Represión a protesta contra proyecto minero deja un muerto y decenas de heridos

La jornada de violencia vivida ayer en el Valle de Tambo terminó de la peor manera: con un muerto. El paro regional convocado por la Federación de Trabajadores en Arequipa  (FDTA) por el rechazo al proyecto Tía María tuvo en Islay su punto más crítico, al producirse un enfrentamiento de casi tres horas entre manifestantes y efectivos de la policía.

La víctima mortal fue identificada como Victoriano Huayta Mina, agricultor de la zona conocida como El Arenal, Murió en el Hospital Manuel de Torres Muñoz de Mollendo, debido a un shock hipovolémico. Según el parte médico, a un lado de la ingle tenía un corte de 14 cm. de largo, 4 cm. de ancho y 8 cm. de profundidad.

Se registró una veintena de heridos y hubo cinco detenidos

Las manifestaciones comenzaron al mediodía, cuando un nutrido grupo de pobladores partió de Cocachacra rumbo a la zona conocida como El Fiscal. Este tramo de la Panamericana era fundamental para la protesta pues permite la comunicación entre Arequipa, Moquegua y Tacna. Para evitar esta situación se encontraban en la zona más de 300 efectivos policiales.

Precisamente en ese punto se desató el enfrentamiento. Y es que numerosos jóvenes autodenominados “los espartanos”, vestidos con escudos de madera y hondas, comenzaron a lanzar proyectiles contra las fuerzas del orden. En ese momento, intentando evitar que las cosas pasen a mayores, se acercó a la policía una delegación de agricultores para solicitar permiso a fin de seguir adelante con la movilización.

A través de una comunicación telefónica, el jefe policial de la región Arequipa, Enrique Blanco, aceptó que la marcha continuara solo si los voceros de la movilización se hacían responsables de los posibles actos de violencia.

Esto fue rechazado por los manifestantes, quienes intentaron seguir con la protesta, a lo que la policía reaccionó disparando gas lacrimógeno y perdigones.

El enfrentamiento duró alrededor de tres horas.

Caos en la región

Se reportó que cerca de 10 efectivos policiales resultaron  heridos por las piedras que les lanzaban los manifestantes. Asimismo, hubo varios agricultores heridos producto de los perdigones disparados por las fuerzas del orden, entre ellos el agricultor fallecido.
La secretaria ejecutiva de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Rocío Silva Santisteban, denunció que varios policías impidieron que Huayta Mina fuera introducido a la ambulancia de la Cruz Roja cuando aún se encontraba con vida.

Debe recordarse que el jefe del Gabinete de Ministros, Pedro Cateriano, en la víspera de esta movilización había solicitado a los efectivos del orden que no se utilizaran armas de fuego para repeler a los manifestantes.

Al término de la movilización, el alcalde distrital de Dean Valdivia, Jaime de la Cruz, culpó a la policía por los actos de violencia ocurridos durante la jornada. Además, hizo un llamado a la gobernadora regional de Arequipa, Yamila Osorio, así como a sus consejeros y los congresistas representantes de la región para que se hagan presentes en el lugar de los hechos y traten de tranquilizar la situación.

Otro que se pronunció, mostrando su preocupación por la situación de los heridos, fue Elard Valencia, alcalde de Cocachacra, quien agregó que la represión policial fue desmedida en la provincia de Islay.

“La muerte se dio en las circunstancias del enfrentamiento. La policía ha disparado y se han encontrado casquillos de bala. Hemos llamado a todas las autoridades pero no nos contestaron el teléfono. Nos sentimos desprotegidos. Las autoridades del Gobierno Central no quieren ser realistas con lo que está pasando acá”, se quejó en horas de la noche el burgomaestre de Cocachacra.
Según pudo informar Elard Valencia, la población de Islay dispone de grabaciones que probarían que los efectivos policiales utilizaron armas de fuego. Sin embargo, sobre el cierre de esta nota, el propio alcalde distrital declaró que todavía no habían entregado las filmaciones a alguna otra autoridad.

Cerca de las 9 de la noche, el nuevo jefe de la Oficina de Diálogo de la Presidencia del Consejo de Ministros, David Montoya, afirmó a La República que aún no tenía los datos suficientes respecto a los hechos ocurridos en Islay, donde a esas alturas ya se había confirmado la muerte de un poblador. A esas horas el funcionario se estaba trasladando a la zona de conflicto luego de haber permanecido en la ciudad de Arequipa.

En Arequipa anuncian paro para el 27

En la ciudad de Arequipa la movilización se vivió de otra manera. El paro solidario con el Valle de Tambo en la capital tomó la Plaza de Armas de la capital regional, en donde se realizaron cánticos en rechazo al proyecto Tía María, de Southern Perú. Además, se quemó un muñeco de plástico con el rostro del presidente de la República, Ollanta Humala.

Por otro lado, en la misma ciudad, el secretario general de la Federación Departamental de Trabajadores de Arequipa (FDTA), Gerónimo López, anunció que se convocará a un nuevo paro regional para el próximo lunes 27 de abril. Hizo esta declaración durante un mitin en plena plaza principal arequipeña.

Debe recordarse que precisamente el próximo lunes se presentará ante el Pleno del Congreso el primer ministro, Pedro Cateriano, en busca del voto de investidura.

CLAVES

En solidaridad con el paro regional, en la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa (Unsa) un grupo de estudiantes intentó tomar las instalaciones de la Facultad de Ciencias Sociales en horas de la mañana.

Asimismo, las clases escolares en la Ciudad Blanca se suspendieron y los maestros del Sutep salieron a las calles a protestar en rechazo al proyecto Tía María.

La República