Demanda marítima: en sus alegatos, Bolivia pide que la CIJ se declare competente y acusa a Chile de “amnesia colectiva”

El agente de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia, Eduardo Rodríguez Veltzé, abrió el miércoles los alegatos orales bolivianos ante ese alto tribunal señalando los lineamientos generales que espera sean escuchados para que la objeción presentada por Chile sea rechazada y puede analizarse el tema de fondo.

En argumentos posteriormente reiterados por Mathias Forteau, Dominique Chemillier-Gendrau y Antonio Remiro Brotons Rodríguez señaló las bases del planteamiento boliviano: que no busca declarar el Tratado de 1904 como inválido y que éste no resolvió la mediterraneidad de Bolivia.

Tanto Rodríguez, como Forteau y Chemillier-Gendrau (cuando se escriben estas líneas todavía falta la intervención de Payam Akhavan), recordaron las numerosas veces en que Chile ofreció solucionar el tema marítimo boliviano de manera independiente al Tratado de 1904. Por lo tanto, dijeron, la objeción planteada por Chile no tiene sustento ni validez, puesto que las mismas autoridades chilenas son las que han señalado que el tema marítimo no estaba resuelto.

Con tonos distintos, más mesurados por parte de Rodríguez y Forteau y más cáusticos por parte de Chemillier-Gendrau y Brotons, Bolivia insistió en que el asunto marítimo no ha sido resuelto por el Tratado de 1904 como señala la delegación chilena.

Chemillier-Gendrau utilizó términos como “amnesia colectiva”, “percepción alucinatoria” y “actitudes contradictorias” de parte de la delegación chilena para señalar hoy que no existen temas pendientes cuando a lo largo de la historia sus representantes han señalado precisamente su deseo de resolver la demanda marítima boliviana.

Chile presenta una visión “deformada” y “deformante”, dijo por su parte Brotons.

Noticias Fides

Evo: “Chile trata de meter miedo al mundo entero”

El presidente Evo Morales afirmó que Chile está tratando de meter miedo al mundo entero y aclaró que Bolivia sólo busca que el Gobierno chileno honre sus compromisos y ofrecimientos sobre el tema marítimo, que planteó antes y después de suscribir acuerdos.

“Chile trata de meter miedo al mundo entero. ¿Qué está pidiendo Bolivia? Que (Chile) cumpla los distintos compromisos y ofrecimientos”, aseveró el presidente Evo Morales en conferencia que se realizó ayer en Palacio de Gobierno, en la que también participaron periodistas de medios de comunicación de Chile.

El Mandatario recordó que incluso con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en su primera gestión, se estableció la Agenda de 13 puntos, en la que se contempla el tema mar.

En esa agenda, pactada en mayo de 2006 entre Bachelet y Morales, se incorporó por primera vez la reivindicación marítima, pero durante el mandato de Sebastián Piñera, sucesor de Bachelet, fue congelada.

Frente a la negativa de Chile de negociar una salida a la costas del Pacífico, Bolivia acudió a La Haya en 2013. Sin embargo, el Gobierno chileno planteó un recurso en el que pide que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se declare incompetente para tratar la demanda boliviana.

Sobre esa posición, el presidente Evo Morales dijo que comprende que un país asuma defensa, pero recordó al Gobierno chileno que por encima de cualquier defensa primero están los derechos y la búsqueda de soluciones.

Asimismo, Morales lamentó que su colega Bachelet y el canciller chileno Heraldo Muñoz, quienes fueron funcionarios de las Naciones Unidas, no respeten a los organismos internacionales. “Como funcionarios deben ser las primeras autoridades, modelos de autoridades para respetar a los organismos internacionales, ésas son las contradicciones”, manifestó.

En ese marco, Morales expresó que tiene plena confianza en La Haya. “Nosotros somos de Estado de Derecho, por eso respetamos a los organismos internacionales, si no respetaríamos las normas internacionales, en qué quedaría Bolivia”.

En la conferencia, el Jefe de Estado también aseveró que “el único tema pendiente” que queda en Sudamérica, al margen de las Malvinas, es que Bolivia logre una salida soberana a las costas del océano Pacífico.

En respuesta, Jorge Tarud, miembro de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados y que forma parte de la delegación chilena que viajó a La Haya , afirmó que Morales tiene que asesorarse bien por sus abogados porque Chile planteó la incompetencia de la Corte como está definido en los propios estatutos de la propia CIJ.

“Cuando un Jefe de Estado se refiere en esos términos, yo no sé si sus abogados en La Haya no le han explicado bien al Presidente, pero Chile ha sido reconocido siempre como respetuoso del derecho internacional y estamos actuando conforme al derecho internacional”, concluyó el diputado Tarud, según reportó el portal del periódico chileno La Segunda Online.

Evo: Estamos preparados para todo

Posición El presidente Evo Morales, en conferencia de prensa que se realizó en Palacio de Gobierno con periodistas nacionales y de Chile, aseveró que Bolivia está preparada para todo. “No estamos inventando otra reivindicación, el Estado, gracias al pueblo boliviano, está preparado para todo”, aseveró ayer el Mandatario en rueda de prensa.

Alegatos

El agente boliviano ante La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, y el jurista español Remiro Brotóns, expondrán hoy los argumentos de 4:00 a 7:00, hora boliviana. La base del alegato es el predominio del diálogo.

Pendiente Ambos estados tendrán otra intervención de una hora y media, entre el jueves y viernes, de 10:30 a 12:00, Chile; y de 9:00 a 11:30, Bolivia.

“Respondemos frente a la Corte”

El agente chileno ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, Felipe Bulnes, aseveró que “nosotros no respondemos al presidente Morales, alegamos frente a la Corte”.

Bulnes respondió de esa forma a las declaraciones del presidente Evo Morales, quien aseguró estar confiado en los argumentos del equipo jurídico e indicó que Chile “ha tratado de meter miedo sobre los límites, al afirmar que ellos se van a alterar. Estamos pidiendo que (ese país) cumpla (los) distintos compromisos y ofrecimientos que hizo”.

Al respecto, el agente chileno aseguró que “nosotros no estamos especulando porque Bolivia ya respondió nuestra objeción preliminar, por lo tanto, conocemos también los pilares de la argumentación boliviana”.

En este sentido, explicó que “Chile va a ser muy disciplinado porque es discutir si la Corte tiene o no jurisdicción”.

“Si Bolivia va al fondo del tema y no se hace cargo de la objeción preliminar, estaría revelando la debilidad de no poder hacerse cargo de la discusión que se está planteando ante la Corte”, añadió Bulnes.

Mientras que el canciller de Chile, Heraldo Muñoz, afirmó que “cada parte es responsable de lo que dice” sobre el tema.

“Yo lo único que puedo afirmar es que Chile mantendrá su postura sobria de defensa a sus intereses nacionales pero sin agredir, sin faltarle el respeto a la otra parte porque tenemos el mayor aprecio por el pueblo boliviano y también respeto por sus autoridades, y esperamos lo mismo”, añadió el secretario de Estado, según el portal del diario La Tercera.

Punto de vista
Andrés Guzmán E. Analista diplomático
La Corte de La Haya sí tiene competencia
Como sabemos, Chile ha presentado una objeción preliminar de competencia en el proceso iniciado por nuestro país ante la CIJ bajo dos supuestos principales: que Bolivia pretende modificar el Tratado de 1904 de manera encubierta y que, de acuerdo al Pacto de Bogotá (artículo 6), la Corte no puede revisar asuntos ya resueltos por el arreglo de las partes o que se hallen regidos por tratados vigentes en 1948, esto último asumiendo que el problema marítimo boliviano ya se habría resuelto con el instrumento de 1904.

Y si bien es cierto que ese tratado estaba vigente en 1948, como también lo está hoy, es absolutamente falso que Bolivia quiera modificarlo, lo que nuestro país está pidiendo es que la Corte falle y declare que Chile tiene la obligación de negociar un acuerdo que nos permita acceder soberanamente al océano Pacífico, y eso, a base de los numerosos compromisos chilenos de darle a Bolivia una salida soberana al mar.

Al respecto, debemos recordar que dichos compromisos, que han producido obligaciones no convencionales para el Estado chileno (actos unilaterales) son autónomos de las obligaciones convencionales asumidas por los dos países (tratados), y eso es así porque en todos sus ofrecimientos, Chile aclaró que no estaba dispuesto a modificar lo convenido en 1904, pero que sí aceptaba negociar un acuerdo que le dé a Bolivia una salida soberana al mar. Por tanto, fue el mismo Chile quien separó el tratado de la negociación y es ahora ese mismo país el que quiere vincularlos para hacer creer que la Corte no tiene competencia.

Asimismo, tampoco es cierto que no se puede dar a Bolivia una salida soberana al mar sin modificar el tratado, pues lo que ese instrumento define es la línea fronteriza entre ambos países y, por tanto, un enclave soberano, un puerto soberano o cualquier otra alternativa con soberanía que no altere la línea fronteriza no implica necesariamente la modificación del tratado que para Chile es “intangible”.

Por tanto, la Corte sí tiene competencia.

Página Siete

Bulnes previo a la exposición de Bolivia ante La Haya: “Nosotros no respondemos al Presidente Morales, alegamos frente a la Corte”

En las horas previas a la exposición de los argumentos de Bolivia ante la Corte de la Haya por la demanda marítima del vecino país, que se desarrollará a las 04:00 a. m., hora local, el agente chileno ante la Corte, Felipe Bulnes, se refirió a los dichos del presidente Evo Morales sobre Chile y al contenido que expondrá su país.

“Nosotros no respondemos al Presidente Morales, alegamos frente a la Corte”, dijo Bulnes, como consigna La Tercera.

“Nosotros no estamos especulando porque Bolivia ya respondió nuestra objeción preliminar, por lo tanto, conocemos también los pilares de la argumentación boliviana”, señaló.

En cuanto a los argumentos de Bolivia indicó que si este país “va al fondo del tema y no se hace cargo de la objeción preliminar, estaría revelando la debilidad de no poder hacerse cargo de la discusión que se está planteando ante la Corte”.

“Yo lo único que puedo afirmar es que Chile mantendrá su postura sobria de defensa a sus intereses nacionales, pero sin agredir, sin faltarle el respeto a la otra parte, porque tenemos el mayor aprecio por el pueblo boliviano y también respeto por sus autoridades, y esperamos lo mismo”, agregó.

El Mostrador