Nicaragua: Ejército mantiene apoyo activo al proyecto del canal interoceánico

Las declaraciones de respaldo a la construcción del Canal Interoceánico por parte del jefe del Ejército, general Julio César Avilés, y la aceptación de que la institución castrense ha apoyado desde un inicio con sus medios la movilización de funcionarios de ese proyecto, pone al descubierto que esa institución realiza actividades para una empresa privada extranjera.

“Es otra ilegalidad, HKND es una empresa privada”, criticó el general en retiro Hugo Torres.

El 27 de noviembre, cuando en el país se conmemora el Día del Soldado de la Patria, el general Avilés declaró a medios oficialistas, tras concluir el acto, que los miembros de esa institución están comprometidos en contribuir para que el proyecto del Canal Interoceánico sea una realidad. Avilés está convencido de que la obra traerá beneficios al país.

“Haremos cuanto esté a nuestro alcance para contribuir en la seguridad del Canal o contribuir en todas aquellas tareas que se nos plantean”, mencionó Avilés, según declaraciones que publicó en esa fecha el oficialista 19 Digital en su página de internet.
“COMO UN CUERPO DE MERCENARIOS”

Torres considera que el Gran Canal será la gran ilusión y “el Ejército va a quedar como un cuerpo de mercenarios al servicio de un dictador y al servicio de una potencia extranjera, si es que China estuviera detrás”, lo cual, “es muy triste”.
APOYO DESDE UN INICIO

“Ya ha sido anunciado que va a arrancar en las próximas semanas (la construcción del Canal), nosotros hemos estado apoyando desde un inicio en los procesos de desplazamiento, con nuestros medios navales, aéreos, para facilitar los estudios que se han estado realizando”, indicó el general Avilés el jueves pasado.

“Hemos respaldado, respaldamos y seguiremos haciendo cuanto podamos para contribuir a que esta obra sea una realidad, estamos seguros que los nicaragüenses lo vamos a lograr, que nos vamos a beneficiar absolutamente todos”.

El 23 de septiembre del año pasado, LA PRENSA publicó que el Ejército de Nicaragua violó la Ley de Acceso a la Información Pública al negarse a responder una consulta formal referida al monto que cobró esa institución castrense a la empresa HKND, propiedad del concesionario del Canal Interoceánico, Wang Jing, por el uso de un helicóptero de la entidad castrense para transportar a los expertos en su gira para determinar las posibles rutas del Canal, en agosto de ese año.

Para el general en retiro Torres, “Daniel Ortega además de entregar la soberanía del país ha puesto a las Fuerzas Armadas de la nación y a las fuerzas policiales en función de esta empresa privada de la cual él participa. Eso ya todos lo sabemos, no es de gratis”.

Sin embargo, en su alocución Avilés alegó que el Canal es un proyecto que no solo tendrá impacto en la economía nacional, sino que también representa “beneficio para los centroamericanos, para la región, para el continente y el mundo”.

Torres difiere del alegato de Avilés. “Detrás de eso están los grandes negocios de la familia Ortega Murillo, en los cuales van a invertir con seguridad los miles de millones de dólares que se han apropiado proveniente de la cooperación venezolana y que deberían estar en el Presupuesto General de la República”. Ese dinero, dice Torres, hubiera servido para cambiarle “la cara a Nicaragua”, con una serie de proyectos en beneficio de la población.

50,000 trabajadores serán requeridos para la construcción del Gran Canal, según los datos que ha proporcionado HKND.

La Prensa