Edificio sede de Unasur gana premio al mejor diseño en Bienal de Asia Pacífico

El edificio donde funciona la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Quito fue reconocido con el premio IAI Best Design Award (al mejor diseño), en el marco de la Bienal de Diseño de Asia Pacífico, según dio a conocer este miércoles la Cancillería de Ecuador.

El arquitecto ecuatoriano Diego Guayasamín, mentalizador de la obra, recibió el pasado 29 de abril el galardón en Beijing, China, por parte de la Federación de Arquitectos y Diseñadores de Asia Pacífico.

“El IAI Best Design Award celebra el mejor proyecto arquitectónico a nivel mundial y constituye uno de los galardones más representativos que haya conseguido un proyecto realizado en Ecuador en un contexto internacional”, destacó la Cancillería en un comunicado.

Recordó que el reconocimiento “se entrega al mejor diseñador que haya demostrado innovación, creatividad y promoción del diseño en la sociedad”. Participaron más de 820 proyectos de 20 países, añadió.

La sede de Unasur, que fue inaugurada el 5 de diciembre del año pasado con la presencia de los presidentes y delegados de los 12 países que integran el bloque regional, está ubicada al norte de Quito en la localidad de la Mitad del Mundo, un simbólico lugar por donde pasa el paralelo cero que divide al mundo en hemisferio norte y sur.

La obra, diseñada por el arquitecto Diego Guayasamín, sobrino del ‘Pintor de Iberoamérica’, el ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, gestó una obra única y vanguardista por su sistema de “volados”, piezas que sobresalen sin una base de apoyo.

El estilo se construyó para la Unasur por primera vez en la historia del país y significa un récord en América Latina por la dimensión de uno de los “volados”, que mide 52 metros.

La sede, que lleva el nombre de ‘Néstor Kirchner’, expresidente argentino fallecido en 2010 y quien fue el primer secretario de Unasur, está asentada en un terreno de 20.000 metros cuadrados y tiene de construcción 1.500 metros cuadrados, con cuatro pisos bajo tierra.

La imponente construcción llama enseguida la atención de visitantes y turistas.

Andes