Ernesto Samper, secretario general de Unasur: “Hay enemigos externos de Unasur a los que les interesa la polarización”

Ernesto Samper, actual secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y expresidente de Colombia (1994-1998), habló con ABC sobre la integración regional, el reto de superar las desigualdades, las distintas tendencias ideológicas y la influencia de su país en el subcontinente. Unasur acaba reunirse en Guayaquil y Quito para relanzar el proceso de integración regional.

-¿Cómo superar las asimetrías entre unas naciones más ricas que otras para empujar la integración de Sudamérica de manera conjunta?

-Tiene razón. La existencia y la superación de profundas asimetrías en la región, como parte de un panorama de desigualdad, es uno de los principales retos que tenemos por delante. No somos la región más pobre del planeta, pero sí la más desigualmente repartida. Brechas de género, geográficas, laborales y sociales tienen que ser corregidas a través de políticas de inclusión social, como reformas fiscales progresivas, fortalecimiento de la educación pública o programas de apoyo al sector informal de la economía.

-¿No es utópico pretender una unidad de posiciones para encarar a Estados Unidos y Canadá en la OEA (Organización de Estados Americanos), a sabiendas de que hay grandes diferencias ideológicas de los miembros de Unasur?

-El que haya distintas visiones ideológicas dentro de una misma región no me parece que sea un motivo de preocupación sino de posibilidades de ensayar caminos alternativos que se complementen. Una de las cosas que me ha costado trabajo entender es por qué en Europa si compiten decenas de etnias, religiones, países, lenguas e ideologías se habla de un sano y enriquecedor pluralismo, pero cuando estas manifestaciones de plurietnicidad o visión estratégica se dan en América Latina son prueba de un perverso fraccionamiento político. Déjeme decirlo más concretamente: hay enemigos externos de Unasur a los que les interesa sembrar desde afuera el germen de una polarización que no existe.

-Como expresidente de Colombia y secretario general de Unasur ¿qué significa este desafío integrador?

-Colombia ha sido desde hace muchos años un punto de encuentro entre muchas corrientes y tendencias dentro de América Latina. Ahora está jugando ese mismo papel y lo está haciendo bien. Y, aunque no respondo a las prioridades de la política exterior de ningún país, en especial de los que conforman la Unión, algunos principios de la política exterior de Colombia forman parte de los principios rectores de Unasur. Por ejemplo, la decisión de que esta sea una zona de paz en el mundo, la convicción de que la democracia es el mejor camino y las preocupaciones por la vigencia de los derechos humanos como referente ético de nuestros procesos de articulación hemisférica.

ABC