“Estamos profundamente preocupados por lo que parece la continuidad de los esfuerzos del gobierno venezolano de intimidar a sus opositores políticos mediante abusos en el proceso legal” – Marie Harf, vocero del Gobierno de EEUU

EE UU “profundamente preocupado” por acusaciones contra María Machado

El gobierno de Estados Unidos está “profundamente preocupado” ante las acusaciones contra la opositora venezolana María Corina Machado, por el cargo de conspiración en un plan para asesinar al presidente Nicolás Maduro, dijo el jueves una vocero del Departamento de Estado.

“Estamos profundamente preocupados por lo que parece la continuidad de los esfuerzos del gobierno venezolano de intimidar a sus opositores políticos mediante abusos en el proceso legal”, dijo la portavoz Marie Harf.

Washington “continuará llamando al gobierno de Venezuela a respetar los derechos de reunión pacífica y de asociación, y liberar presos políticos, incluidos decenas de estudiantes y líderes opositores”, señaló Harf.

El miércoles, Machado fue imputada por el Ministerio Público venezolano del cargo de conspiración por “presuntamente tener vinculación con el plan magnicida contra el presidente de la República”.

Machado, quien no fue detenida, calificó la imputación como una “infamia” al retirarse de la Fiscalía, donde escuchó los cargos en su contra.

De ser hallada culpable, Machado podría ser condenada a entre ocho y 16 años de cárcel.

Este presunto plan para atentar contra Maduro, uno de varios denunciados en el último año, es investigado desde marzo pasado tras una denuncia de diputados oficialistas, que acusan también a otros opositores y al embajador estadounidense en Colombia, Kevin Whitaker.

En mayo, el Departamento de Estado tildó las acusaciones que implican a Whitaker como “absolutamente falsas”.

Panorama