El MAS prepara estrategia para impulsar la reelección de Evo morales

La determinación del Movimiento Al Socialismo (MAS) de Cochabamba de “generar todas las condiciones” para garantizar la reelección del presidente Evo Morales el 2020 será replicada en el resto del país para finalmente oficializarla en un congreso nacional.

Oficialistas y opositores reconocen que la decisión sólo puede ser tomada a través de un referendo para modificar la Constitución.

El pasado domingo, el VIII Congreso Departamental del Movimiento Al Socialismo (MAS) decidió “generar todas las condiciones” a nivel orgánico, sindical, político e incluso jurídico  -que debe ser replicado en el resto de los departamentos- para “sellar” la reelección de Evo Morales el 2020.

El nuevo presidente del MAS en Cochabamba, Leonardo Loza, dijo ayer que es evidente la reforma de la Constitución Política del Estado (CPE), así como un referendo aprobatorio. Se hará un estudio técnico jurídico- legal en coordinación con los diputados y senadores  “para  que el compañero Presidente constitucionalmente logre ser habilitado para las siguientes elecciones”.

Señaló que “gracias a la confianza del pueblo tenemos 2/3 en el parlamento nacional y ellos son los que están legalmente habilitados para habilitarlo al compañero Presidente”.

“Hoy hemos empezado con el Congreso Departamental  de Cochabamba, siguen los demás departamentos y después va a haber un congreso nacional y ahí vamos a sellar lo que ha propuesto Cochabamba. Entonces ese trabajo no sólo va a ser departamental  sino en los nueve departamentos”, dijo Loza.

La anterior semana, en La Paz, el vicepresidente Álvaro García dijo que uno de los requisitos para tener acceso al mar es que “el presidente Evo Morales acompañe, siempre nos conduzca, siempre nos lleve por la buena ruta a todos los bolivianos”.

Así también, el mismo presidente Morales en el acto de inauguración del Congreso del MAS señaló que si hay unión en los sectores sociales, “el proceso puede ser como en China. Gobernar para toda la vida, pero sirviendo al pueblo boliviano y no estamos lejos de eso”.

De acuerdo con el Artículo 168 de la CPE, el periodo de mandato del Presidente y del Vicepresidente del Estado es de cinco años, y pueden ser reelectos  por una sola vez de manera continua.

Según la demanda del MAS, éste sería el artículo que sería sometido a una reforma, aunque todavía no confirmaron si se tratará de un reelección indefinida o por una gestión más.

La idea confirma lo dicho por Rodolfo Machaca, ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Campesinos de Bolivia       (CSUTCB), que hace un par de semanas en entrevista con El Deber, señaló que se presentará antes de fin de año una propuesta para modificar la Constitución Política del Estado.

De acuerdo a las conclusiones del Congreso del MAS en Cochabamba todas las organizaciones sindicales afines apoyarán y se movilizarán para concretar esta reforma constitucional.

Dos vías para la reforma

De acuerdo con el abogado constitucionalista, José Antonio Rivera, la reforma de la Constitución Política del Estado (CPE) está prevista en su Artículo 411 en dos sentidos; la total y parcial. En este caso, como la modificación no afecta el núcleo esencial de la principal norma del país, se  hablaría de la segunda.

“Para hacer la reforma parcial, los caminos pueden ser mediante la iniciativa popular, para lo que se requiere tener al menos el 20 por ciento de firmas del electorado del último padrón solicitando la reforma parcial; o también puede generarse la iniciativa en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) mediante una ley de reforma constitucional”, señaló.

Explicó también que en ambos casos una vez que se admita, tanto la iniciativa  popular o la iniciativa legislativa, entonces la ALP debe discutir y aprobar una ley de reforma constitucional y aprobarla por 2/3 de votos de los miembros presentes para después someterla a un referéndum constitucional aprobatorio.

 

ADVIERTEN REELECCIÓN INDEFINIDA

Oposición rechaza plan para retener el poder 

Los legisladores de la oposición cuestionan y ven con preocupación la decisión del Movimiento Al Socialismo (MAS) de “perpetuar en el poder” a Evo Morales mediante la reelección indefinida, siguiendo la línea de los Gobiernos de Ecuador y Venezuela.

El senador de Unidad Demócrata (UD), Arturo Murillo, aseguró que el pedido de la reelección estaría digitado por el mismo presidente Evo Morales, “lo que falta es la moral para decir de frente que no quiere dejar jamás el poder y que quiero seguir en el poder por los siglos, de los siglos amén”.

El senador Óscar Ortiz, indicó que veía con preocupación pero también con rechazo que Evo Morales y el MAS quieran seguir el mismo camino de Hugo Chávez y “todo este proyecto autoritario que busca perpetuarse en el poder”.

Aseguró que al final la población definirá si está de acuerdo o no con una reelección más de Evo Morales, cuando la reforma constitucional  sea sometida a un referendo.

“Ésa es una barbaridad. Se aprovecha de este tema y trata que se lo politice inmediatamente, una canallada”, agregó Arturo Murillo.

Señaló también que son estrategias políticas que se hacen hace varios años y que el Gobierno solamente se ocupa de hacer campañas y no gestión en beneficio de la gente.

Por su parte, Ortiz dijo que en una democracia la perpetuación en el poder no es buena, no es conveniente y más bien lo que tiene  que haber es una alternancia.

“Nos vamos a preparar”, dijo frente a un inminente reforma constitucional que podría darse este año.

“Gran desafío“

El analista político, Fernando García Yapur dijo que los resultados de los últimos comicios, nacional y subnacional, ratificaron la fuerza de su principal líder. Por lo tanto, no es extraño que en este contexto de “gravitación hegemónica” se pretenda consolidar y garantizar la habilitación de Evo  Morales.

Es un “gran desafío” para el mismo partido porque  tendrá que afrontar el referéndum constitucional para permitir una reelección de Morales en  cinco años.

“Segundo, si se diera este proceso  se presenta una modificación del sistema político” en Bolivia, dijo.

Los Tiempos