Puerto Rico solicitará participar en comisión estadounidense que visitará Cuba en enero

El gobierno de Puerto Rico solicitará participación en la comisión estadounidense que visitaría Cuba a partir de enero, tras el anuncio del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

El secretario de Estado, David Bernier, adelantó ayer que hará un acercamiento formal a la subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Roberta S. Jacobson, quien encabezaría la visita a la vecina isla a principios del próximo año 2015.

“Vamos a hacerlo por escrito para ver si hay posibilidad de que en ese primer encuentro haya una participación, ya sea del gobernador Alejandro García Padilla, de este servidor o de ambos. Entendemos que es una buena oportunidad”, indicó Bernier en entrevista con El Nuevo Día.

El funcionario dijo que informalmente ya ha manifestado su interés de tener participación. “Nosotros hablamos con esa oficina frecuentemente”, dijo Bernier en referencia a la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del gobierno estadounidense.

“Siempre hemos dicho que cualquier espacio que pueda repercutir en beneficio al posicionamiento de Puerto Rico nosotros lo consideramos. Paralelo a eso, Puerto Rico ha mantenido vínculos académicos, culturales y deportivos con Cuba independientemente a la realidad prevaleciente antes del discurso (en el que se anunció el restablecimiento de las relaciones)”, añadió el funcionario.

Reunión mañana

Bernier indicó, además, que mañana sostendrá una reunión con el sector privado para comenzar a evaluar varios informes sobre los retos y posibilidades que representa Cuba al normalizarse las relaciones con Estados Unidos. El estudio más reciente lo realizó la Asociación de Industriales, dijo.

Destacó que estas reuniones que llevará a cabo son independientes a otros esfuerzos. “El tema de Cuba tiene que formar parte de la agenda y hay que darle seguimiento a cómo progresan las conversaciones tanto en el Ejecutivo como a nivel congresional. El nuevo escenario obliga a la consideración específica del asunto de Cuba”, subrayó Bernier.

En ese contexto, Bernier destacó que el gobierno puertorriqueño hace su propia gestión, debido a la realidad caribeña y latinoamericana y al historial de vinculación que ha unido a Puerto Rico y a Cuba. “Cuando se normalicen las relaciones, hay que tener unos pasos adelantados” para competir con estados como la Florida, concluyó Bernier.

El Nuevo Día