Evo Morales: “Chile tiene que responder si va a respetar o no las decisiones de La Haya”

El Gobierno de Bolivia demandó ayer a su similar de Chile que sea un “modelo de país” y respete la competencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y señale con claridad si acatará el fallo que emita este tribunal sobre la demanda marítima boliviana.
La postura, expresada por el presidente del Estado, Evo Morales, surge un día después de que los exmandatarios chilenos Sebastián Piñera y Eduardo Frei preguntaron si Bolivia cumplirá el fallo que emita el principal órgano judicial de las Naciones Unidas.
En una conferencia de  prensa en la ciudad de Santa Cruz, Morales señaló con firmeza que “Bolivia es muy respetuosa de todas las decisiones que emita” la Corte Internacional de Justicia.
“Nosotros presentamos la demanda contra Chile en el Tribunal de La Haya para buscar soluciones pacíficas para que desde La Haya se haga justicia por historia, por derecho y por razones, por tanto Chile es el que tiene que responder si va a respetar o no las decisiones de (la CIJ) La Haya”, enfatizó Morales.
Bolivia perdió su acceso soberano al Pacífico luego de la invasión armada de Chile de 1879, tras la cual se la apartó de 120.000 kilómetros cuadrados de territorio y más de 400 kilómetros lineales de costa.
En busca de una solución definitiva, Bolivia presentó el 24 de abril de 2013 una demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia en busca de un fallo que obligue a Santiago a negociar de buena fe y en un tiempo determinado un acuerdo que le devuelva su cualidad marítima.
La demanda boliviana se basa en los actos unilaterales que asumieron presidentes, cancilleres y embajadores de Chile al comprometerse, antes y después de la firma del Tratado de 1904, a devolver a Bolivia su acceso al océano Pacífico.
Estos ofrecimientos fueron traducidos en notas diplomáticas y memorándums intercambiados entre 1920 y 1983, que “son muchos y no están siendo respetados por parte de Chile”, recordó Morales.
“Yo pido muy respetuosamente a Chile que sea un modelo de país al respetar compromisos, el derecho internacional y las competencias de la Corte Internacional, con sede en La Haya”, demandó el Primer Mandatario.
Recordó además que Chile es el que “intenta desconocer la competencia de La Haya” y con ello “no reconoce el derecho internacional”. “¿Qué autoridad tiene como Gobierno de Chile?”, se preguntó Morales.
Sin hacer referencia al mandatario boliviano y siguiendo la pauta de su estrategia, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, señaló que “un país que va a La Haya debiera respetar lo que La Haya defina”.
Insistió además en su argumento que “el Tratado de 1904 definió las fronteras” para invalidar la competencia de la Corte.
Este intercambio de criterios surge a menos de 15 días de que Bolivia y Chile asistan a la fase de alegatos orales en la Corte Internacional, tribunal que debe responder a la objeción que presentó Santiago el 15 de julio de 2014. La ronda de intervenciones la iniciará Chile el 4 de mayo, Bolivia responderá el día 6. La segunda ronda se realiza el 7 de mayo con Chile y cierra Bolivia el día 8 del próximo mes.

Mesa ve ironía y contradicción en Santiago 
Con sorpresa recibió el representante internacional para la Causa Marítima, el expresidente Carlos Mesa, el pedido de los exmandatarios de Chile que demandan a Bolivia que responda si respetará o no el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).
“No deja de ser sorprendente que el país demandado, Chile, le pregunte al país demandante, Bolivia, si va a cumplir los fallos de la Corte. Es una ironía”, indicó Mesa.
Recordó que Bolivia apela a la Corte porque cree que es el mecanismo idóneo para resolver controversias pendientes entre Estados y porque los fundamentos jurídicos “son lo suficientemente sólidos como para que el país tenga plena confianza en el éxito en cuanto se refiere al fallo de la Corte”.
Mesa señaló que La Moneda plantea este escenario por “la inseguridad de su argumentación jurídica”, pero además muestra una contradicción porque Chile es el país demandado, el que objeta la competencia de la Corte, es el que pregunta si Bolivia cumplirá los fallos. “Ahí hay una contradicción”, indicó.

Representante reactiva labor tras alegatos
El representante internacional para la Causa Marítima, el expresidente Carlos Mesa, estableció una pausa en la difusión de los argumentos de la demanda contra Chile, que será retomada tras los alegatos orales que se presenten en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en mayo.
La labor se reanudará en la segunda quincena del próximo mes y comprenderá viajes a países de América Latina, Europa y Asia.
Mientras tanto, La Moneda desplazó a su canciller, Heraldo Muñoz, a visitas a países de Europa, de donde recién retornó el expresidente Mesa.
En el marco de su gira por Rusia y Bélgica, Muñoz se reunió con el Consejo de la Unión Europea (UE), en Bruselas, reportó La Tercera. En la cita, Muñoz explicó las razones de Chile para objetar la competencia de la Corte Internacional, basadas en el Tratado de 1904, argumento desvirtuado por Bolivia porque su demanda no se origina en ese acuerdo, sino en los actos unilaterales de los Estados.

Cambio