Chile: procesan a exjefe de inteligencia por secuestro de pareja de la presidenta Bachelet durante la dictadura

El ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones a los derechos humanos de la Corte de Apelaciones de Santiago, Miguel Vázquez Plaza, sometió a proceso al ex director de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), Manuel Contreras Sepúlveda, por su responsabilidad en el delito de secuestro calificado de Jaime López Arellano, ilícito perpetrado a partir de febrero de 1976.

Jaime López tenía 25 años cuando formaba parte de la Comisión Política del Partido Socialista, al igual que sus amigos Carlos Lorca Tobar, Ricardo Lagos Salinas, Exequiel Ponce Vicencio y Ariel Mancilla Ramírez y los cuatro tienen la calidad de detenidos desaparecidos desde el mes de junio de 1975, época en que López Arellano se encontraba en el extranjero”.

Según el proceso judicial, López ese año estuvo en La Habana y en Alemania Oriental, donde se encontró con Michelle Bachelet, que en la investigación aportó lo siguiente :”Conoció a Jaime López Arellano con el que tuvo una relación sentimental, a principios de enero 75, fue detenida con su madre por la DINA y los primeros días febrero 75, sale del país, en mayo del 75, vio a López en Alemania Democrática, en los meses de agosto y septiembre 75 vio por última vez a López y el 20.12.75, se entera de su detención, después recibió dos cartas, siendo éstas sus últimas noticias”.

Varios testimonios del mismo proceso aseguran que Jaime López, después de ser detenido fue torturado y comenzó a colaborar con la DINA. Entre ellos, el de María Teresa Segovia, que –según declaró– “en el año 1970 conoció a Jaime López Arellano, con el que se encontró en varias reuniones partidarias, en el mes de enero de 1976 Ricardo Solari la convocó para decirle que López era un delator y que estaba detenido por la Dina, pues en esa época cayó detenida mucha gente del Partido Socialista”.

Un matiz lo aporta la declaración de Gregorio César Navarrete Cid, por la que señala que fue detenido el 6 de enero de 1976 por la DINA y “llevado a Villa Grimaldi, a los dos o tres días vio a Jaime López Arellano en una celda frente a los baños, tres o cuatro días después pasó por la misma celda y López le arrojó un papel en que decía que él no había entregado a sus compañeros”.

El Mostrador