Familiares de los 43 estudiantes de Ayotzinapa realizan una caravana por Suramérica

Del 16 de mayo al 12 de junio, familiares de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa y sobrevivientes de la noche trágica del 26 de septiembre del año 2014, realizan una caravana por algunos países de Sudamérica denominada “Caravana Sudamérica 43”. La intención de los familiares es seguir difundiendo su lucha en busca de verdad y justicia.

A casi ocho meses de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, en la ciudad de Iguala, México, algunos familiares comenzaron una gira por varias ciudades de Brasil, Uruguay y Argentina para dar cuenta del estado de los Derechos Humanos en ese país. Algunas de las consignas de la caravana son, la aparición con vida y el total esclarecimiento del caso, el cual ha dado muchos giros y con conclusiones poco claras para los familiares.

La primera parada de la caravana se realizó del 16 al 18 de mayo en Córdoba, la segunda del 20 al 22 del mismo mes en Rosario. Por su parte, el turno de Buenos Aires será del 23 al 26.

Las actividades planeadas para la visita a Buenos Aires será una conferencia de prensa inaugural en el Espacio Pañuelos en Rebeldía el sábado 23 de mayo a las 18 hs., siguiendo el lunes 25 a las 11 con un encuentro con Pueblos Originarios en el acampe QOPIWINI, culminando la gira el 26 del mismo mes con una concentración en la Embajada de México con una conferencia de prensa a las 10 y movilización del Obelisco a Cancillería a las 13. Por último, habrá otra disertación en Aula Magna de la facultad de Ingeniería a las 20 hs. El cierre de las jornadas coincide con los ocho meses desde la desaparición de los 43 estudiantes.

La gira continua del 28 al 31 de mayo en Montevideo, del 1 al 4 de junio en Sao Paulo, del 5 al 8 de junio en Porto Alegre, finalizando esta primera gira en Rio de Janeiro del 9 al 12 de junio.

La noche que no debió

Entre la noche del 26 de septiembre y la madrugada del 27 del año pasado el alcalde José Luis Abarca Velazquez del Partido de la Revolución Democratica (PRD) y su esposa María de los Angeles Pineda daban una fiesta del Desarrollo Integral de la FamiliaI (DIF) del cual ella era directora, para celebrar los logros obtenidos. En los planes de la pareja estaba lanzar en ese mismo evento la candidatura de la esposa del alcalde, ya que él mismo finalizaría su mandato en 2015.

Esa noche ocurre el primer hecho violento. Los estudiante habían llegado a la ciudad de Iguala para manifestarse ya que la tradición de las escuelas normalistas es de lucha. Ayotzinapa tiene una historia combativa. La Escuela Normal Rural Isidro Burgo se fundó en marzo de 1926 con la ayuda del pueblo y con el objetivo de dar educación y protección a los hijos de campesinos de las zonas más pobres de Guerrero. Los docentes de estas escuelas tienen una visión combativa y enfrentada al Estado. Sus manifestaciones nunca son violentas y en este caso puntual los estudiantes sustrajeron autobuses de la terminal para luego devolverlos. Esta era la primera salida de los estudiantes. Su intención era acercarse al lugar donde se realizaría la fiesta del DIF, razón por la cual fueron interceptados por la policía a tres cuadras de la central camionera y donde la misma abrió fuego sobre los estudiantes hiriendo gravemente a Aldo Gutiérrez Solano y asesinando a Daniel Solís Gallardo. El resto de los estudiantes fueron llevados, asesinados, quemados. Sus cuerpos, pertenencias y ropas, picados y metidos en bolsas que luego arrojaron al río San Juan. Estas son conclusiones de la investigación judicial realizada por el Estado, del que los familiares descreen absolutamente. Para las familias el saldo es de cinco heridos, seis muertos y 43 desaparecidos.

Bajo consignas como “Vivos se los llevaron, Vivos los queremos” y “Fue el Estado” el reclamo y el grito de justicia de estos familiares recorrieron el mundo. Su lucha se transformó en un símbolo y sus 43 hijos, en semilla de resistencia y dignidad. Retiradas violaciones a los Derechos Humanos, la violencia mezclada entre política y narcotráfico, son algunas de las denuncias que vienen aparejadas con esta terrible historia.

En el último fin de semana un candidato a alcalde del estado de Michoacán y un aspirante a concejal de un municipio en Tabasco fueron asesinados a balazos, en campaña por las elecciones regionales el próximo 7 de junio. El Estado a través de al fiscalía confirmó el asesinato de Enrique Hernandez, candidato a la alcaldía de Yurécuaro por el partido de centroizquierda Morena. Las autoridades informaron que el candidato a alcalde murió en el lugar del ataque y que otras tres personas fueron trasladadas a un hospital con heridas. El mencionado candidato a concejal por el Partido Revolucionario Institucional aspiraba a llegar a postularse por el municipio de Huimanguillo, y fue asesinado en la puerta de su casa. Se supone que esta seguidilla de asesinatos políticos está relacionada con el narcotráfico, el crimen organizado y la complicidad del Estado Mexicano.

Marcha