A partir de la estatización hace tres años, YPF duplicó la inversión y la actividad productiva

La petrolera YPF duplicó la inversión y la actividad productiva en los últimos tres años, a partir de que el Estado argentino recuperara el control de la compañía, lo que permitió revertir el declino y aumentar la producción en forma sostenida.

En la actualidad, YPF genera el 43% de la producción de gas y petróleo del país a partir de la reactivación de los yacimientos convencionales y la puesta en marcha del primer el desarrollo masivo de no convencionales fuera de América del Norte en Loma Campana.

En un comunicado de prensa en el que realizó un balance de gestión, la petrolera destacó que la firma recuperó, en el mismo período, su rol como principal abastecedor de combustibles del país, con el 58% del mercado de naftas y el 60% del mercado del gasoil.

Este incremento de la actividad permitió un aumento del empleo del 55% entre diciembre de 2011 y 2014. Hoy, la empresa cuenta con 22.000 empleados directos y casi 50.000 indirectos. Y contribuyó con el desarrollo de las provincias y las comunidades en dónde opera. Sólo en concepto de regalías e ingresos brutos, la empresa pagó en el año 2014 más de 13.000 millones de pesos.

“Estos resultados se alcanzaron a partir de la decisión de la presidenta de la Nación (Cristina Fernández de Kirchner) de recuperar YPF y la designación de una nueva conducción en la empresa que logró conjugar los intereses del Estado Nacional con los de los inversores privados a través de una gestión profesional”, enfatizó la petrolera.

“El gobierno nacional acompañó a la actual gestión de YPF y contribuyó impulsando un conjunto de medidas para impulsar las inversiones en el sector, como la fijación del precio de 7.5 dólares por millón de BTU en el gas, la implementación de un régimen de promoción de inversiones para el sector, la sanción de la Ley de Hidrocarburos y el acuerdo para fijar un precio del barril de crudo que permite atravesar el contexto internacional actual con previsibilidad”, agregó la compañía.

Por rubros, la producción de gas creció un 25% entre el año 2011 y fines del 2014. En el mismo período la producción de petróleo creció un 10%.

Las inversiones, por su parte, subieron un 177%, pasando de 2197 millones de dólares en 2011 a 6077 millones de dólares en 2014.

Los equipos de perforación pasaron de 25 a 74 en similar período, lo que representa un crecimiento del 196%, mientras que las reservas de petróleo y gas crecieron un 23,8%, con un índice de reposición de reservas del 163%.

En lo que respecta a la explotación de recursos no convencionales, YPF destacó la asociación estratégica encarada con Chevron, la malaya Petronas y Dow Chemical, entre otras.

En el proyecto con chevron a se invirtieron más de 2000 millones de dólares en Loma Campana, con objetivo en la formación Vaca Muerta (shale oil). La inversión prevista para el desarrollo completo del área de 395 kilómetros cuadrados es de 15.000 millones de dólares para la perforación de 1400 pozos.

Con Petronas, el proyecto contempla el desarrollo de un área de 187 kilómetros cuadrados en La Amarga Chica, también en Vaca Muerta. Allí, en una primera etapa, se prevé la perforación de 30 pozos con una inversión de 550 millones de dólares.

En tanto, con Dow el acuerdo implica el desarrollo de un área de 45 kilómetros cuadraos en el yacimiento El Orejano para la extracción de shale gas, que contempla la perforación de 16 pozos y una inversión de 180 millones de dólares, en una primera etapa. El desarrollo total del área, implica la perforación de 184 pozos.

Télam