Gobiernos de Bolivia y Perú rechazan supuesto secuestro de empresario prófugo

Los gobiernos de Bolivia y Perú rechazaron ayer la versión de que el empresario peruano Martin Belaunde Lossio haya sido secuestrado, como éste aseguró a medios de comunicación de su país, supuestamente “desde la clandestinidad”. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó que se intensificaron los operativos de búsqueda del exasesor de Humala, acusado de actos de corrupción en su país. Mientras tanto, el titular de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, advirtió que Belaunde está armado y eso lo convierte en “potencialmente peligroso”.

Belaunde, quien estaba bajo arresto domiciliario en La Paz y con una orden de extradición pendiente, huyó el pasado domingo. El martes se comunicó con un canal de TV peruano y dijo que fue secuestrado por dos hombres en La Paz, que huyó de sus captores y que está herido, aunque no precisó dónde se encuentra.

El procurador Anticorrupción peruano, Joel Segura, afirmó ayer que el empresario Martín Belaunde Lossio, que se fugó el pasado fin de semana cuando cumplía arresto domiciliario en La Paz a la espera de ser extraditado a Perú, “miente” al decir que fue secuestrado en Bolivia y que es un perseguido político.

“Sus acciones hablan por sí solas, ese señor siempre ha mentido”, declaró Segura al comentar las declaraciones que ofreció el martes el prófugo Belaunde.

Desde un lugar que no reveló, el exasesor habló con un canal de televisión peruano y dijo que se encuentra solo y que sufrió múltiples golpes al lanzarse del auto en que dos hombres lo llevaban tras secuestrarlo de la vivienda en la que cumplía arresto domiciliario en La Paz.

Denunció que el Gobierno contrató sicarios para atraparlo y que “teme por su vida”.

En tanto, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, y su antecesor en el cargo, Hugo Moldiz, cesado tras la fuga de Belaunde, desestimaron también la tesis del secuestro que dio el empresario. Según Romero, esas declaraciones son “simplemente una movida estratégica con fines de desinformación a la opinión pública” que, no obstante, muestra que el empresario “tiene posibilidades de comunicarse y de coordinar acciones con gente que le colabora”.

Armado y peligroso

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, fue más allá y aseguró que “tenemos entendido que el señor Belaunde está armado y una persona que está fugando armada es potencialmente peligrosa para la población y como para las propias fuerzas del orden”, dijo en contacto con radio Panamericana.

La autoridad informó, sin precisar mayores datos, que existe una hipótesis de que el empresario y exasesor de campaña del presidente Ollanta Humala aún se encontraría en territorio nacional.

“Hemos desplegado todo el esfuerzo del sistema nacional de seguridad, tenemos desplegada a la Policía, inclusive grupos especiales. Se activó la alerta para las Fuerzas Armadas, el Ejército, la Armada. Estamos movilizados, hay centenares de soldados, oficiales, suboficiales, sargentos que están detrás del señor Belaunde”, manifestó Quintana.

El Gobierno boliviano mantiene la hipótesis de que Belaunde se encuentra en territorio nacional y que los efectivos del orden están supuestamente cerca del exasesor.

El exministro Moldiz cree que Belaunde prepara el escenario para su entrega, luego que declarara que fue secuestrado.

“Creo que lo que está haciendo es preparar un escenario ojalá sea el de su entrega, él sabe que no tiene posibilidades ni fuera ni dentro del país de permanecer mucho tiempo oculto”, afirmó en entrevista con la televisora Red Uno.

No fue secuestro

Según Moldiz, desde el inicio de las investigaciones se descartó la figura de secuestro, tomando en cuenta que en la etapa de recolección de pruebas no se encontraron indicios.

Relató que cuando inspeccionó el lugar del hecho, “evidentemente no hubo ninguna intervención violenta extrema para que lo extrajeran a él (a Belaunde) con fines de secuestro”.

Moldiz reveló que Belaunde no escapó a las 03:00 de la madrugada, sino fue mucho más antes y con ayuda de varias personas. “Los indicios, no confirmados, hacen subrayar, se los digo en exclusiva, que huyó a las 24:00 del domingo y ya se encontraba en Cotapata a las 03:00”.

Romero dijo que se reforzó la búsqueda de Belaunde con el despliegue de tres dispositivos policiales, uno en Santa Cruz y dos en Beni. También se fortalecieron los mecanismos de búsqueda en las zonas fronterizas.

“Mi persona ha tenido contacto con las autoridades de Perú y Brasil para coordinar algunas acciones”, remarcó.

El subcomandante de la Policía en Tarija, Ramiro Cuba, informó ayer que la búsqueda Belaunde se amplió a las fronteras del sur del país con Argentina y Paraguay.

Nuevo comandante en La Paz

El comandante departamental de la Policía de La Paz, Edgar Olguín, fue destituido del cargo y sustituido por el coronel José Aranibar, en otra de las consecuencias de la fuga del empresario peruano Martín Belaunde.

“Sí, ha sido relevado el comandante departamental y se ha designado a un nuevo comandante que es el coronel Aranibar”, informó ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Entre el domingo y el martes se produjeron la renuncia de Hugo Moldiz como titular del Ministerio de Gobierno y en su lugar volvió Romero; inmediatamente después fue destituido el comandante de la Policía Nacional, Luis Cerruto. El último cambio fue de Olguín. Extraoficialmente se conoció la renuncia del viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, pero su situación seguía siendo incierta.

Todas las remociones se produjeron como consecuencia de la huida del exasesor electoral del presidente peruano Ollanta Humala, quien debía ser extraditado tras la autorización que dictó el Tribunal Supremo de Justicia.

CRISIS EN PERÚ POR FUGA DE BELAUNDE

Fugitivo enfrenta a Humala y opositores

La fuga del empresario peruano Martín Belaunde Lossio del lugar donde cumplía arresto domiciliario en La Paz a la espera de su extradición y la insólita versión de su secuestro han sacudido a Perú, donde la oposición responsabiliza al Gobierno del presidente Ollanta Humala de lo ocurrido.

Aunque el Gobierno de Bolivia ha asumido toda la responsabilidad por la fuga, que ya se ha cobrado las primeras víctimas políticas, la oposición peruana cree que hay varias interrogantes y contradicciones que apuntan a una inoperancia del Gobierno de Humala.

De momento, la bancada del partido fujimorista Fuerza Popular, la primera fuerza de oposición, anunció que presentará una denuncia constitucional contra el ministro de Justicia, Gustavo Adrianzén, al considerar que incurrió en los delitos de omisión, encubrimiento personal y falsedad genérica al no darle celeridad al trámite para la entrega del exasesor.

Adrianzén admitió ayer que Perú no fijó la fecha para la extradición de Belaunde Lossio, como lo afirmó el canciller de Bolivia, David Choquehuanca, porque estaba esperando una sentencia firme del Tribunal Constitucional sobre los recursos legales presentados por la defensa del hoy prófugo.

El procurador Segura también rechazó las críticas de los legisladores fujimoristas por sus acciones en el proceso de extradición del empresario y dijo que el Estado peruano desplegó “un arduo trabajo jurídico legal” en el caso.

“Acá nunca hubo desidia y menos para ver lo de la fecha de la extradición. Acá fuimos respetuosos de la ley y los procedimientos, se tuvo que esperar la última decisión judicial que fue el pasado viernes”, señaló.

También deberán dar explicaciones por este caso en el Congreso, además de Adrianzén, los ministros del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, y de Relaciones Exteriores, Ana María Sánchez, quienes han sido citados para mañana por la comisión del Parlamento que investiga el caso de Belaunde Lossio.

A esta misma comisión ha sido citada la primera dama, Nadine Heredia, como presidenta del Partido Nacionalista, después de que medios locales remarcaran en los últimos meses la cercanía que tuvo con Belaunde e incluso señalaron que ha recibido pagos por las asesorías que dio a empresas vinculadas con el empresario.

NIEGAN LIBERTAD

El juez de la Sala Penal Segunda rechazó ayer la acción de libertad que presentó la defensa de Jorge Valda, abogado del prófugo Martín Belaunde, informó la jurista Sandra Almanza.

“Se negó la acción de libertad, bueno ellos han pasado la pelota a la cancha del juez cautelar y dicen que él se encargue de todas las arbitrariedades e irregularidades que han restringido la libertad del colega Valda”, explicó al salir de la audiencia.

La abogada de Valda dijo que en la audiencia se observó varias irregularidades, porque el juez no revisó el cuaderno de investigaciones antes de emitir el fallo.

“Ni si quiera se ha tomado la molestia de ver la prueba que hemos presentado nosotros, el Ministerio Público ha sido tan negligente para ni siquiera traer el cuaderno de investigaciones y esperamos que esto sea tomado en cuenta en Sucre en grado de revisión de esta acción”, cuestionó. Anunció que se solicitará al juez de garantía que revise las “arbitrariedades” del Ministerio Público.

Horas antes de la audiencia, Valda contó que la última vez que vio a su defendido fue el viernes 22 de mayo. “Cuando retorné de la ciudad de Sucre tras que presenté un amparo constitucional, nos reunimos el 22 y le informamos que todavía hay acciones pendientes y era imposible que lo puedan extraditar”, detalló.

El pasado fin de semana los cinco custodios que resguardaban a Belaunde se percataron que no se encontraba en la casa donde guardaba detención domiciliaria, por ese hecho la Policía aprehendió a familiares del empresario peruano.

Valda dijo que cuando fue detenido estaba viajando a Sucre para presentar una acción de libertad para los familiares detenidos de Belaunde.

A MARTÍN BELAUNDE

Justicia peruana ofrece garantías

El Poder Judicial del Perú dijo que garantizará un juicio justo e imparcial para el empresario Martín Belaunde Lossio y le exhortó a entregarse y someterse a la justicia, según una nota que emitió esa entidad.

La máxima autoridad judicial de ese país, Víctor Ticona Postigo, convocó a Belaunde a someterse a la justicia peruana “toda vez que se les asegura un proceso justo e imparcial con todas las garantías constitucionales del debido proceso”, refiere el texto, disponible en su sitio web.

“El Poder Judicial es autónomo e independiente, por lo que sus magistrados actúan al margen de cualquier tipo de presión política, económica o mediática”, expresó.

Los Tiempos