El Salvador: Desde temprano, miles de peregrinos desbordan las calles salvadoreñas por la beatificación de Monseñor Romero

El día que ha sido denominado como histórico por muchos ha llegado. A partir de hoy, 35 años después de haber sido asesinado mientras oficiaba una misa, Óscar Arnulfo Romero será beato y su presencia en los altares inmortalizada y oficializada por la Iglesia Católica. Aunque por años sus seguidores y feligreses lo han considerado como el santo de América, este día será el propio Vaticano el que confirme su valioso papel e influencia para la Iglesia Católica.

Después de meses de preparación, el camino a su beatificación se cimentó ayer por la noche con dos vigilias, una organizada por la Iglesia y otra por las comunidades eclesiales de base. A las 7:00 de la mañana (hora de El Salvador) se tiene previsto el inicio con animaciones y el ingreso de las delegaciones nacionales e internacionales a la plaza Salvador del Mundo.

La misa está prevista a las 10:00 de la mañana (hora de El Salvador) y será presidida por el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos de la Santa Sede. El rito de beatificación comenzará cuando el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas y el postulador de la causa, monseñor Vicenzo Plagia, se dirijan junto a la cátedra hacia el cardenal Amato.

Anoche, los feligreses que asistían a las vigilias y los que ya habían llegado a apartar su puesto frente a la Plaza Salvador del Mundo estaban más que listos para recibir al bienaventurado Romero, el primer salvadoreño en ser beatificado.

Aunque para muchos Romero se ha mantenido en los altares desde hace años, para el párroco de la iglesia San Rafael Arcángel de Santa Ana, German López, monseñor Romero se ha mantenido presente a través de sus enseñanzas. “Para mi parroquia y para mí, monseñor Romero significa la palabra de Dios actualizada”, expresó.

Las palabras de Romero también resonaron en la vigilia paralela que se realizó en el redondel Constitución, organizada por Coordinadora Ecuménica de la Iglesia de las y los Pobres de El Salvador (CEIPES) junto con las comunidades eclesiales de base. Sobre todo aquellos temas en los que él fue visionario para su época, como la impunidad, la mujer y el medio ambiente.

Un proceso que se hizo realidad

El presidente Salvador Sánchez Cerén, manifestó al enviado especial del papa para la beatificación de monseñor Romero en El Salvador, el cardenal

Angelo Amato, que “lo que parecía imposible se hizo posible” y trasladó la alegría del pueblo salvadoreño por el hecho. Sánchez Cerén recibió en Casa Presidencial al prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos de la iglesia Católica, acompañado del postulador de la canonización de Romero en el Vaticano, Vicenzo Paglia.

Durante el encuentro, hablaron sobre los pasos siguientes para la canonización de monseñor, y el inicio del proceso de beatificación del padre Rutilio Grande, informó un comunicado de Presidencia. 7 Horas se espera que dure toda la actividad en torno a la beatificación.

El Mundo

Esperan 260 mil personas en beatificación de Monseñor Romero

La campaña de divulgación para la beatificación de Monseñor Romero arrancó formalmente ayer. El acto, al que se esperan por lo menos unas 260 mil personas, se llevará a cabo el 23 de mayo, a partir de las 10:00 a.m. en la plaza del Divino Salvador del Mundo. Para este acontecimiento se espera que lleguen decenas de miles de peregrinos, entre nacionales y extranjeros, así como jefes de Estado, dignatarios eclesiásticos, representantes diplomáticos e invitados especiales. El padre Jesús Delgado, postulador de la causa de beatificación de Monseñor Romero, afirmó que “no tienen idea de cómo van a manejar esto, pero de alguna manera lo van a hacer”. “Será una cantidad enorme de gente.

No sabemos cómo vamos a circular, pero vamos a circular. Los salvadoreños siempre encontramos el modo cómo encontrar un lugarcito donde estar en este pequeño Pulgarcito de América. Así es que con la sonrisa en los labios y con la alegría vamos a participar todos”, enfatizó el prelado en una conferencia para informar sobre los avances de los preparativos. Explicó que la comisión ha tenido dos reuniones con funcionarios de Gobierno encargados de la logística y seguridad; y que les han garantizado que habrá mucha vigilancia. “Yo pertenezco a la comisión mixta, que tiene que ver estas cosas. Ya tuvimos dos reuniones con ellos y nos dan una garantía ciento por ciento de que estará todo muy bien ordenado, ya están ellos trabajando en el asunto; creo que la marcha (por la paz) que se tuvo la vez pasada es un pequeño repaso, diría yo, de lo que va a suceder allí (en el acto de beatificación)”, dijo. Aunque la cantidad de gente que se va a concentrar, incluso desde un día antes y el día de la beatificación, es mucho mayor, la seguridad está garantizada, reiteró. “Nos aseguran los ministros de Gobernación y Seguridad, que todo está bien diseñado y ya nos van a presentar el diseño dentro de una reunión que tendremos uno de estos días”, confirmó el prelado, quien no dio el número exacto de agentes policiales y miembros del Ejército que estarían involucrado en el dispositivo.

Se limitó a decir que le han prometido una cantidad suficiente “para que haya orden y tranquilidad”. El padre Luis Ayala, de la comisión de Comunicación de la CEDES, dijo que se colocarán 40 pantallas gigantes en distintos puntos del perímetro de seguridad para transmitir la ceremonia. Monseñor Delgado añadió que en cada lugar donde haya una pantalla electrónica habrá sacerdotes que darán la comunión a los asistentes.

Intenso trabajo

El sacerdote Simeón Reyes, miembro de la comisión, aclaró que los detalles puntuales de cada una de las actividades relacionadas serán ofrecidos por los coordinadores de cada una de las comisiones, en una conferencia programada para la próxima semana.

Sobre los invitados especiales, monseñor Delgado afirmó que el Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, ha invitado a mandatarios de toda América Latina. “Muchos de ellos, creo yo, ya se anotaron y se ha anticipado a decir que vienen, pero él (Sánchez Cerén) dará la noticia más apropiada, porque él maneja ese sector”, dijo.

Sobre los invitados de la Iglesia, esperan a cinco cardenales de América Latina, entre ellos Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, de Honduras; José Luis Lacunza, de Panamá, y otro de Estados Unidos. Además, esperan entre 10 y 15 arzobispos y unos 60 obispos de Latinoamérica, Norteamérica y de Europa.

La eucaristía de beatificación estará a cargo del Cardenal Angelo Amato, designado por el Papa Francisco; además se contará con la presencia del purpurado Vincenzo Paglia, postulador de la causa de beatificación de Monseñor Romero, confirmaron voceros de los organizadores.

El Salvador

Volver