Nicaragua concluye alegatos en La Haya por disputa fronteriza con Costa Rica

Nicaragua presentó este miércoles ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sus conclusiones orales en la disputa fronteriza que desde 2010 le enfrenta a Costa Rica por supuestos daños ambientales al río San Juan.

El embajador de Nicaragua en Holanda y representante ante la Corte, Carlos Argüello, señaló al alto tribunal que en su opinión “el área en disputa presenta numerosas dificultades geográficas”, que “las imágenes y mapas no son sustituibles” y que es “necesario el chequeo directo sobre terreno”.

La presentación de las conclusiones orales de Nicaragua ante la Corte siguen a la efectuada el martes por Costa Rica. Argüello ha destacado que en el informe encargado por Costa Rica a un experto británico se “recomienda el análisis sobre el terreno directamente”. Ese documento al que se refirió el diplomático nicaragüense fue elaborado por el profesor de Geografía Física de la Universidad de Nottingham (Reino Unido) Colin Thorne y forma parte de la documentación presentada por el Gobierno de San José ante la CIJ.

El diplomático nicaragüense indicó que numerosas autoridades han trabajado en el área en disputa, al tiempo que reconoció que esa diferencia “no se solucionará hasta que no se concrete una autoridad encargada de analizar el territorio”. Argüello ha defendido que “Nicaragua ha trabajado en el área durante décadas”, un territorio que en su opinión “no estuvo en disputa hasta 2011”, al tiempo que destacó que le consta “la primera vez que las autoridades costarricenses entraron en el área en disputa fue en octubre de 2010”.

La zona en cuestión es Harbour Head y es territorio nicaragüense.

Costa Rica demandó a Nicaragua frente la CIJ en 2010 por una supuesta invasión de ese país de ese territorio, una zona fluvial cercana a la costa del Caribe.

En esta misma audiencia, el abogado de Nicaragua, Paul Reichler, rechazó los argumentos de Costa Rica que acusan a su defendido “de causar daños en territorio costarricense”. También dijo que “Costa Rica tenía conocimiento del plan de Nicaragua para limpiar la parte baja del río que le impedían su navegación”.

Asimismo afirmo que “el plan que Nicaragua diseñó” estaba “únicamente destinado a limpiar los sedimentos del río” y recordó que el propio Sergio Ugalde, embajador de Costa Rica en Holanda, reconoció estos hechos en sus conclusiones del martes. Agregó que el informe de Thorne habla de “daño potencial” pero “no de ninguna evidencia de daños”.

En esta línea también aclaró que “no le constan daños en el Río Colorado ni ningún otro parte de territorio costarricense” y de que el vecino país “no ha podido presentar ninguna evidencia” en este sentido por lo que a su juicio su reclamación “no se sostiene.”

Nicaragua terminará de presentar sus últimas conclusiones orales el jueves, mientras que Costa Rica cerrará el viernes el periodo de audiencias públicas, según el calendario de la CIJ.

Se trata de las últimas audiencias públicas que celebra la CIJ en el caso, antes de comenzar, a partir del 1 de mayo el periodo de deliberación sobre el caso, que normalmente dura entre cuatro y seis meses, de acuerdo con las fuentes jurídicas consultadas.

La Primerísima