Mujeres puertorriqueñas marcharán para exigir la libertad de Oscar López Rivera

¡En el Puente, hasta su regreso! En una invitación que se extiende a todas las mujeres puertorriqueñas y a todos los grupos de mujeres que han participado en su manifestación, el grupo 33 Mujeres por Oscar, regresan este domingo 28 de diciembre al Puente Dos Hermanos para exigir la excarcelación del prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera.

En conferencia de prensa este lunes 22 de diciembre, las portavoces del grupo, Josefina Pantoja Oquendo y Alida Millán Ferrer, junto a Clarisa López, y José López Rivera, hija y hermano de López Rivera, respectivamente, anunciaron la ampliación de su demostración tanto a todas las mujeres puertorriqueñas como a los diversos grupos que les han acompañado durante los 20 meses que ya llevan celebrando esta demostración, cada último domingo de mes. La manifestación ha contado con la participación de un grupo de mujeres religiosas de todas las nominaciones, mujeres artistas, maestras, abogadas, sicólogas, trabajadoras sociales, periodistas, lesbianas, mujeres empleadas del Gobierno de Puerto Rico, médicas, madres de niñas y niños con diversidad funcional, abuelas, artesanas, y un grupo de niñas.

“La navidad es una época de buenos deseos, de mucha alegría y que mantiene viva la esperanza de que el compañero Oscar López, este boricua que tanto hemos aprendido a querer pise nuevamente terreno puertorriqueño en este nuevo año”, expresó Pantoja Oquedo.

Al extender la invitación Pantoja Oquendo apeló a la participación de todas las mujeres para que, “con una sólida y potente, como una sola voz reiteremos el llamado que es también el consenso nacional de Puerto Rico, un consenso tan importante como lo fue la salida de la marina de guerra de Vieques para que Oscar, éste prisionero como consecuencia de su lucha por la libertad patria pueda unirse a su hija, a su nieta, al resto de su familia y que no vuelva a pasar otra navidad tras las rejas”.

En tanto la hija de López Rivera, también expresó con hondo sentimiento, “apelo al corazón del presidente Obama que con solamente firmar un papel mi Papá podría estar en casa lo antes posible”. Reparó en que Obama es un abogado constitucionalista y que ha recibido un premio Nóbel de la Paz, pero que había que seguir trabajando, “pero mi Papá volverá”. A pregunta de la Prensa en relación al hecho de la liberación por parte de Estados Unidos de los conocidos como los Cinco Prisioneros Políticos Cubanos, comentó que para ella, este hecho representa un proceso esperanzador y abre la puerta para lograr lo que mucha gente cree imposible que es la excarcelación de López Rivera, y recordó que ya en el 1999 hubo la excarcelación de otros prisioneros políticos puertorriqueños.

“Quiero unirme a ese llamado de estas heroicas mujeres”, expresó José López. El hermano de Oscar planteó que según lo ve él y su familia, de los grupos que laboran en el esfuerzo para liberar a su hermano, quizás la gestión de las compañeras de las 33 por Oscar, es quizás la gestión mas importante. “Alguna gente les pueda caer esto como algo que no es correcto pero la persistencia, la constancia, es lo que en muchos momentos históricos ha determinado el curso de la historia y las mujeres históricamente han sido las mas persistentes, así que para nosotros es un gran honor compartir con ellas esta conferencia de prensa esperamos que las mujeres todas puertorriqueñas se unan en este esfuerzo yo creo que es simbólico que antes del día de los Reyes, año nuevo que se haga ese reclamo para traer a mi hermano a su casa Puerto Rico”.

Se informó que la actividad transcurrirá como siempre de 4:30 a 4:33 la intención es ocupar todo el puente con las asistentes. Se exhortó a que lleven sus instrumentos musicales, las mujeres que ya han participado a que lo hagan con su camiseta rosada y pañuelo azul, las que no lo tenga puede vestir de rosado.

Este próximo 6 de enero López Rivera cumplirá 72 años, de los cuales ha permanecido 33 en cárceles norteamericanas muchos de estos años en condiciones que violan sus derechos humanos.

Claridad