIT con Chile.

El día 12 se va a producir la continuación de esta sesión y la Aladi va a hacer recomendaciones para resolver este tema.

Nosotros tenemos toda la certeza, y la confianza de nuestros argumentos jurídicos están basados en el derecho internacional; además consideramos que Aladi hará las recomendaciones precisas y concretas para que se rectifique estas arbitrariedades y abusos de las cuales somos objeto.

El día 12 recibiremos el informe de la Secretaría General. Se discutirán estas fórmulas de solución y esperamos que acompañen lo que es la justicia, el derecho internacional y que se puedan rectificar estos errores que ha ido cometiendo el Gobierno de Chile.

Cambio