Bolivia: renuncia un tercer integrante del TSE y el Parlamento definirá el destino del organismo

La cuarta sesión ordinaria de la Asamblea Legislativa Plurinacional, que se instalará mañana a las 16.00, definirá el destino del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que ayer registró su tercera renuncia, se trata de su vicepresidente Wilfredo Ovando.

El presidente de la Asamblea y vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, anunció la decisión, primero en Cochabamba, y luego lo ratificó en la ciudad de La Paz, horas después de que Ovando presentó su renuncia en la Presidencia del Estado.

“A partir del viernes, la Asamblea Legislativa asume sus funciones como primer poder del Estado para definir el destino del Tribunal Supremo Electoral”, anunció García Linera.

Con firmeza, el mandatario señaló que “no se dejarán las cosas como están” en el Tribunal y aseguró que “se tiene todo el respaldo legal para actuar.

El orden del día de la Asamblea contempla correspondencia, donde se dará lectura a las cartas de renuncia de los vocales Wilma Velasco, que ejercía la presidencia, y de Ramiro Paredes, que anunciaron su renuncia el lunes y martes, respectivamente.

Velasco decidió dejar el tribunal porque, dijo, era víctima de “acoso político y violencia, desconociendo” su calidad de Presidenta del TSE.

Mientras que Paredes, suspendido de sus funciones por sala plena, debido a su participación en una fiesta con militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS), dijo que decidió dar un paso al costado para preservar la institucionalidad del TSE y recordó que en abril pasado, en Cochabamba, sugirió a todos sus colegas que renuncien ante la crítica situación del organismo electoral.

SALUDABLE

“Es muy saludable que los vocales estén renunciando porque han perdido credibilidad y la confianza del pueblo boliviano, y se tienen que tomar las medidas que el caso aconseja”, opinó la presidenta de la Comisión de Constitución de Diputados, Betty Yañíquez. Los cuatro vocales restantes “deberían asumir una decisión, tomando en cuenta la coyuntura que está viviendo al respecto”, dijo.

En tanto el presidente del Senado, José Alberto Gonzales, consideró que “está claro que la legitimidad que ellos (los vocales) tienen hoy es casi nula, la gente no cree en ellos, la gente no confía en ellos”.

OVANDO, EL TERCERO EN RENUNCIAR

La renuncia es una decisión de carácter personal, “no necesariamente atendiendo peticiones o presiones”, dijo ayer Wilfredo Ovando Rojas, quien ejercía como presidente en ejercicio del TSE en su calidad de vicepresidente.

Ovando dijo que deja el cargo con “la misión cumplida y orgulloso de haber prestado servicios” desde el 15 de agosto de 2010.

En su carta de renuncia, dirigida al presidente Evo Morales, señala que desempeñó sus funciones “con total apego a la Constitución, las leyes y normas que rigen”.

“Quiero pedir que las instancias competentes, que tienen a su cargo la elección o designación de las nuevas autoridades, lo hagan lo antes posible porque el TSE no se puede paralizar, estamos en un proceso de referéndum de aprobación de estatutos autonómicos”, sostuvo.

Afirmó que “no existió ninguna forma de acorralamiento (contra Wilma Velasco), lo que ocurre en sala plena del Tribunal y como acontece en cualquier institución colegiada es que existen distintos criterios, lo que es normal, porque así se construyen definiciones más adecuadas”.

Cambio