Canciller se suma al ciclo 37 de diálogos entre el Gobierno y las Farc que arranca hoy

En referencia al nuevo ciclo de negociaciones que se inicia hoy en Cuba, el presidente Juan Manuel Santos destacó que “no es fácil seguir creyendo cuando no hay avances visibles”, pero pidió a los colombianos no desfallecer en los esfuerzos por alcanzar la paz.

El equipo negociador oficial, encabezado por su jefe, Humberto de la Calle, viajó a La Habana donde inicia el ciclo 37 de los diálogos con las FARC.

El Gobierno decidió fortalecer el perfil internacional y empresarial de su equipo negociador en los diálogos de paz con las FARC en La Habana mediante la inclusión de la canciller María Ángela Holguín y del líder empresarial Gonzalo Restrepo López.

Según el presidente, el objetivo central de estos nombramientos es acelerar las negociaciones de paz que comenzaron hace 30 meses en La Habana.

“La paciencia de los colombianos no es infinita, y es responsabilidad de la mesa de diálogo que dicha paciencia no se agote”, señaló el jefe de Estado en una alocución desde la Casa de Nariño.

Antes de oficializar los “refuerzos”, el presidente se reunió con el equipo negociador y luego con la Comisión Asesora de Paz a la que informó de los pormenores de las negociaciones y “también de las dificultades que se presentan”.

Santos, que explicó que la canciller Holguín seguirá en su cargo, remarcó que “los ojos del mundo están puestos” en el país, porque el conflicto colombiano “es el único que está en vía de solución” de entre los que hay en el mundo.

Igualmente, dijo que la comunidad internacional mira a Colombia “con esperanza y con simpatía”, pero “el interés y el respaldo tampoco son eternos”.

Al referirse a Holguín y Restrepo, el mandatario recalcó que “son dos personas de reconocida trayectoria, seriedad y responsabilidad con el país y estamos seguros de que serán un gran aporte en este momento decisivo”.

En su repaso de las negociaciones, Santos recordó que en la agenda con las FARC se fijaron cinco puntos de los cuales ya fueron acordados los referentes a tierras, participación política, cultivos ilícitos.

“Estamos discutiendo ahora los dos últimos, que son complejos, que son difíciles”, destacó.

Los temas que faltan son los referentes a los derechos de las víctimas, que incluye el tema de la justicia transicional, y el fin mismo del conflicto, que incluye la dejación de armas y la reincorporación de los excombatientes a la vida civil.

“Estos dos puntos los estamos discutiendo simultáneamente, con la ayuda, además, de unas subcomisiones técnicas que avanzan en forma paralela”, explicó Santos.

Asimismo, añadió que Holguín, de corte diplomático, y Restrepo, destacado empresario y presidente de la Junta Directiva de la estatal Ecopetrol, la mayor empresa del país, jugarán un papel fundamental.

En contra de la llegada de Holguín se manifestó el Centro Democrático, partido fundado por el expresidente Álvaro Uribe, uno de los principales opositores al proceso de paz.

“A la paz no va a llegar con más diplomacia”, señaló Federico Hoyos, representante del partido en la Cámara baja.

El político añadió que en el país se “necesitan hechos de paz” y dudó que la canciller”, siendo diplomática, logre hechos de paz que los debería lograr una persona de mano más fuerte”.

Para avanzar hacia la disminución del conflicto, Santos dijo que ya hay una hoja de ruta para implementar un proyecto piloto de desminado, con el apoyo de una organización noruega que comenzará en los departamentos de Antioquia (noroeste) y Meta.

Igualmente, el jefe de Estado señaló que en el tema de justicia se trabaja en varios frentes, pero siempre con la mira puesta en satisfacer y reparar a las víctimas.

En ese sentido, añadió que el equipo negociador y él mismo se reunieron con el vicefiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), James Stewart, quien “dejó claro que en materia de penas los Estados tienen una amplia discrecionalidad, pero que, al mismo tiempo, las penas deben cumplirse efectivamente”.

Por otro lado, pero buscando avanzar en esa dirección, el alto comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, también se reunió la semana pasada con la fiscal de la CPI en La Haya, quien se manifestó en el mismo sentido que Stewart.

“Esto es crucial en nuestro empeño de lograr un acuerdo de paz que esté conforme con nuestras obligaciones internacionales, en particular las emanadas del Estatuto de Roma”, indicó Santos.

Caracol