Cambio de terna obliga a suspender sesión para elegir vicepresidente

Una llamada telefónica del presidente Otto Pérez Molina cambió ayer el panorama en el Congreso para elegir al sustituto de Roxana Baldetti en la Vicepresidencia. El nombre del ministro de Trabajo, Carlos Contreras, fue retirado de la terna y en su lugar el Ejecutivo a última hora lo sustituyó por el diputado oficialista, Oliverio García Rodas.

La nueva terna conformada además por Adela Camacho de Torrebiarte, comisionada para la Reforma de la Policía Nacional Civil, y Adrián Zapata, comisionado presidencial para el Desarrollo Rural, tendrá que ser conocida hoy en sesión plenaria, luego que los jefes de bloque pidieran ayer un receso de 24 horas y aplazaran la designación del Vicepresidente.

Hasta antes de las 15:15 horas, parte del apoyo se inclinaba para Camacho de Torrebiarte, aunque ciertas agrupaciones dijeron que no votarían por ella, ya que uno de sus allegados más cercanos, Carlos Enrique Chavarría, se postula como diputado por Alta Verapaz en la segunda casilla con el partido Libertad Democrática Renovada (Lider).

Si votan por García, llega Beltranena

El rumbo de la votación varió cuando se conoció que de ser electo García Rodas como Vicepresidente, su curul sería ocupada por Daniela Beltranena, asistente personal de Baldetti y parte del círculo junto con Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de la entonces Vicepresidenta.

En menos de 30 minutos los jefes de bloque pidieron al presidente de este Organismo, Luis Rabbé, suspender la sesión y reiniciarla hoy a las 14:00 horas. “Los representantes de cada bancada tienen que hacer sus consultas partidarias y ver cuáles son las cualidades de los nuevos candidatos que conforman la terna”, expresó Rabbé.

En medio del silencio, un grupo de manifestantes –ingresados al palco general por el diputado de URNG-Maíz, Carlos Mejía– gritaban consignas en contra de los tres candidatos, en tanto en el pleno Lider detenía el desarrollo de la sesión al no tener una posición clara por quién votar.

“Para evitar impugnaciones y dada una prohibición constitucional se decidió sacar a Carlos Contreras”, justificó el subjefe del PP, Luis Fernández Chenal, al defender la postura de Oliverio García Rodas en la terna. Agregó que suspender la sesión era un trámite normal ya que cada bancada tendría que hacer de nuevo las consultas a lo interno de su partido.

Por su parte, la Corte de Constitucionalidad (CC) tenía en sus manos una acción de amparo planteada por Flaminio Bonilla y Roberto Villeda Arguedas, contra Pérez Molina. Los juristas planteaban que existían dudas en los nombramientos de los candidatos ya que en el caso de Contreras, tenía una prohibición constitucional.

“Fue una reacción natural ante el cambio de una terna”, expresó el jefe del bloque Compromiso, Renovación y Orden (Creo), Carlos Fión. El congresista indicó que con el nombre del diputado Oliverio García la “visión cambiaba” ya que otras agrupaciones habían tomado otro rumbo para la elección.

El representante de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Orlando Blanco, indicó que la terna habría que evaluarla más en el caso de ser electo García Rodas, pues su casilla sería ocupada por Beltranena. Opinión similar dio el subjefe del bloque Todos, Roberto Kestler, al puntualizar que tendrán que evaluarse nuevamente los nombres así como sus implicaciones.

El rumor en los pasillos del Congreso, es que Lider quería “negociar” con los tres nombrados por el Ejecutivo, ya que el PP necesita los 62 votos que tiene su agrupación para tomar una decisión en el pleno.

El Periódico