Peña Nieto admite que la Justicia “es excluyente, lenta, inaccesible y genera impunidad”

La justicia en sus diferentes materias está rezagada, olvidada y rebasada. Es excluyente, lenta compleja y costosa, además de inaccesible y poco útil, por lo que genera espacios de ilegalidad, impunidad, corrupción y abuso.

Esos fueron los calificativos que empleó el presidente Enrique Peña Nieto al recibir este lunes una serie de propuestas del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) en diferentes materias jurídicas que, mandatario e institución, dieron en llamar “justicia cotidiana”.

Durante el acto celebrado en el Museo Nacional de Antropología, Peña Nieto sostuvo que se trata de “un desafío estructural”, y reconocerlo es el primer paso para encontrar soluciones de fondo.

“Cuando hablamos de justicia pareciera que sólo nos referimos a aquello que tiene que ver con el ámbito penal, cuando de los millones de asuntos –más de dos millones 100 mil, según el CIDE– que se ventilan en distintas instancias de justicia de nuestro país, solamente 13% tienen que ver con el ámbito penal. Los otros son del ámbito laboral, civil y mercantile”, explicó.

En su mensaje, Peña Nieto consideró que los males de esas materias jurídicas están presentes desde hace décadas y se agravaron por el crecimiento de las ciudades y la población.

Las propuestas de reforma en “justicia cotidiana” fueron anunciadas por el Ejecutivo el pasado 27 de noviembre, en medio de la crisis de su administración detonada por la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, y luego por los escándalos relacionados con contratistas gubernamentales proveedores de casas para la familia presidencial y colaboradores cercanos al mandatario.

Entre las 10 medidas anunciadas en aquella ocasión, Peña Nieto destacó la instrucción al CIDE para que elaborara propuestas, con lo que –dijo– se dará paso a una nueva etapa de reformas.

El CIDE y otras otras 14 instituciones y organizaciones relacionadas con la ciencia juridical participaron en foros donde surgió un diagnóstico y las propuestas que se le entregaron hoy a Peña Nieto.

Como se recordará, algunos de los tópicos abordados en lo que el mandatario llama “justicia cotidiana” estaban incluidos en los acuerdos del Pacto por México, cuyos trabajos se cerraron una vez que fueron aprobadas las 11 reformas de contenido económico predominantemente.

Al acto asistieron el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera; el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez; el director del CIDE, Sergio López Ayllon, así como legisladores federales y representantes del Poder Judicial federal y de las entidades federativas.

Previo a la llegada de Peña Nieto, una mampara, de las que suelen emplearse para adornar los actos presidneciales, cayó sin que hubiera lesionados. Al arribar el Ejecutivo, personal de logística y el Estado Mayor Presidencial ya habían reparado el desperfecto.

Proceso