Con cortes de rutas, miles se suman al pedido de renuncia presidencial

Con bloqueos en sectores carreteros vitales, miles de pobladores de la organización Los 48 Cantones de Totonicapán se han sumado esta madrugada al movimiento nacional#RenuncieYa! en contra de la permanencia de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti Elías en la conducción del país.

Al tiempo que sus bases tienen cortado en la ruta Interamericana el paso vehicular en los kilómetros 170, 188 y 191 –Cumbre de Alaska, Cuatro Caminos y San Francisco El Alto, respectivamente, según Provial–, su dirigencia se ha venido a la ciudad de Guatemala.

En efecto, encabezada por Rolando Vásquez, la delegación de Los 48 Cantones de Totonicapán ha llegado al Palacio Legislativo, al que en primera instancia le impedían el ingreso, con la finalidad de entregar a Luis Rabbé un memorial acerca de la crisis nacional.

Las comunidades de aquel departamento exponen en el documento la necesidad de que el Congreso de la República anule la inmunidad de que están investidos los dos gobernantes, para iniciarles procedimientos de antejuicio que desemboquen en su juzgamiento.

Alude específicamente el memorial a las constantes denuncias de corrupción administrativa y, en especial, el caso de La Línea que hizo estallar la realidad de corrupción con 22 capturas entre altos funcionarios de la SAT y personas particulares, por masiva defraudación tributaria.

Congestionamiento vehicular en el kilómetro 167 de la Carretera Interamericana por bloqueo de carretera.

El Periódico

Expertos ven esta crisis como la peor en 15 años

Expertos en análisis político consultados por Siglo.21 concluyen que la crisis del Gobierno del Partido Patriota (PP), detonada por la revelación de la estructura defraudadora La Línea, es la peor en los últimos 15 años.

Luis Chávez, analista del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (Incep), indicó que la gestión del presidente Otto Pérez Molina tendrá el peor cierre de administración en comparación con los tres gobiernos anteriores, que no tuvieron acontecimientos de mayor impacto en su cuarto año, aunque sí los hubo en el tercero.

En 2003 el Frente Republicano Guatemalteco (FRG) fue el protagonista de los disturbios del 24 de julio de 2003 para presionar por la candidatura presidencial de Efraín Ríos Montt. Las turbas de encapuchados tomaron la ciudad con la complicidad de las autoridades encargadas de la seguridad. Al final, el ex jefe de Estado fue inscrito, pero no logró pasar a la segunda vuelta electoral.

Durante el gobierno de Óscar Berger, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) imputó a exfuncionarios del Gobierno de la Gran Alianza Nacional (Gana), por la ejecución extrajudicial de reos al tomar la Granja Penal Pavón, en 2006, y al recapturar a reclusos fugados de El Infiernito.

En la administración de Álvaro Colom el suceso que hizo tambalear al Gobierno fue el caso Rosenberg, que estalló en mayo de 2009 tras difundirse un video póstumo, en el cual el abogado Rodrigo Rosenberg acusaba de su asesinato al gobernante, a su esposa Sandra Torres y a otros altos funcionarios.

Ahora, en 2015, la desarticulación de la mafia La Línea, por parte de la Cicig, que involucra a altos funcionarios y que se dedicaba a la defraudación aduanera, fue calificada por los expertos como el peor escándalo desde 2000.

Renzo Rosal, politólogo de la Universidad Rafael Landívar (URL), coincidió con Chávez y señaló que el PP “cavó su propia tumba”, desde el tiempo de campaña, cuando según él hizo promesas incumplibles.

CRIMEN FISCAL
Virgilio Álvarez, sociólogo, declaró: “Este gobierno gana de goleada, porque si bien el cierre de Colom fue fatal, al grado que se pensó que no asistiría a entregar el cargo, su aislamiento era más producto de un enfrentamiento con las élites económicas y no por el destape de un evidente crimen fiscal”.

Álvarez agregó que este cierre de administración será más dramático para quienes dieron su apoyo al PP: “Las élites se sienten no solo defraudadas, sino estafadas y engañadas, lo que los deja muy frágiles para encontrar apoyo en el futuro”.

Añadió que Colom y Portillo nunca fueron “idolatrados por los sectores medios”, pero Pérez y Baldetti, sí.

Calidad humana

Movimiento social
Gustavo Porras, presidente del Consejo Económico y Social de Guatemala, explicó que los escándalos en las administraciones se relacionan con la calidad de los funcionarios que ocupan los altos cargos.

Considera que lo único capaz de corregir el deterioro de la política es un movimiento social que ponga en “jaque” al Gobierno; es decir, que sea capaz de castigar las malas ejecuciones de los políticos, con lo único que les afecta: “el voto”.

Cristhians Castillo, analista del Instituto de Problemas Nacionales de la Usac, indicó que en el caso Rosenberg la Cicig mantuvo la institucionalidad, mientras que en el caso La Línea la comisión fue la que reveló la estructura criminal enquistada en el Gobierno.

El analista Luis Chávez expuso que en las crisis de Colom había opiniones divididas entre la población, pero ahora el malestar es generalizado.

Siglo 21