El gobernador puertorriqueño se reúne con legisladores para discutir reforma tributaria

Sin llamarle reforma contributiva, el gobernador Alejandro García Padilla anunció ayer que, tras más de cinco horas reunido con la conferencia legislativa, llegaron al consenso de que el impuesto al consumo que debe adoptar Puerto Rico para resolver los problemas fiscales del país debe ser el impuesto al valor agregado (IVA) para así unirse a la “corriente mundial”.

Aunque no entró en cifras de cuál debería ser el porcentaje del IVA, ya que “sería demasiado prematuro”, el mandatario indicó que este dependerá “de los mecanismos que se utilicen para alcanzar ese por ciento y de otros mecanismos de recaudo, como (el impuesto a) lo que producen las megatiendas, etcétera, que podrían ser evaluados por la conferencia legislativa”.

“Los por cientos no se pueden manejar a través de números preferidos personales, sino a través de cuánto genera cada por ciento”, agregó García Padilla.

También dependería de los recortes presupuestarios a los que el gobernante no quiso ponerle cifra, pero que durante el día el presidente del Senado, Eduardo Bhatia, dejó entrever que podrían ser $500 millones. El gobernador reiteró que, si no se llegará a un consenso, el recorte tendría que ser de $1,500 millones.

Sobre las cifras que se difundieron durante el día, que apuntaban que el IVA sería de 13.25 %, el primer ejecutivo señaló que son “un documento de trabajo” que estuvieron discutiendo, pero que no deben ser tomados en cuenta como un “documento final”.

“El próximo jueves vamos a tener una reunión muy extensa con miembros de la conferencia legislativa y equipos técnicos desde las 8:00 de la mañana y va a durar todo el tiempo necesario hasta que tengamos el proyecto”, destacó el mandatario en una conferencia de prensa en la que estuvo acompañado de los presidente legislativos y de varios legisladores que participaron del cónclave.

Entre los legisladores que asistieron a la conferencia de prensa no se encontraban Manuel Natal y Ángel Matos, dos de los seis representantes que votaron en contra de la reforma contributiva y los únicos opositores que participaron del cónclave. Los representantes Luis “Narmito” Ortiz y Luisa “Piti” Gándara, quien también votó en contra del IVA, no asistieron al encuentro, mientras que César Hernández, Luis Vega Ramos, Carlos Vargas y Luis Raúl Torres se excusaron de participar. Los últimos tres también derrotaron la reforma contributiva cuando se llevó a votación hace dos semanas.

Sobre la ausencia de estos legisladores, el presidente de la Cámara, Jaime Perelló, indicó que “estuve reunido con ellos prácticamente una hora hoy (ayer). Ellos están integrados, no están excluidos. Van a participar con nosotros”. Negó que la ausencia de Natal y Matos en la conferencia de prensa se debiera a alguna situación en el cónclave.

“Estamos trabajando unidos los tres (Cámara, Senado y Ejecutivo). Vamos a tener en las próximas 48 horas un proyecto de consenso para bajarlo a votación y lograr cumplir con la responsabilidad con el país”, sentenció Perelló.

Por su parte, el presidente del Senado sostuvo que, a pesar de que no han dudado en el pasado en aprobar medidas “difíciles” para resolver la difícil situación fiscal, como la Ley 66 de Sostenibilidad Fiscal y la Ley de Quiebra Criolla, “nos encontramos con que no es suficiente por lo que hemos heredado. Tendremos que seguir tomando decisiones difíciles y las vamos a tomar”.

“En este periodo todos hemos aprendido la magnitud del problema…. Hoy estas delegaciones están aquí para testimoniar que fuimos un equipo, somos un equipo y vamos a seguir siendo un equipo”, aseguró el líder senatorial.

Previo al encuentro, el presidente de la Cámara y el secretario de Hacienda, Juan Zaragoza, habían indicado que esta era prácticamente “la reunión más importante del cuatrienio”, por lo que esperaban salir con un consenso.

A pesar de esto, los portavoces del PPD en Cámara y Senado, Charlie Hernández y Aníbal José Torres, prefirieron decir que escucharían las propuestas, pero que dudaban que pudieran salir con un consenso.

A su llegada al cónclave, muchos de los legisladores expresaron que venían a escuchar la propuesta, como el senador Ángel Rosa, quien sostuvo que “he tratado de venir lo menos contaminado de prejuicios”. Otros limitaron sus votos, como el senador Luis Daniel Rivera, quien afirmó que “nada que se evalúe que menoscabe la autonomía municipal va a recibir mi apoyo”.

Por otro lado, el senador y secretario general del PPD, Jorge Suárez, aprovechó la ocasión para dar un regaño a los legisladores que se ausentaron y que en el pasado mostraron reservas con la reforma contributiva.

“Es responsabilidad de cada quien asistir a estas reuniones para que tengan la información de primera mano y después no estén quejándose de que no sé y no entiendo porque no le explicaron”, manifestó Suárez.

Metro