México: indígenas yaquis harán caravana nacional en defensa del agua y el territorio

En un capítulo más en su lucha por tierras y autonomía, ahora la tribu yaqui, originaria de Sonora, organiza la Caravana Nacional por la Defensa del Agua, el Territorio, el Trabajo y la Vida, misma que durante el mes de mayo recorrerá 70 localidades en 22 entidades del país.

Su preocupación por “la ola de reformas estructurales capitalistas que están poniendo en peligro la existencia de nuestra nación, despojándonos de nuestro propio territorio y poniendo en riesgo la vida misma con los llamados megaproyectos, la militarización, la inseguridad y la privatización de los bienes comunes” impulsa a los yaquis a realizar esta caravana.

En esta propuesta también intervienen decenas de pueblos originarios, organizaciones campesinas y urbanas, no partidistas, afectados ambientales, usuarios del agua y la energía eléctrica, sindicatos, universidades, maestros, jóvenes, ecologistas, comunidades eclesiales de base y organismos de derechos humanos, según Tomás Rojo, vocero del pueblo yaqui.

En entrevista destaca que son tres los objetivos de la caravana:

“Visibilizar las múltiples crisis del agua, el territorio, el trabajo y la vida que se están profundizando en todo México. Fortalecer y articular las luchas de resistencia popular en contra del modelo neoliberal y sus reformas estructurales, haciendo frente a la creciente criminalización y represión de la protesta social en nuestro país. Y abrir un proceso nacional de organización y articulación en torno a la defensa del agua, su reapropiación por parte de la población y contra la propuesta de ley privatizadora del mal gobierno.”

Luego rememora que hacia 2007 se celebró una reunión continental de los pueblos indígenas de América, y allí se hizo una alianza y un pacto en defensa de los pueblos originarios “y, en algún momento que hubiera una afectación, íbamos a recurrir a todos, y estamos apelando a ese pacto, e invitamos a toda la comunidad mexicana”.

El 11 y 13 mayo partirán tres caravanas, una desde Vícam, en Cajeme, Sonora, y otra desde Pijijiapan, Chiapas, y una más de Piedras Negras, Coahuila, hacia la Ciudad de México. Serán 11 días de jornadas a lo largo de las rutas; además, eventos simultáneos se realizarán en otros estados, con acciones, asambleas, foros y conferencias de prensa.

Así, “expondremos las innumerables luchas que están creciendo frente a la imposición corrupta y violenta de trasvases por medio de acueductos, minería tóxica, fracking, presas, eólicos, gasoductos, termoeléctricas, devastación de los bosques, urbanización salvaje, autopistas, privatización de la energía y los sistemas de agua, contaminación agroquímica e industrial, la destrucción de nuestras semillas originales por los transgénicos y la sobreexplotación de los trabajadores mexicanos”, explica Rojo, quien subraya que los recursos naturales están muy ligados a su cultura y costumbres.

El miércoles 20 de mayo celebrarán en Plan de Ayala, Morelos un Encuentro Indígena, Campesino y Popular para relanzar un Nuevo Plan de Ayala en defensa del agua y de la tierra.

Así, las caravanas del norte y del sur convergerán un día después en Xochimilco, Distrito Federal, para luego dirigirse, el viernes 22, al Zócalo de la Ciudad de México.

Proceso