Presidente ecuatoriano toma juramento a nuevos ministros

El presidente Rafael Correa posesionó ayer a 11 nuevos ministros y funcionarios del Estado. Entre las nuevas autoridades están Diego Aulestia como ministro de Comercio Exterior, Miguel Egas como ministro de Industrias, Javier Córdova como ministro de Minas, Catalina Ontaneda en Deportes, María de los Ángeles Duarte en Desarrollo Urbano y Vivienda, Nathalie Cely en Coordinación de la Producción, Richard Espinosa en el Consejo Directivo del IESS y Guillaume Long en Cultura.

También se posesionó a Andrés Aráuz como ministro Coordinador de Talento Humano; Santiago Vásquez en el Servicio de Contratación Pública, y Eliécer Cruz como gobernador de Galápagos (vea los perfiles de los funcionarios en www.telegrafo.com.ec).

Durante su discurso, el presidente Correa señaló que posiblemente esta será la última posesión de ministros de esta envergadura, “porque estamos en la última etapa de mi gobierno”. El Primer Mandatario señaló que no solo hay que hacer “las cosas extraordinariamente bien, sino rápido”.

El Jefe de Estado enfatizó que la movilización permanente, provocar incidentes, desafiar la ley y los rumores son recetas de la oposición para desestabilizar a los gobiernos progresistas. Según Correa, se adelantó que sería un momento difícil para el país, pero “en vez de juntar hombros, trataron de pescar a río revuelto”.

Por la caída del precio del petróleo, agregó, en el primer trimestre se perdieron $ 2.000 millones por exportaciones. Puntualizó que a pesar de ello, “el jaguar está despierto” y Ecuador sigue creciendo “4 veces el promedio de la región”.

El Presidente ratificó que no está trabajando para futuras elecciones, sino para futuras generaciones. “No me eligieron para las próximas elecciones, sino para darles un país mejor a las nuevas generaciones”. Por ello, precisó, el gobierno invierte $ 3.000 millones en 8 proyectos hidroeléctricos. “No puede haber inversión sin ahorro, (…) saber invertir es el mejor ahorro”, dijo.

Sobre el IESS, acotó que la seguridad social tendrá una reforma integral. “No solo el IESS es solvente sino que abre las puertas a nuevos afiliados como 1’200.000 amas de casa”, dijo, a la vez que ratificó que la Revolución Ciudadana reconoce todas las formas de trabajo.

Correa reiteró que no existe deuda en el IESS y el compromiso es seguir mejorando el servicio con un nuevo modelo de gestión. “No seguimos fundamentalismos y dogmas, hacemos lo que es necesario hacer”, dijo.

El Mandatario señaló, además, que seguirá desarrollando una minería responsable y que con estos recursos se desarrollarán otros negocios, como de la economía del conocimiento.

El Telégrafo