Sindicatos pararon y se manifestaron contra el ingreso del país al Tisa

Miles de obreros se congregaron este jueves en 18 de Julio para manifestar su rechazo al Acuerdo de Comercio de Servicios (TISA, por sus siglas en inglés), al que Uruguay adhirió en febrero de este año por resolución del Congreso de Estados Unidos, y por un presupuesto quinquenal para más desarrollo industrial.

El encuentro estaba pactado para las nueve de la mañana y sobre esa hora ya comenzaron a aparecer las primeras banderas. Se esperaba que en total concurrieron 18 filiales sindicales del PIT-CNT, pero se pudieron identificar gremiales que no anticiparon su participación. Entre los no previstos estuvieron los trabajadores de Alas U y del Fuecys (Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios)

Además de las autoridades sindicales, se hicieron presentes las candidatas a la Intendencia de Montevideo Lucía Topolansky y Virginia Cardozo. También acompañaron el senador Fernando Lorier y los diputados Oscar Andrade y Luis Puig.

En 18 de Julio y Andes se dispuso un escenario que recibió las columnas de trabajadores que se extendían hasta Plaza del Entrevero, según anunciaron desde la organización.

Hicieron uso de la palabra los coordinadores Fernando Pereira y Marcelo Abdala. El primero de ellos comenzó su alocución argumentando que esta movilización espara defender el movimiento sindical organizado, que es “independiente pero no indiferentes”.

Pereira se refirió a la necesidad de seguir luchando por aquellos trabajadores que ganan menos de 15 mil pesos porque hay 600 mil uruguayos en esa situación. “¿Cómo no vamos a defender a los más débiles?”, dijo.

También declaró que no creen que hayan patrones que gestionen mejor que los trabajadores: “Por el contrario -continuó-, vimos levantar el Empalme Olmos, estamos por ver volar los aviones de Alas Uruguay, orgullo para el país”.

Pereira anticipó cuál será la postura de la central ante el Gobierno: “Está claro que vamos a negociar, pero a esas negociaciones le vamos a sumar lucha, compromiso y solidaridad”.

También se refirió a la figura de Eduardo Galeano que “estaría defendiendo sus ideas, sus compromisos, sus literaturas” durante la marcha si estuviera. “Ni en el día de su muerte lo perdonaron. Algunos editorialistas dudan de si su escritura va a permanecer en el Uruguay, ¿cómo no va a permanecer si en cada casa de trabajador, por más pobre que sea, hay un librito de Galeano, de Benedetti, de Idea Vilariño?”

El Coordinador dijo además que es “claro que es un paro ideológico” porque estamos “atrás de ideas para un Uruguay productivo y con justicia social”. También dijo que están trabajando en una propuesta sobre las modificaciones que el Gobierno pretende aprobar sobre el IRPF. “Lo estamos haciendo con la convicción de que nadie tiene la verdad absoluta y que el movimiento sindical puede extender una propuesta atendible por el Gobierno. Decir que no antes de leer la propuesta es un acto inadmisible”.

Pereira respondió a las críticas que acusan a la central de defender a los trabajadores con mayores ingresos: “No es favorecer a los trabajadores que tienen más, ninguna propuesta del del movimiento sindical va a ir contra la distribución del ingreso o de la riqueza, pero no es lo mismo un trabajador que paga IRPF y gana 30 mil pesos, que uno que gana 300 mil y hay que tener políticas diferenciales, le guste a quien le guste”.

“En estos cinco años, el movimiento sindical va a estar peleando duro para que los más débiles no paguen ninguna consecuencia”, dijo y agregó que seguirán luchando contra los discursos autoritarios que pueden hacer mella en el movimiento sindical. “No aceptamos que en nombre de la diversidad se construyen discursos autoritarios ni divisionistas, pero me siento muy tranquilo porque la unidad del movimiento sindical no está en la dirigencia del movimiento sindical, sino en la gente como ustedes que todos los días nos defienden”, finalizó.

Abdala comenzó en la misma línea de Pereira y se refirió a la movilización de setiembre del 2014 que, según sostuvieron, fue adjetivada de “errónea” como si “la clase que construye todo no pueda pronunciarse sobre las cuestiones políticas, económicas e ideológicas”. En esta oportunidad, continuó, “dicen que los trabajadores salen muy rápido cuando el gobierno tiene 50 días. Ni una cosa ni la otra, ni tan pelado ni con dos pelucas, la clase obrera es rigurosa,fundamenta sus reivindicaciones, escribe día a día, y sigue un programa, pero no es de gabinete, es con los trabajadores en la calle, participando y construyendo”.

Abdala apuntó a la situación de Ecolat donde “una multinacional que no invierte para hacer filantropía”, deja sin trabajo a 400 trabajadores. “En este asunto hay una responsabilidad clara del Poder Ejecutivo de apoyar el momento complicado”, criticó el Coordinador. “No se puede en este momento se mezquino ni amarrete con las prórrogas en el seguro de paro que lo necesiten”, dijo.

En este tema, aclaró que el PIT-CNT no tiene “problemas con las empresas privadas que se unen a un proyecto de diversificar la matriz productiva del país”, pero con “esta gente que viene invierte y se va, generando alto costos, tenemos que ser más rigurosos para pedir la contrapartida para que invierta”.

Llegado a este punto del discurso, Abdala extendió un saludo a los 700 trabajadores de la regasificadora y advirtió que tienen “derecho ahora” a “que se haga cargo quien se tenga que hacer cargo de pagar lo que está dispuesto por ley”. “No fueron los laburantes de a pie quienes rescindieron la obra”, agregó.

Reclamaron además que los trabajadores participen durante los pliegos de las licitaciones para que puedan ser discutidas en los sindicatos involucrados y “evitar que sucedan estas cosas”. “Esto lo demostramos en la planta de desulfurización”, ejemplificó.

Sobre el final, se refirió al Fondes y dijo que tiene que ser una “banca de fomento de la actividad productiva autogestionada”, pero que no apunte a un futuro donde se recuperen empresas fundidas del capital, porque la autogestión no puede ser “el sepulturero de las empresas”. “Debemos fomentar la intervención en aquellos sectores dinámicos y de punta para organizar la intervención de Estado en la economía y por otro un proceso que combine la autogestión, una peculiar forma de tránsito hacia una sociedad más justa”, dijo.

Para lograr el “desarrollo”, Abdala dijo que hay que terminar con los “salarios pauperizados que todavía existen en nuestro país para todos aquellos que ganan menos de 15 mil pesos”. El desarrollo integral “tampoco se hace por medio de un TLC ni con ningún TISA”. “Uruguay vs Estados Unidos: feas cartas. Uruguay vs la Unión Europea, en TLC: feas cartas. Uruguay inclusivo vs China: feas cartas”, exclamó.

“Una línea de desarrollo parte de la base que en un mundo capitalista, donde las transnacionales dominan las dos terceras partes del comercio mundial, la formalización del tratado de libre comercio entre Uruguay y las grandes potencias en virtud del dilema del desarrollo desigual del capitalismo, no hace otra cosa aceptar nuestras diferencias. Desarrollan al más desarrollado y promueven en carácter de dependiente, periférico y sobreexplotado de nuestras economías en América Latina”, explicó Abdala.

La única alternativa para la filial es “la fuerte y férrea unidad entre las economías de América Latina para construir la integración profunda de nuestros pueblos, con infraestructura común, puertos, ferrocarril, carreteras, telecomunicaciones y energía”, dijo sobre el final.

UyPress

“¿Creen que el G20 se va a asustar por paro del PIT-CNT?”

El senador José Mujica se refirió al TISA y dijo que para que Uruguay pueda defenderse tiene que saber “qué se está cocinando”.

“Hay una confusión; para enfrentar lo negativo del TISA, lo más negativo es que las grandes potencias acuerden entre ellos y después nos lo encajan”, indicó el ex presidente, según consigna Subrayado.

“Los uruguayos tenemos que entender que estamos en la periferia del mundo, no en el ombligo. El ombligo lo manejan otros y lo hacen de acuerdo a sus puntos de vista e intereses”, señaló, en tanto dijo que “si nosotros nos tenemos que enfrentar a una cosa muy grave que no nos convenga, tenemos que saber primero lo que pasa en la cocina”. “Estar bien informados y después salir a buscar aliados porque de nuestras decisiones se matan de risa”, apuntó.

En referencia al paro que realizó este jueves el PIT-CNT ironizó: “¿Usted cree que el Grupo de los 20 se va a impresionar por un paro del PIT-CNT?” y en seguida respondió: “no, no existimos”.

Por su parte, el dirigente Marcelo Abdala se refirió al TISA y dijo que “es un formato de libre comercio de los servicios donde está todo en discusión”. “Está Estados Unidos y la Unión Europea y puede haber empresas transnacionales interesadas en avanzar sobre la desregulación de los servicios públicos en nuestro país”.

República