Agencias de noticias estatales acuerdan fortalecer la Agencia de Noticias Suramericana

Representantes de la Unión Latinoamericana de Agencias de Noticias (ULAN), creada en 2011, debatieron este jueves en Ecuador sobre los límites éticos del periodismo y coincidieron en que es preciso replantear el rol de esta profesión en esta región, cuyos procesos políticos progresistas enfrentan el asedio de los emporios de la comunicación superditados al poder económico.

Santiago Aragón, vicepresidente de la agencia argentina Télam, señaló en la primera sesión de este foro que se extenderá hasta el viernes que ningún poder es más poderoso que el poder de los Estados, en tanto éste representa a la población.

“Insisto que replantear el rol de la libertad de expresión es también replantear el rol del periodismo en la región, entendiendo que formamos parte de un construcción que no puede ser ajena a los intereses del Estado en el que trabajamos”, afirmó en el evento que reúne a las agencia públicas de noticias en la sede la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Quito.

En su opinión, el segundo desafío es el tratamiento de la información y el reto de que los profesionales de la comunicación es trabajar “mano a mano con la información”.

“Me parece que el desafío, en última instancia (…) no es qué hacemos los periodistas con la información, sino qué hacen los ciudadanos con la información”, enfatizó.

El representante de la Agencia Boliviana de Información (ABI), Jorge Cuba, expuso la experiencia en su país, donde la prensa opositora busca, con base en eufemismos, sentar una suerte de preceptos de que el proceso político liderado por el presidente Evo Morales en los últimos nueve años ha llegado a su fin.

Además refirió el reto de los medios frente a una campaña emprendida con el fin de influir en la percepción de la ciudadanía y en el voto frente a las elecciones de 2020.

Rolando Vizarraga, delegado de la peruano de la Agencia Andina, se refirió al tema de la credibilidad y del trabajo para desmarcarse del estigma de medio oficialista para ahora ser uno de los referentes de los medios privados.

“Creo que hemos avanzado mucho en el tema de la credibilidad y en poder romper en la imagen anterior de oficialista para convertirnos en un medio público”, indicó.

De su lado, el gerente general de la agencia ecuatoriana Andes, Alexander Martínez, consideró que el trabajo diario debería reflejar la salud del periodismo en la esfera pública pero con una responsabilidad de cara hacia los ciudadanos y no a intereses mercantiles.

Señaló que los linderos de la libertad de expresión deben estar marcados “con un compromiso con reflejar claramente la verdad”.

La enviada de la agencia mexicana de noticias (Notimex), María Leticia Mancilla, dijo que el reto de los comunicadores “es partir de principios éticos que definan los servicios a la sociedad”, y de valores como la credibilidad y la veracidad sobre los hechos desde la pluralidad de opiniones, el respeto a la diversidad y la investigación periodística.

Por su parte, el presidente de la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), Freddy Fernández, manifestó la importancia de no confundir libertad de expresión con libertad de prensa.

Orlando Pérez, invitado como director del periódico público El Telégrafo habló por su parte de la una “enorme” politización de la prensa y de la comunicación, y también de la ciudadanía en los países del Sur, lo cual consideró un elemento novedoso en esta región y provechoso porque los pueblos han entendido que existe una prensa que “no está haciendo su verdadera tarea”.

En representación de Brasil la responsable editorial de la Empresa Brasileña de Comunicación (EBC), Cristina Lana, aseveró que en su país existe una “campaña oscura” contra la Agencia Brasil, que pertenece a esta entidad, para desacreditarla, aún cuando esta hace un periodismo que trata de retratar el día a día del país y no trabaja bajo la directriz del gobierno.

En la primera de dos jornadas de la IV Reunión de la ULAN, inaugurada por el secretario general de Unasur, Ernesto Samper, y el secretario ecuatoriano de Comunicación, Fernando Alvarado, se acordó elaborar el protocolo de funcionamiento de la Ansur, la Agencia de Noticias Suramericana, que venía funcionando hace año en un portal web, según explicó a Andes el delegado de la argentina Télam. “Necesitamos que la información que produzca cada país, sea contada por su propia agencia pública”, indicó. La idea es que las agencias de la región trabajen de manera asociada para alimentar la Ansur.

Andes