Gracía Linera: “El mundo entero apoya nuestra causa marítima; Chile debe reflexionar”

El presidente en ejercicio Álvaro García aseguró hoy que el “mundo entero” está del lado de la causa marítima boliviana y demandó a Chile reflexionar sobre su “aislamiento” y actitud en torno al diferendo bilateral, arrastrado desde hace más de 100 años y que hoy radica en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

“Está claro que el continente entero está de nuestro lado, el mundo entero está de nuestro lado, la justicia está de nuestro lado, las estructuras internacionales de Justicia acompañan nuestro reclamo. La historia está de nuestro lado, la verdad está de nuestro lado, y eso no se puede tapar ni con reclamos, ni con enojo; la verdad se impone y la verdad hoy, en este tema, es Bolivia”, afirmó en una conferencia de prensa en Palacio de Gobierno.

Las declaraciones se dan en momentos en que Chile cuestionó la solidaridad expresada por los mandatarios de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos ( Alba-TCP) con el “justo e histórico reclamo…sobre su derecho a una salida al mar con soberanía”.

García, como lo hizo el presidente Evo Morales ayer, agradeció el respaldo del bloque de la Alba a la causa boliviana, que hoy radica en los estrados judiciales internacionales con el objetivo de que se obligue al demandado a negociar una salida soberana al Pacífico sobre la base de los ofrecimiento de solución que hizo a lo largo de la historia.

“Es la historia y es la realidad, es el mundo entero que está de nuestro lado; más bien pedir al gobierno de Chile reflexión sobre su aislamiento, que reflexione sobre su actitud”, sostuvo en la conferencia poco después de encabezar la reunión de gabinete, tras retornar de su viaje a México y Venezuela.

El expresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000) destacó el 12 de diciembre la estrategia boliviana y advirtió que su país puede perder el litigio. El canciller Heraldo Muñoz respondió que el proceso judicial planteado por La Paz no es un partido de fútbol.

Santiago impugnó la competencia de la corte, por lo que ahora los jueces deberán resolver el incidente para avanzar o no en el tema de fondo.

La Razón