Médicos brasileños podrán prescribir medicamentos derivados de la marihuana

El Consejo Federal de Medicina (CFM) anunció este jueves que permitirá que médicos brasileños prescriban el canabidiol (CBD), una de las sustancias químicas presentes en la marihuana, para el tratamiento de epilepsias. La resolución libera su uso en niños y adolescentes y apenas médicos de tres especialidades están aptos para recetar la sustancia, es decir, neurología, neurocirugía y psiquiatría.

Para que un médico prescriba el canabidiol será necesario que se registre en una plataforma desarrollada por la CFM, que estará disponible a partir del próximo lunes 15. Los profesionales de la salud también deberán registrar a los pacientes que estén sometidos al tratamiento de canabidiol y deben enviar informes periódicos al Consejo, aclarando los avances obtenidos por el uso de la sustancia.

La autorización es aún de “uso compasivo”, es decir, restringido a pacientes que no responden a los tratamientos convencionales. El CFM afirma que el canabidiol no debe sustituir completamente otras sustancias, “debiendo ser administrado de forma asociada”. Fue también restringida la dosis por vía oral de 2,5 miligramos por kilo, dividida dos veces al día.

Durante el anuncio, los voceros del Consejo Federal de Medicina advirtieron que la liberación de la sustancia deberá ser revisada dentro de dos años, con base a “nuevos elementos científicos”.

En cuanto a la importación del producto, que no es fabricado en Brasil, sólo podrá ser hecha con autorización de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa). Los pacientes y parientes de quienes la usan, o que quieren usar el canabidiol, deberán presentar una receta e informe médico, además de firmar términos de responsabilidad y formularios de solicitud de importación para remedios controlados.

Anteriormente, muchos médicos se negaban a suministrar la receta o firmar términos de responsabilidad conjunta por temer sanciones administrativas, ya que la práctica no era regulada por las autoridades médicas ni sanitarias.

Brasil 247