Presidentas de Argentina y Chile acuerdan visita al Vaticano para celebrar 30 años del Tratado de Paz

El 4 de noviembre la Presidenta Michelle Bachelet tenía programado visitar Buenos Aires para participar de la celebración del denominado 30+5, es decir, la conmemoración de los treinta años de la firma, en 1984, del Tratado de Paz entre Chile y Argentina que puso fin al conflicto del Canal del Beagle, además de la celebración de los cinco años del Tratado de Maipú, sobre integración y cooperación que ambos países firmaron a fines del primer gobierno de Bachelet.

Este plan, sin embargo, debió ser suspendido luego de que la mandataria trasandina, Cristina Fernández fuera internada en una clínica de Buenos Aires por problemas de salud.

La postergada cita fue reprogramada y se concretará finalmente en el Vaticano, con la visita conjunta de ambas gobernantes al Papa Francisco.

Esto, como una forma de recordar el rol que cumplió en ese momento la Santa Sede, que, a través del Papa Juan Pablo II, medió el conflicto entre Chile y Argentina.

La información fue corroborada ayer en la tarde por el ministro de la Secretaría General de Gobierno, Alvaro Elizalde: “Quisiera confirmar que el Papa Francisco ha invitado a la Presidenta Michelle Bachelet junto a la Presidenta de Argentina a visitar el Vaticano para celebrar los 30 años del Tratado de Paz y Amistad entre nuestros pueblos”.

Junto a esto, el vocero aseguró que la Mandataria se sentía “muy honrada por la invitación” papal.

Pese a que la fecha del encuentro aún no ha sido oficializada y debe ser coordinada entre los dos países y la Santa Sede, fuentes de gobierno aseguraron que la cita te se concretaría a mediados de enero de 2015.

Las gestiones para materializar el viaje se iniciaron una vez que fue suspendida la cita original de noviembre en Buenos Aires. En esa ocasión estaba programada una reunión entre Bachelet y Fernández, en la que se realizaría un contacto con el Papa Francisco por medio de una videoconferencia desde Roma.

Así, bajo este escenario, altas fuentes diplomáticas aseguraron a La Tercera que desde Argentina surgió la idea, con apoyo del Papa, de que ambas Presidentas viajaran hasta el Vaticano para materializar la reunión.

Durante los últimos días, el canciller Heraldo Muñoz se mantuvo en contacto con su par argentino Héctor Timerman para ver la viabilidad del encuentro, el que finalmente fue aprobado por Bachelet. La Presidenta es la única mandataria de la región que aún no visita al Sumo Pontífice.

Pese a que estaba contemplado que el anuncio fuera realizado por la Santa Sede y las respectivas cancillerías, la noche del lunes, durante una cena ofrecida a los medios de comunicación locales, Fernández comentó que el Vaticano había cursado una invitación a ambas mandatarias para conmemorar los 30 años del Tratado de Paz.

Desde el gobierno chileno aseguran que ven con buenos ojos la realización de un encuentro con el Papa Francisco. Esto, ya que le dará la oportunidad de oficializar la invitación que se espera hacer para que el Pontífice visite Chile, intención que ya ha sido manifestada por la embajada chilena ante la Santa Sede, así como también por la Conferencia Episcopal.

De hecho, originalmente la cancillería chilena tenía programado concretar un viaje a Roma, específicamente al Vaticano, durante mayo, mes en que la Presidenta viajará a Italia para visitar el pabellón de Chile en la Expo Milán 2015.

Durante los últimos días han surgido una serie de especulaciones respecto de una eventual visita del Papa a Latinoamérica.

El lunes, el Presidente Evo Morales aseguró que el Papa Francisco visitará Bolivia durante 2015, insistiendo que sólo queda definir las fechas en las que se concretará el viaje.

A inicios de diciembre fue el propio Pontífice quien aseguró que visitaría tres países de Latinoamérica e 2015, sin revelar cuáles. Junto a esto, tiene contemplado volver al continente en 2016 y visitar Argentina, Paraguay y Uruguay.

La Tercera