Crece la tensión por supuesta corrupción del Gobierno en sistema de seguridad social

EL LIBERTADOR ha preparado esta crónica sobre la sesión de la noche del 12 de mayo de 2015, cuando la oposición pidió juicio político para el presidente Juan Hernández y colaboradores; los reclamos fuertes de las bancadas de oposición sobre el megafraude en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y una débil defensa del Partido Nacional, que empleó recursos para protegerse de los señalamientos, leyendo un comunicado, denominado “conspiración metanfetamina”.

El diputado nacionalista Francisco Rivera, aseguraba ante las cámaras de Canal 36 que nunca había recibido fondos del fraude al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS). De pronto, uno de los asistentes de la cámara legislativa le pasó el teléfono, contestó la llamada y minutos después comenzaría una batalla abierta, como mecanismo de defensa para desvirtuar las acusaciones de corrupción.

Iniciada la sesión, la diputada por el partido Libre, Beatriz Valle, inició el discurso con fuertes señalamientos contra el presidente Juan Hernández, sobre la corrupción en el IHSS y pidió que las demás bancadas procedan a cabildear para que se aplique el juicio político contra el mandatario.

Al otro lado, Juan Antonio Hernández, hermano del presidente, se echaba a reír y el reclamo de Valle no se hizo esperar. “Nadie puede sentirse feliz con lo que pasó en el IHSS… y el hermano del presidente ¿por qué se echa a reír?… ¡No debería darle risa de lo que está pasando!”, regañó la congresista y el ambiente se tensó. El diputado Hernández se calló, porque ninguno de los compañeros de bancada, acostumbrados a la burla ante los reclamos de la oposición, lo respaldó.

En tanto, Beatriz Valle prosiguió con el fuerte cuestionamiento; también pidió a los hondureños que protesten para que se aclare el desfalco cometido –según denuncias del periodista David Romero– por la cúpula del Partido Nacional y operada por Mario Zelaya y compinches. Las bancadas, dijo, tienen que ir haciendo consensos para que el juicio político sea aplicado.

Luego el reclamo de la diputada liberal, Gabriela Núñez, que exigió al Ministerio Público que proceda de inmediato a investigar a los responsables del saqueo que asciende a dos mil millones de lempiras. Con esos actos, señaló, “condenamos públicamente que un país enfermo se vaya a campañas políticas, ¿cuándo vamos a cambiar?”. La diputada Doris Gutiérrez, pidió a la población hacer una “revolución de mente”.

La llamada que le hicieron al diputado Rivera, comenzó a tener efectos: dijo con histrionismo, que nadie podía acusar al Partido Nacional, y mencionó el denominado “carretillazo”; acusó al gobierno del expresidente Manuel Zelaya y, de inmediato, leyó titubeante un comunicado, dando a entender que no lo quería leer…

Un extenso texto, sin mencionar al autor del artículo, denominado “conspiración metanfetamina”, acusó a Zelaya de ser “drogadicto”, “alcohólico” y de “frustrado”. Antes de mencionar al coordinador de Libre, Manuel Zelaya, expresó que “acaso solo es malo el dinero que roba uno”.

“La frustración y ansia de poder de Manuel Zelaya le provocaron un malestar inusitado la mañana del 14 de marzo, eso sumado a la resaca producida por el consumo de metanfetaminas y alcohol la noche anterior. No concebía que sus esfuerzos denodados por desacreditar al Partido Nacional y al Presidente Hernández no dieran resultado, por el contrario Hernández cada vez recibía más apoyo popular sobre todo por su acción decidida contra el crimen organizado”, dice el encabezado del texto.

Rivera, señaló a Josú Gomes Barrutia, politólogo español, del llamado grupo de Andalucía, abogado de profesión y miembro destacado del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) que conoce bien el ambiente político de Honduras porque “asesora a Libre desde la campaña electoral, siempre le dio buenos consejos a Mel y a Xiomara, y en este caso se comprometió a esbozar una estrategia para desacreditar al partido nacional y poner en precario el gobierno de Juan Orlando Hernández”.

“…En resumen el señor Josu Gomes Barrutia es el cerebro de esta conspiración para derrocar a Juan Orlando Hernández, el Presidente Constitucional de la republica electo en elecciones libres y democráticas. No les resulto lo que esperaban que Honduras saliera mal de la evaluación de derechos humanos, por el contrario la evaluación resulto en una calificación de 82% de aprobación, esto causo gran desilusión entre la dirigencia de Libre”, gritó al borde de la excitación Rivera y los aplausos del bando nacionalista fueron espontáneos.

También arremetió contra el director de Radio Globo, David Romero, quien ha dejado al desnudo a los presuntos responsables del megafraude. Alegó que Romero le debía “varios favores” a Zelaya con un caso legal “pues se trató de una acción ilegal y constituye un delito de abuso de autoridad que no prescribe. Tampoco pueden esperar que la amnistía que les otorgo el gobierno anterior los siga protegiendo de los delitos de corrupción, violación de derechos humanos y otros abusos que cometieron de manera flagrante”.

Y siguió atacando a David Romero: “…desempolva unas fotocopias casi ilegibles de varios cheques sustraídos de un expediente del juzgado de privación de dominio, en donde se acusa a algunas empresas que vendieron suministros al Seguro Social. Romero trata de forzar la evidencia y busca vincular artificiosamente la corrupción del Seguro Social con el Partido Nacional, aunque sabe que sus argumentos son débiles confía en su capacidad de manipulación y en el apoyo que recibirá de los dirigentes de Libre”.

Tras haber leído el extenso comunicado, no supo decir del señalamiento hecho, según las evidencias reveladas por radio Globo, a la cúpula del Partido Nacional. Mientras tanto, toda la bancada gritaba y aplaudía.

Al cierre de la sesión, la denominada bancada independiente habló…la diputada tránsfuga Audelia Rodríguez, con tono suave, responsabilizó al Sindicato de Trabajadores del IHSS (Sitraihss), de estar coludido con el desfalco contra la institución. Recibió un aplauso sonoro de la bancada nacionalista.

Ante los fuertes señalamientos de la oposición, agrupada en Libre, Pac, Pinu y el bando moderado liberal, el presidente de turno, Antonio Rivera, cerró la sesión y todos los diputados azules salieron en carrera para sus oficinas, el silencio ante las revelaciones es contundente; el presidente del Congreso, Mauricio Oliva, por enésima vez, no presidió la sesión. Documentación interceptada al Ministerio Público, lo señala de estar tras el colosal fraude.

El Libertador

Protesta en Congreso Nacional de Honduras

Campesinos y simpatizantes del Partido Libertad y Refundación (Libre) se manifiestan este miércoles en los bajos del Congreso Nacional contra la supuesta emisión de cheques al Partido Nacional con fondos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) durante la pasada campaña.

El grupo se plantó en plaza La Merced, contigua al hemiciclo legislativo, fuertemente resguardado por un contingente militar y policial que colocó un cerco para evitar el paso.

Los manifestantes mostraron pancartas con mensajes contra el supuesto uso de fondos del Seguro Social en la pasada campaña electoral que ganó Juan Orlando Hernández.”Castigo para los corruptos que saquearon los fondos del IHSS para financiar la campaña política del Partido Nacional”, se leía en uno de los mensajes.

En la acción estuvo presente el expresidente de Honduras y actual diputado Manuel Zelaya, quien fue criticado en algunos medios por sus ausencias en las sesiones del Legislativo, aunque este miércoles sí hizo acto de presencia en la protesta contra el actual gobierno.

Sobre las acusaciones que sacuden al instituto político en el poder, el Partido Nacional ha emitido dos comunicados. El último este miércoles, en el que revela supuestos detalles de una campaña internacional para desestabilizar el gobierno de Hernández.

EL Heraldo