Movimientos realizan marcha y Alianza del Pacífico pide más aportes a países ricos

Tal y como lo anunciaron, la marcha organizada por la Cumbre de los Pueblos en defensa del medio ambiente y de la madre tierra se realizó hoy desde las 10.30 de la mañana aproximadamente. Comuneros, comunidades nativas e indígenas son los principales protagonistas.

En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos y de la Conferencia de las Partes (COP20), donde autoridades nacionales e internacionales se reúnen para encontrar soluciones frente al cambio climático; los pueblos salieron a las calles a exigir que retiren las concesiones mineras y petroleras que dan desarrollo económico pero que contaminan su ambiente.

A ellos, se suman diversas organizaciones de la sociedad civil nacionales e internacionales involucradas en la misma lucha. La concentración empezó desde las 9 de la mañana en el Campo de Marte.

Las organizaciones peruanas que también participan son la CGTP, la Confederación Campesina y la Central Única Nacional de Rondas Campesinas (CUNARC).

Los pueblos afectados que llegaron esta semana a Lima para la Cumbre de los Pueblos, para pedir que se cambien las políticas de Estado en relación con el cambio climático, y a la ausencia del Ministerio del Ambiente en las zonas más alejadas y contaminadas.

También piden un mayor compromiso de líderes mundiales, de organizaciones civiles, para la conservación del medio ambiente. Cabe recordar, que en entrevista con La República, varios pobladores indígenas pidieron que no se haga más leyes, que se respete las que ya hay.

Además, denunciaron que el Estado no llega a las zonas alejadas y la consulta previa no existe.

RECORRIDO

Salieron del Campo de Marte, en la avenida Peruanidad en Jesús María, y luego se desplazaran por la avenida Brasil, avenida 9 de diciembre, avenida Grau, avenida Abancay, hasta entrar por el parque Universitario a la avenida Nicolás de Piérola, finalmente llegarán a la Plaza San Martín a las 4 de la tarde. Tal y como lo anunciaron, la marcha organizada por la Cumbre de los Pueblos en defensa del medio ambiente y de la madre tierra se realizó hoy desde las 10.30 de la mañana aproximadamente. Comuneros, comunidades nativas e indígenas son los principales protagonistas.

En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos y de la Conferencia de las Partes (COP20), donde autoridades nacionales e internacionales se reúnen para encontrar soluciones frente al cambio climático; los pueblos salieron a las calles a exigir que retiren las concesiones mineras y petroleras que dan desarrollo económico pero que contaminan su ambiente.

A ellos, se suman diversas organizaciones de la sociedad civil nacionales e internacionales involucradas en la misma lucha. La concentración empezó desde las 9 de la mañana en el Campo de Marte.

Las organizaciones peruanas que también participan son la CGTP, la Confederación Campesina y la Central Única Nacional de Rondas Campesinas (CUNARC).

Los pueblos afectados que llegaron esta semana a Lima para la Cumbre de los Pueblos, para pedir que se cambien las políticas de Estado en relación con el cambio climático, y a la ausencia del Ministerio del Ambiente en las zonas más alejadas y contaminadas.

También piden un mayor compromiso de líderes mundiales, de organizaciones civiles, para la conservación del medio ambiente. Cabe recordar, que en entrevista con La República, varios pobladores indígenas pidieron que no se haga más leyes, que se respete las que ya hay.

Además, denunciaron que el Estado no llega a las zonas alejadas y la consulta previa no existe.

RECORRIDO

Salieron del Campo de Marte, en la avenida Peruanidad en Jesús María, y luego se desplazaran por la avenida Brasil, avenida 9 de diciembre, avenida Grau, avenida Abancay, hasta entrar por el parque Universitario a la avenida Nicolás de Piérola, finalmente llegarán a la Plaza San Martín a las 4 de la tarde.

La República

Alianza del Pacífico pide a los países ricos más aportes al Fondo Verde

Los presidentes de la Alianza del Pacífico instaron en una declaración a los países desarrollados a realizar una “significativa capitalización del Fondo Verde para el Clima” (GFC) mediante el cumplimiento de sus “obligaciones de aumentar el apoyo financiero” para enfrentar el cambio climático.

En el marco de la cumbre de cambio climático de las Naciones Unidas (COP20), los mandatarios de Chile, Michelle Bachelet, de Colombia, Juan Manuel Santos, de México, Enrique Peña Nieto, y de Perú, Ollanta Humala, se reunieron en Lima para expresar su respaldo a la cita.

Los presidentes defendieron su posición después de que Perú y Colombia se comprometieran a aportar seis millones de dólares cada uno al Fondo Verde, cuya misión es financiar acciones de mitigación y adaptación al cambio climático en países en desarrollo.

Los mandatarios también expresaron su compromiso de presentar sus respectivas contribuciones de reducción de gases de efecto invernadero “lo antes posible” y la eventualidad de que dichos compromisos sean sometidos a “un mecanismo voluntario de supervisión y rendición de cuentas”.

Asimismo, declararon su voluntad de “explorar y adoptar a nivel nacional políticas, medidas y acciones de mitigación y adaptación”, que contribuyan al esfuerzo global contra el cambio climático y al desarrollo sostenible con crecimiento económico.

También manifestaron su determinación para que en Lima “se den pasos sustantivos para lograr un borrador que constituya una base sólida hacia la adopción del acuerdo global que se apruebe en 2015” y que ofrezca una señal clara a gobiernos, empresas y sociedad civil.

Los gobernantes expresaron su compromiso en favor del manejo sustentable de recursos naturales, incluyendo la agricultura, los bosques, el agua y la voluntad compartida para aprovechar los paneles intergubernamentales de Naciones Unidas.

Bachelet expresó que el cambio climático “es un asunto de una importancia y urgencia mayor, al que los países de la Alianza del Pacífico enfrentan “con una voz” común, aunque presenten “realidades diversas”, para que el acuerdo de la COP21 de París involucre “a las generaciones futuras y al conjunto de la vida en el planeta”.

“El desarrollo y la lucha contra el cambio climático no son objetivos excluyentes. Si no alcanzamos un acuerdo en París, es posible que estemos llegando demasiado tarde. Su éxito, dependerá en buena medida de los acuerdos alcanzados aquí y no tenemos derecho a fallar”, señaló Bachelet.

Por su parte, Santos afirmó que Colombia está dispuesta a “hacer lo que esté a su alcance para colaborar con el resto del mundo en la lucha contra las consecuencias del cambio climático” y consideró que la COP20 es una oportunidad para que la Alianza del Pacífico dé una “señal clara” de su compromiso.

“Igual que a las FARC les decimos que esta es la última oportunidad de lograr la paz, también creo que es la última oportunidad para el mundo de ponernos de acuerdo y evitar la catástrofe del deterioro de nuestro medio ambiente”, expresó Santos.

Peña Nieto comentó que “los graves efectos del cambio climático en el medio ambiente, la salud y el bienestar” de las poblaciones obliga a actuar de manera “urgente y solo la acción colectiva de todos los países permitirá obtener resultados satisfactorios, basados en agendas nacionales”.

El mandatario mexicano recordó el compromiso de su país de aportar diez millones de dólares al Fondo Verde y otros veinte millones al Fondo Internacional del Medio Ambiente (GEF) y reiteró la propuesta hecha en septiembre en Naciones Unidas de crear un grupo intergubernamental sobre el agua.

Por último, Humala urgió a los países industrializados y a los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) a avanzar en la capitalización del Fondo Verde. “Nosotros ya pagamos un costo adicional para remediar las consecuencias de fenómenos naturales que cada vez golpean con mayor ferocidad por culpa del cambio climático”, agregó.

RPP

Venezuela urge ante COP 20 detener lógica depredadora del capitalismo

Ante la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre Cambio Climático (COP20), el canciller de Venezuela, Rafael Ramírez, urgió este miércoles a los países a detener la lógica del sistema capitalista, para preservar la supervivencia de la humanidad y la vida del planeta.

Desde Lima, Perú, donde se lleva a cabo este encuentro, indicó que el problema climático no radica en el desarrollo de los recursos naturales, del petróleo, sino en su uso irracional y dispendioso.

“Lo que está en juego es la supervivencia de la especie humana, lo que urge es detener la lógica depredadora del sistema capitalista”, puntualizó Ramírez.

Recordó que durante el siglo pasado las grandes economías basaron el desarrollo de su modelo capitalista en el saqueo de los recursos naturales, por encima de la preservación del planeta.

Ramírez apuntó que por ello los grandes países desarrollados deben asumir el costo y financiamiento en el proceso de adaptación de los países en desarrollo frente al cambio climático.

“Nosotros, como países soberanos, no podemos aceptar que se pretenda imponer ningún tipo de gravámenes sobre la explotación de recursos naturales. Estos significaría una transferencia de responsabilidades de los países más desarrollados hacia los países productores en materia prima”, enfatizó Ramírez.

En este sentido, hizo votos para que esta conferencia de Lima “contribuya a fortalecer los principios y disposición de la Convención de Cambio Climático de las Naciones Unidas y al Protocolo de Kioto sin que nada haga retroceder el espíritu de los acuerdos logrados hasta ahora”.

Desarrollo armónico

En su discurso, Ramírez resaltó las acciones de la Revolución Bolivariana en enfrentar el cambio climático, y acotó que el proceso social “reivindica el desarrollo armónico de los recursos naturales”.

“El desarrollo de nuestros recursos naturales es cónsono con el respeto del ambiente, en beneficio de nuestro pueblo y otros pueblos hermanos”, agregó Ramírez.

Rememoró que Venezuela condena y prohíbe la deforestación, la contaminación de las aguas y la utilización de métodos de producción de petróleo y gas como la fracturación hidráulica (fracking), que resultan ambientalmente devastadores.

“Toda nuestra acción está orientada a cumplir con este objetivo. Nuestros compromisos de mitigación los asumimos como parte integral dentro de nuestro plan de desarrollo, en el esfuerzo de construir una sociedad justa basada en el respeto al hombre y a la naturaleza: una sociedad socialista”, dijo.

En Venezuela es ley de la República el Plan de la Patria 2013-2019, ideado por el comandante Hugo Chávez, que establece como objetivo histórico contribuir con la preservación de la vida en el planeta y salvar a la especie humana.

AVN