Demanda marítima a Chile: García Linera, vicepresidente boliviano, calienta la previa de los alegatos

A cinco días de la apertura de los alegatos orales en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Bolivia muestra su unidad y consistencia, mientras que Chile no logra definir una estrategia coherente y carece de argumentos jurídicos, afirmó ayer el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera.

“Bolivia se mantiene unida, ha apelado a la justicia, a la historia, al derecho y a los procedimientos internacionales de justicia y va muy confiada en su punto de vista y su posición”, expresó García Linera en declaraciones a los periodistas en la capital cruceña.

Bolivia presentó el 24 de abril de 2013 una demanda contra Chile ante la CIJ en busca de que este tribunal falle y declare que Santiago tiene la obligación de negociar de buena fe y en un plazo determinado un acuerdo que le permita un acceso soberano al mar.

El 15 de julio de 2014, Chile objetó la competencia de la Corte con el argumento de que el Tratado de 1904 resolvió los asuntos pendientes con Bolivia, situación que desmintió La Paz.

Con todo, la Corte Internacional convocó a Bolivia y Chile para que argumenten sus posiciones en los alegatos orales que se iniciará el 4 de mayo y que se extenderá hasta el día 8 del mismo mes.

En medio de este escenario, el diario chileno El Mercurio difundió el 26 de abril una encuesta elaborada por la Escuela de Gobierno de la Universidad del Desarrollo en la que se dio cuenta que el 54% de los entrevistados cree que será negativo para Chile el fallo que vaya a emitir la Corte Internacional.

Pero además, el 49% de las personas encuestadas respondió que la Corte no aceptará la objeción que presentó La Moneda para que este tribunal se declare incompetente sobre la demanda marítima boliviana.

García Linera opinó que este escenario se da porque las autoridades chilenas “no han podido convencer a su opinión pública respecto a la veracidad de sus argumentos”.

En cambio, dijo, “acá en Bolivia, toda Bolivia está unidad, toda Bolivia está confiada, porque nos apegamos a la verdad y no vamos a usar argumentos políticos para hacer valer nuestro derecho, vamos a usar argumentos legales, argumentos históricos, argumentos jurídicos”.

Así el vicepresidente aludió al canciller de Chile Heraldo Muñoz que el lunes señaló que “en la Corte se argumentará jurídicamente, pero también hay elementos políticos que hay que tomar en cuenta y que estarán presentes en La Haya”, reportó La Tercera.

Estas declaraciones “muestran que no logran definir una estrategia coherente”, argumentó García Linera, tras apuntar que está claro que “ellos están admitiendo que no tienen los argumentos jurídicos válidos, y por eso quieren recurrir a argumentos políticos”.

“No cabe duda que estamos en un nivel de superioridad jurídica, legal, histórica y moral en nuestros planteamientos”, enfatizó.

Bulnes abrirá alegatos orales en la Corte
El lunes 4 de mayo y durante 180 minutos (09.00-12.00 hora boliviana), el agente de Chile Felipe Bulnes argumentará la excepción preliminar que presentó su país con el fin de objetar la competencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, Holanda, para tratar la demanda marítima de Bolivia.

Los alegatos serán televisados por el sistema de la Organización de las Naciones Unidas y traducida en simultáneo al castellano, informó el agente boliviano.

El 5 de mayo es feriado en Holanda por la celebración del Día de la Liberación y por tanto las audiencias se retomarán el día 6 con la intervención del agente de Bolivia Eduardo Rodríguez Veltzé (04.00-07.00 horas, según la verificación que hizo Cambio).

Al día siguiente, el equipo jurídico de Chile dará la réplica ante la Corte, pero sólo durante una hora y media (10.30-12.00). A estos alegatos, el equipo jurídico de Bolivia responderá con la dúplica en el mismo lapso de tiempo (09.00-10.30 hora boliviana).

“Las audiencias se referirán únicamente a la objeción de la jurisdicción planteada preliminarmente por Chile”, señala la CIJ.

El Mercurio quiere afectar al tribunal
El periódico El Mercurio genera un escenario para que Chile desconozca la legalidad de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), y, a partir de ello, impulsar un cambio institucional, agobiado por una grave crisis política, alertó ayer Roberto Muñoz, director de la Casa Bolívar-Chile.

“El Mercurio crea verdades, no las dice, las crea, que es algo mucho más profundo todavía”, dijo Muñoz a la radio estatal Patria Nueva, tras añadir que el diario chileno es parte interesada en el caso del mar, pues viene de la oligarquía que estuvo detrás de la invasión a Bolivia en 1879.

En ello se enmarca la encuesta que difundió el medio escrito, en el que se señaló que el 54% de los entrevistados cree que será negativo para Chile el fallo que vaya a emitir la Corte Internacional.

Muñoz dijo que esto apunta a “preparar el terreno para que se desconozca lo que diga La Haya” e impulsar “una campaña patriota de defensa de la soberanía, que implique agravar las diferencias con Bolivia y que derive finalmente en el impulso de una reforma institucional que aplaque la crisis política que envuelve a la política chilena”.

Además mencionó la situación interna que enfrenta la presidenta Michelle Bachelet por presuntos hechos irregulares que afectaron su nivel de popularidad.

En ese marco se anotan las denuncias contra el hijo de la mandataria, Sebastián Dávalos Bachelet, y su esposa, Natalia Compagnon, por el eventual “uso de información privilegiada” y “tráfico de influencias” tras la compra de terrenos en la ciudad de Machalí (sur) que luego se vendieron a un mayor precio, por un proyectado cambio en el uso de suelos.

Cambio