Legisladores acusados de vínculos con el narco seguirán en sus bancas

Los diputados colorados Bernardo Villalba, Marcial Lezcano y Freddy D’Ecclesiis son tres de los legisladores nombrados como sospechados de tener vínculos directos con el narcotráfico y que incluso sus campañas electorales habrían sido financiadas por dinero mal habido. Los tres aparecen en la denuncia que hizo el Senado ante la Fiscalía.

A pesar de las pruebas de las presuntas conexiones proveídas por la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), los tres legisladores seguirán ocupando sus bancas.

Esto debido a que para las autoridades de la Cámara Baja debe existir un pedido oficial de la Fiscalía para que los diputados sean desaforados para ser sometidos a investigación y, posteriormente, a los castigos administrativos que puedan aplicarles sus pares.

En varias ocasiones, el propio titular de la Cámara de Diputados, el colorado Hugo Velázquez, manifestó que desde la institución a su cargo no pueden hacer nada, ni suspender ni sancionar a sus colegas y mucho menos dejarlos sin los fueros mientras no exista una orden judicial que solicite el desafuero.

De esta manera, los diputados acusados de tener nexos con el narcotráfico seguirán gozando campantemente de los privilegios y las influencias que les otorga ocupar una banca en la Cámara Baja.

DENUNCIA. La Cámara de Senadores presentó días atrás la denuncia al Ministerio Público, donde se mencionan los nombres de políticos pertenecientes al Partido Colorado, señalados por la Senad como vinculados al narcotráfico.

Entre estos nombres figuran, a más de Lezcano (diputado por Amambay); Villalba, (diputado por Concepción), y D’Ecclesiis, (diputado por San Pedro), todos del movimiento Frente para la Victoria; a la parlasuriana cartista Concepción Cubas de Villaalta; al ex diputado concepcionero Magdaleno Silva; y al diputado suplente por Amambay, Carlos Rubén Sánchez, alias Chicharô.

La denuncia la realizaron después de una presentación pública hecha en el pleno de la Cámara Alta, ocasión en que presentaron pruebas contra los políticos de la ANR.

Las pruebas, en su mayoría son conversaciones telefónicas que los citados legisladores mantuvieron con narcotraficantes del norte.

Luis Rojas, titular de la Senad, mencionó que el informe presentado en el Senado sobre los políticos vinculados al narcotráfico es un cuadro de situación sobre varios casos judiciales abiertos y que tienen sustento en evidencias telefónicas.

DESMENTIDO. Los tres diputados desmintieron las acusaciones en su contra y en el caso de Villalba, incluso desafió al senador Arnaldo Giuzzio, quien fue el que hizo la denuncia, a que en una audiencia pública le demuestre su vinculación, más allá de lo laboral, con narcotraficantes.

Villalba admitió que defendió a personas en procesos de narcotráfico como Christian Villaalta, hijo de Concepción Cubas, y Jonathan Soligo, pero negó que ello constituya algún nexo o que pueda ser considerado traficante.

Víctor Raúl D’Ecclesiis, hermano del diputado, era propietario de un cargamento de cocaína incautado en una aeronave.

Águedo Lezcano, hermano del diputado Marcial, también cayó con cocaína líquida y fue liberado por agentes fiscales.

Lezcano tiene como suplente a Chicharô, quien estuvo preso por lavado de dinero, tiempo en que recibió constantes visitas de D’Ecclesiis y de Lezcano.

Última Hora

“En todos los niveles hay gente vinculada al narcotráfico”

El narcotráfico es uno de los grandes flagelos que azotan a nuestra región, según Juan Pozo Álvarez, funcionario del Departamento de Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, quien vino al país para un congreso internacional organizado por el Frente Guasu (FG).

Pozo considera que “todos nos convertimos en víctimas” de este flagelo, pero advierte que también los partidos políticos se convierten en presas del narcotráfico.

Asegura que esa cautividad de los partidos políticos se da por las ventajas y los intereses que se puedan esconder tras los beneficios que de forma indebida se obtiene a través del narcotráfico.

Según el funcionario cubano, este “es un mal del cual hemos sido víctimas durante muchos años”, por lo que las naciones de la región sufren y el contexto latinoamericano realmente se vio afectado por esta situación del narcotráfico que esta vinculado también a otros procesos que van en contra del propio desarrollo del ser humano.

Nexo con partidos. Para Pozo, algunos partidos, de forma oportunista, buscando un beneficio de otra índole, “se esconden o se apoyan y apoyan” estas cuestiones que tienen que ver con el narcotráfico.

Señala que es un mal que hay que acabar y eliminar porque no hay ningún beneficio para el ser humano.

Consultado si la infiltración del narcotráfico en la política tiende a eliminar los partidos políticos, señaló que “más importante que destruir a los partidos políticos, destruye al ser humano.

Subrayó que “en todos los niveles hay gente vinculada irresponsablemente al narcotráfico”.

Pozo consideró también que los cambios en la Corte Suprema de Justicia, que se pretenden introducir en el país, “pueden ser saludables”, siempre que se hagan dentro del marco legal, bajo el precepto democrático de cada nación.

En lo que a política se refiere, el cubano opina que los partidos progresistas y de centroizquierda y de izquierda del Paraguay viven un proceso de ir conociendo la capacidad que tienen de lograr una transformación, que si bien no les llevaría ahora a ganar en unas elecciones, les permitirá realizar algunos cambios que los proyecten mas adelante.

También destacó la forma en que varios partidos políticos están dentro de una concertación como el Frente Guasu.

Con relación al Mercosur, considera que es un bloque de vital importancia porque, a mas de resolver los problemas socioeconómicos de la región, le dan una voz propia a esta parte del continente.

Contrariamente a ello, considera que los países de la región no deberían asociarse a la Alianza del Pacífico porque en “un golpe a los procesos de integración de la zona”. Señala que “atrás se mueven los intereses imperialistas de los Estados Unidos”.

Transformación de Cuba. También analizó la situación actual de su país, señalando que vive un proceso de transformación socioeconómica donde aparecen actores nuevos tales como las 187 modalidades de trabajadores por cuenta propia que se incorporan a la economía cubana sin la tutela del Estado.

Subrayó que se llegó a esa solución luego de un proceso de achicamiento de las instituciones que involucró al Estado y a los sindicatos. Indicó que todo se logra “con el cambio de mentalidad”.

Última Hora