Marchas en 15 estados mexicanos piden la renuncia de Peña Nieto al cumplir dos años de gobierno

Miles de personas salieron a las calles en al menos 15 estados del país con un mismo reclamo: “¡Fuera Peña!”

De esa manera, la sociedad le pasó la factura al presidente Enrique Peña Nieto, en el inicio de su tercer año de gobierno, por la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa.

Guerrero, cuna del movimiento que ha puesto en jaque al gobierno actual, fue nuevamente escenario de las manifestaciones más violentas. Maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) irrumpieron en la Procuraduría General de Justicia del estado, prendieron fuego a cuatro unidades y provocaron daños a nueve vehículos más.

Una de las unidades afectadas es una camioneta blindada que utiliza el encargado de la Fiscalía guerrerense, Víctor Jorge León Maldonado, y las que ardieron estaban cerca del depósito de armas de la Policía Ministerial, lo que provocó que algunos cartuchos útiles detonaran.

Alrededor de las 14:50 horas arribó al lugar el vicefiscal Jorge León Maldonado para hacer una verificación de los daños, mientras elementos de Protección Civil y Bomberos sofocaban las llamas.

Al mismo tiempo otro grupo de maestros de la CETEG y miembros de organizaciones sociales tomaron la caseta de peaje de la autopista Siglo XXI, el bulevar al aeropuerto internacional de Zihuatanejo y la caseta de cobro de la autopista Del Sol en La Venta.

En las garitas de cobro de la autopista Siglo XXI colocaron cartulinas y figuras de papel con la imagen de Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera.

En Oaxaca maestros, universitarios e integrantes del Frente Único de Lucha por la reconstrucción de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (FUL-APPO) y del Frente Popular Revolucionario realizaron tres marchas, realizaron ataques a la sede estatal del PRI, a centro comerciales y cerraron durante cuatro horas el aeropuerto de la ciudad.

Estudiantes tomaron las instalaciones de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) y realizaron una marcha rumbo al zócalo. A su paso, realizaron pintas sobre la infraestructura pública, monumentos y en negocios.

Mientras, en el norte de la ciudad, se realizó otra marcha encabezada por la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE) y alumnos del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (CBTIS 26).

La tercera marcha, fue encabezada por integrantes del FUL-APPO después de tomar durante cuatro horas las instalaciones del aeropuerto internacional de la capital donde realizaron pintas con mensajes como “Oaxaca en pie de lucha”, “Abajo el represor Peña Nieto”, “Fuera Peña Nieto”, “Nos faltan 43”, entre otros.

La Administración del Aeropuerto reconoció que alrededor de las 08:00 horas fueron cerrados los accesos del aeropuerto, por unas horas, lo que retrasó el horario de dos vuelos, mismos que fueron restablecidos. Y dio a conocer que a las 14:00 horas se reanudó el servicio de vuelos.

Tras el cierre del aeropuerto los integrantes del FUL-APPO retuvieron seis autobuses para trasladarse a Santa Rosa donde iniciaron su marcha hacia la explanada del Templo de Santo Domingo. A su paso, atacaron la sede estatal del PRI donde realizaron pintas y, posteriormente, rompieron cristales y causaron daños a la tienda comercial Chedraui.

También realizaron pintas en el monumento a los Niños Héroes que se encuentra en la calzada Madero con la leyenda “Faltan 43”. Por estos hechos, varios negocios optaron por cerrar sus cortinas para evitar saqueos o agresiones.

Al arribar la marcha a Santo Domingo, se inició un mitin con la quema de un muñeco con la figura de Enrique Peña Nieto.

En Salina Cruz maestros tomaron las instalaciones de Petróleos Mexicanos e impidieron la entrada de los trabajadores y de las pipas al área de producción y abastecimiento.

A su vez, maestros de Valles Centrales tomaron al menos ocho plazas comerciales para bloquear tiendas departamentales en Plaza del Valle, Plaza Bella, Santa Rosa, Símbolos Patrios, en la colonia Reforma, Plaza Oaxaca, Plaza Cristal, entre otras, mientras maestros de la región de la Costa bloquearon las carreteras que comunican a Oaxaca con Guerrero y la de Tuxtepec, que une a la entidad con Veracruz.

Además en la región de la mixteca, los maestros tomaron las casetas de peaje de Huizto y Coixtlahuaca en la carretera Oaxaca-México.

Mohamed Otaqui Toledo, vocero de la Sección 22, dijo que las acciones son para exigir la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos, pedir la renuncia de Peña Nieto y poner un alto al terrorismo de Estado y a su política represora.

El mismo reclamo se hizo presente en la Feria Internacional del Libro (FIL) en Guadalajara. A pesar de que el lugar fue blindado por decenas de elementos antimotines de la Policía Estatal, una veintena de personas logró meter algunas mantas y se reunieron en el pabellón de Argentina, el país invitado.

Frente a la fotografía de la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y su nieto, manifestaron su solidaridad con los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Desplegaron una manta y contaron hasta 43 para después gritar “¡Justicia!”, luego se dispersaron por los pasillos de la feria.

A las 18:00 horas se realizó una marcha que partió de dos puntos: de la FIL, que se realiza en Expo Guadalajara y del Parque Rojo, mismas que confluyeron en la Glorieta de los Niños Héroes.

En San Luis Potosí, decenas de estudiantes y sociedad civil protestaron contra el presidente en las instalaciones es del Comité estatal del PRI.

Durante la protesta bloquearon la avenida Himno Nacional y exigieron localizar con vida a los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos hace más de dos meses. Ahí soltaron 43 globos blancos.

Pancartas y mantas en mano, con leyendas como “Vivos se los llevaron, vivos los queremos” y “Ayotzinapa, la lucha“, bloquearon la avenida Luis Donaldo Colosio y corearon una canción en la que dicen al presidente que “ya se está armando la revolución”.

En la fachada de la sede del PRI corearon “asesinos” y quemaron una piñata con la imagen de Peña Nieto. También pintaron mensajes en la puerta de vidrio del edificio.

En Durango, alrededor de dos mil maestros de las secciones 12 y 44 de la CNTE, así como estudiantes, organizaciones civiles y sindicales, se manifestaron por las principales calles de esa ciudad para exigir la aparición de los 43 normalistas.

En la manifestación participaron estudiantes de la UNAM, IPN, Universidad de Durango, bachilleratos, normales rurales y tecnológicos, así como miembros de organizaciones sindicales, entre ellas Telmex.

En Sonora integrantes de la Asamblea Estudiantil de la Universidad del estado y activistas de otras organizaciones, se manifestaron en el mercado municipal y después tomaron por unos minutos las instalaciones del PRI estatal donde demandaron que el gobierno se dedique a buscar a los estudiantes desaparecidos, en lugar de perseguir a los que protestan.

Por su parte, decenas de miembros de la CNTE, encabezados por José Guadalupe Valenzuela, tomaron las instalaciones del SNTE Sección 28, en demanda al reconocimiento de sus derechos y prestaciones laborales, así como en apoyo a los padres que buscan a sus hijos desaparecidos en Iguala.

En tanto, en Sinaloa, decenas de maestros de la CNTE se manifestaron en la explanada de la Secretaría de Educación Pública y Cultura, bloquearon el bulevar Pedro Infante, frente a las oficinas educativas y se manifestaron frente a la catedral.

Afuera del templo católico colocaron cartulinas y lonas con leyendas: “Vivos los llevaron, vivos los queremos”, “Ayotzinapa pide tu apoyo”, “Faltan 43, fue el Estado”.

En Chihuahua, las normalistas de Saucillo encabezaron la marcha para exigir la aparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y reprobar a los gobiernos federal y estatal.

Se reunieron en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACh), en donde se sumaron estudiantes de otras escuelas, así como ciudadanos de diferentes sectores que se solidarizaron con los reclamos.

Al frente llevaban dos piñatas, una que representaba al gobernador César Horacio Duarte Jáquez y otra al presidente Peña Nieto.

El contingente creció y llegó al Palacio de Gobierno con unas 500 personas, posteriormente se dirigió a la Plaza de Armas, donde quemaron las dos piñatas al ritmo de “¡el que no brinque es Duarte!”.

En Nuevo León, unas 2 mil personas marcharon hoy por el centro de Monterrey para demandar la renuncia de Peña Nieto y exigir al gobierno federal que investigue las desapariciones en el país.

En esta que es la tercera marcha en la entidad en un mes, en demanda de justicia por los hechos violentos registrados en septiembre en Ayotzinapa, los manifestantes lanzaron proclamas contra el mandatario mexicano y el gobernador priista Rodrigo Medina de la Cruz, mientras eran acompañados en el recorrido por una sobrevigilancia de 200 policías estatales y de vialidad municipal.

En la plaza cívica Colegio Civil, en el centro de Monterrey, a donde llegó el contingente después de una hora de marcha, una decena de oradores tomó la palabra y el clamor general fue el de justicia por los secuestros y homicidios que ocurren en el país.

La agrupación Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (Fundenl) emplazó a Medina para que el lunes 15 revele datos relacionados con el hallazgo de fosas clandestinas de inhumación desde el 2009 y la cantidad de restos humanos hallados y si las autoridades ya han identificado a alguno de ellos.

Si no reciben la información, comenzarán ellos a buscar a sus desaparecidos en todo el estado, anunciaron.

“Juvenicidio y feminicidio”

En Guanajuato, estudiantes de la universidad estatal encabezaron nuevamente un contingente de unas 300 personas que recorrió las calles desde el edificio central de la institución, para terminar frente al palacio de gobierno.

El estado de Chihuahua hizo acto de presencia a través de la abogada y activista Lucha Castro, directora del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres en Chihuahua (CEDHEM).

“Juvenicidio y feminicidio son crimen de Estado. Chihuahua presente”, fue la pancarta que portó la activista, quien fue abogada de Marisela Escobedo, asesinada hace cuatro años frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua.

A la marcha en repudio del gobierno de Peña Nieto y por la localización de los jóvenes normalistas desaparecidos en Guerrero se unió también un grupo de mineros fundadores de la Sociedad Cooperativa Santa Fe de Guanajuato, quienes desde hace años reclaman derechos sobre la empresa por una supuesta compra fraudulenta por parte de la minera canadiense Great Panther Silver.

Los cooperativistas llevaban varias mantas con mensajes de solidaridad con los normalistas, pero también “con las familias mineras en Guerrero”.

También representantes de Amnistía se integraron a la marcha, así como maestros del Movimiento Democrático de Trabajadores de la Educación, quienes repartieron volantes recordando que este 1 de diciembre se cumplieron 66 días de los hechos sangrientos en Iguala, que culminaron en el asesinato de tres normalistas y tres civiles, así como la desaparición de otros 43 estudiantes que aún son buscados por sus familias.

Protesta en Campeche

Eclipsados por eventos oficiales que ocuparon los espacios tradicionalmente utilizados para protestas populares, miembros del recién integrado Consejo del Poder Popular se manifestaron esta noche para exigir la renuncia de Peña Nieto y la aparición con vida de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa.

Los manifestantes se reunieron esta noche en la Alameda donde arrancaron su protesta con un mitin, para posteriormente marchar por el Circuito Baluartes con rumbo al primer cuadro de la ciudad y, aunque originalmente se dirigían el parque principal, se dispersaron en la Plaza de la República luego de un conato de represión.

En ese sitio, parapetados entre decenas de líderes de colonias y miembros del Frente Juvenil Revolucionario del PRI, el gobernador Fernando Ortega, acompañado por los titulares de los poderes Legislativo y Judicial, Edgar Hernández Hernández y Margarita Alfaro Waring, respectivamente, encabezaron la ceremonia del XV aniversario de la Declaración de Campeche como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Al pasar por ahí, los manifestantes, poco más de un centenar, que en su derrotero hicieron una parada también frente a la sede estatal del PRI, irrumpieron en el evento oficial con consignas contra Peña Nieto. Intentaron llegar hasta el presídium por el frente, pero les fue impedido por los priistas que escudaban a las autoridades.

No obstante, otro grupo de manifestantes logró el objetivo y tomó por atrás el presídium, aunque el grupo se dispersó cuando los escoltas del mandatario se aprestaban para reprimir.

Mientras tanto, en Mérida, la capital yucateca, cientos de personas encabezadas por miembros de la Asamblea Interuniversitaria de Yucatán salieron a las calles para sumarse también a la protesta nacional con una marcha que concluyó esta noche con un plantón en el centro de la ciudad, frente al palacio de gobierno.

Los manifestantes partieron del parque de San Juan hasta la Plaza Grande.

En Cancún, Quintana Roo, un grupo de “anarquistas” vio frustrado su intento de quemar una figura de cartón que representaba a Peña Nieto frente a la Plaza de la Reforma del palacio municipal.

Como suele ocurrir en las manifestaciones convocadas en esta ciudad, a partir de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, elementos de la Policía Preventiva y de Bomberos custodiaron el palacio municipal, que estaba además cercado con una valla de metal.

El grupo de unos 20 jóvenes con los rostros cubiertos llegó frente al cerco de metal y prendió fuego a una figura de un metro y medio de cartón con la leyenda “¡Renuncia Peña Nieto!”.

Sin embargo, elementos de bomberos se acercaron a la efigie del presidente y apagaron el fuego con extintores.

El grupo de presuntos anarquistas también lanzó piedras contra el palacio municipal y se retiraron del lugar, sin que hubiera detenidos.

Un total de 500 jóvenes participaron en la marcha, que inició en la zona conocida como El Crucero, en el antiguo centro de la ciudad, y concluyó en el palacio municipal. Y como parte de esta manifestación, estudiantes realizaron su primera asamblea universitaria.

En esta movilización no sólo participaron estudiantes de universidades públicas, sino también de colegios privados. No obstante, los universitarios se deslindaron de los “actos de violencia” del grupo de anarquistas.

Los inconformes concluyeron la marcha con un mitin en el parque de Las Palapas, ubicado a unos 100 metros de la plaza de la Reforma.

En Tabasco estudiantes normalistas y universitarios de diversas instituciones, así como del movimiento #YoSoy132, también realizaron una movilización para exigir la aparición de los normalistas.

Los estudiantes salieron de la Fuente de los Niños Traviesos hacia la sede del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, misma que encontraron cerrada y resguardada por una decena de agentes antimotines.

Los alumnos manifestaron su repudio a los políticos del país y luego continuaron su marcha hacia la Plaza de Armas, donde concluyeron su jornada con un mitin.

En Colima, alrededor de un millar de personas, en su mayoría estudiantes, marcharon por las principales calles de ciudad, también en demanda de la presentación con vida de los normalistas desaparecidos y para exigir la renuncia de Peña Nieto.

Los estudiantes salieron a las calles a pesar de que en días previos el director del Tecnológico de Colima, Saturnino Castro Reyes, y el rector de la universidad del estado, José Eduardo Hernández Nava se pronunciaron públicamente contra las manifestaciones en la vía pública.

También participaron representantes de organizaciones civiles y del Consejo Indígena de Zacualpan.

Uno de los momentos más tensos de la marcha fue cuando el contingente pasó por la sede estatal del PRI donde se realizó un pequeño mitin con consignas y gritos de “¡asesinos!”, mientras que de adentro con las puertas cerradas eran videograbados por jóvenes priistas.

Después del recorrido se realizó un mitin afuera del Palacio de gobierno donde los manifestantes guardaron un minuto de silencio y quemaron muñecos con las figuras de Peña Nieto y el gobernador y Mario Anguiano Moreno.

Al final, en el Jardín Libertad los manifestantes lanzaron al aire globos de Cantoya.

También se registraron movilizaciones en Tamaulipas, Michoacán, Puebla, Morelos, Quintana Roo y Yucatán. (Con información de Pedro Matías, Pedro Zamora, Verónica Espinosa, Patricia Mayorga, Rosa Santana, Sergio Caballero y Luciano Campos).

Proceso

Peña Nieto acepta que no es satisfactorio lo alcanzado por su gobierno en dos años

Arropado en esta entidad que gobierna la coalición que lo llevó a Los Pinos, el presidente Enrique Peña Nieto celebró el arranque de su tercer año de gobierno. Esta vez no hubo grandes discursos evocadores de logros gubernamentales, sólo un esbozo de autocrítica de su gestión, aduciendo su insatisfacción con los objetivos alcanzados, hasta que éstos, dijo, comiencen a repercutir en las condiciones socioeconómicas de las familias.

No estamos satisfechos por lo que hemos alcanzado, sí por lo que hemos logrado en el cambio estructural, pero ahora hay que ser perseverantes para asegurar que esos beneficios que sabemos vienen de estas reformas lleguen y beneficien a todas las familias, sostuvo Peña Nieto.

Sin triunfalismos, el Presidente sólo utilizó en una ocasión la palabracelebrar, en alusión al tercer año de gobierno. Sin embargo, dedicó más tiempo a la coyuntura y a reiterar su decálogo como ruta para salir de la situación, que a exaltar sus reformas estructurales, las que, dijo, se posibilitaron por el concurso de otras fuerzas políticas y han permitido –consideró– dar al país una nueva plataforma de crecimiento.

Lo ocurrido en Iguala, Guerrero, conocido por todos los mexicanos y ahí, afuera, en el exterior, es claro que marca un antes y un después, es claro que exhibió las vulnerabilidades que tienen, particularmente, los gobiernos municipales. Es claro que evidenció la debilidad institucional para hacer frente al crimen organizado, hoy en mayor número y sobre todo, con armas y con capacidades de fuerza mayores que hubiese tenido antes.

Peña Nieto informó que por la mañana remitió al Congreso la iniciativa de reforma constitucional con dos objetivos: conformar el mando único de las policías en los estados y la creación de mecanismos para disolver los ayuntamientos cuando existanseñales o sospecha clara y probadade que hay gobiernos municipales que están cooptados por el crimen organizado.

Acompañado de varios secretarios de Estado y el gobernador chiapaneco, Manuel Velasco Coello, Peña Nieto explicó las razones de su presencia en Chiapas el día del inicio de su tercer año de gobierno: confirmar el anuncio realizado el jueves pasado, en el marco de las medidas que se instrumentarán en materia de seguridad, de la integración de una zona económica especial en Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Consideró que el impulso a una estrategia especial para el sureste del país era una urgente necesidad para impulsar un desarrollo sostenido y equitativo en todas las regiones del país, toda vez que en los años recientes, el ritmo de crecimiento de estas entidades ha sido desigual, no ha ido al mismo avance que ha tenido el resto del país.

Peña Nieto estimó que esta estrategia permitirá conferir a esas entidades una atención prioritaria a partir de establecer un diagnóstico claro de las debilidades que han tenido para el crecimiento y definir nuevasfortalezas a partir de su conversión en zonas económicas especiales. Esto implicaría facilidades fiscales, créditos blandos e impuestos más bajos.

No podemos atender el problema o este frente, este reto social sólo con políticas de contención social, sólo con programas que deriven de la política social o a través de la contención política. Tenemos que hacer un cambio radical, un cambio explícito que posibilite mayor desarrollo, que venga industria, que haya mayores fuentes de empleos, de oportunidades para los habitantes de estas tres entidades.

En el arranque del segundo tercio de su administración, Peña Nieto aludió brevemente a su política social y a las reformas que ahora, espera, se concreten en las condiciones de vida de la sociedad. Habló de la evolución de Oportunidades a Prospera, del nuevo sesgo en la política social y de las reformas legales orientadas a buscar un cambio estructural en el país.

 
http://aristeguinoticias.com/0112/mexico/aun-falta-trabajo-por-hacer-senala-pena-nieto-al-iniciar-su-tercer-ano-de-gobierno/