Guatemala: inicia la campaña electoral en medio de protestas que exigen la renuncia del presidente

Unas cinco mil personas acudieron al llamado de un grupo denominado Anonymous para una concentración en la Plaza de la Constitución en la que se pidió, por segundo sábado consecutivo, la renuncia del presidente Otto Fernando Pérez Molina y la vicepresidenta Ingrid Roxana Baldetti Elías.

A diferencia de la manifestación anterior, la Gobernación no instaló cámaras de videovigilancia pero sí se notó un mayor despliegue policial. La actividad finalizó a las 18:00 horas sin que se reportaran incidentes.

A la cita acudieron amas de casa, estudiantes colegiales y universitarios, entre otros, que hicieron sonar vuvuzelas y gorgoritos frente al Palacio Nacional de la Cultura, en cuyo portón permanecen personas encadenadas y en huelga de hambre..

Cadenas por la libertad

Cuando Bernardo Silva grita una consigna, lo hace con un tono de voz rasposo producto de una garganta que ha forzado por más de un día. Se le ve agotado, en parte por la incomodidad de las cadenas, en parte por no haber comido por 28 horas. Un grupo de ciudadanos, con quienes insiste no tienen mayor vinculación que estar hartos de la corrupción, lo acompañan con aplausos y más gritos.

La propuesta “Cadenas por la libertad”, que consiste en atarse a las puertas del Palacio Nacional, nació de un grupo de personas que se conocieron vía Facebook. “Vimos que comentábamos noticias en los medios de comunicación, nos contactamos y decidimos crear la página Guatemala BASTA YA”.

No saben hasta cuándo terminará el plan de permanecer atados y sin ingerir alimentos, “durará lo que pida el pueblo”. Hasta el momento el Ministerio de Gobernación no se les ha acercado para solicitarles despejar el lugar.

Silva recalca que su fin no es pedir la renuncia del binomio presidencial, que para ellos eso solo desestabilizaría al país. “Nuestra lucha es contra el sistema, si el Presidente y la Vicepresidenta participaron en estos actos de corrupción, que los juzguen. Pero nosotros peleamos por algo más, por un país justo”, dijo.

El grupo de manifestantes solicita apoyo con un baño, velas, una planta eléctrica y acompañamiento de más personas durante la madrugada.

El Periódico

La corrupción y la impunidad empañan la campaña electoral

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) oficializó la convocatoria a elecciones generales, en medio de una crisis que afecta el sistema electoral y de partidos políticos. La campaña electoral ha iniciado y según analistas podrían originarse señalamientos de corrupción e impunidad hacia los candidatos que buscan un cargo de elección popular. El rechazo de la ciudadanía y el voto consciente serán las fuentes de cambio.

El analista del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Ipnusac) Cristhians Castillo, fue uno de los invitados por el TSE al acto de convocatoria a elecciones. El experto previo a presenciar el evento opinó sobre la campaña electoral.

A decir de Castillo durante la campaña habrá señalamientos de “política tradicional por malos manejos en los fondos públicos”, situación que generará más rechazo e indignación en la ciudadanía después que en las últimas semanas se dieran acusaciones contra altos funcionarios del Gobierno del Partido Patriota (PP).

Lo manifestado por el analista coincide con José Carlos Sanabria de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies), porque a su criterio, en el desarrollo de la promoción partidaria se ve una “marcha de impunidad y corrupción” que afecta el interés de la población que tendrá que elegir a las nuevas autoridades para los siguientes cuatro años.

Según Sanabria, esa situación obliga a las agrupaciones partidarias “envueltas en señalamientos a que presenten propuestas que se encaminen a apalear la crisis de corrupción; además da la oportunidad a los partidos no acusados a desmarcarse de la situación promoviendo propuestas viables y diferentes”.

FUENTES DE CAMBIO
Marco Antonio Barahona, del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (Incep), cree que la única solución para cambiar la situación, es el voto de la ciudadanía el día de las elecciones, ya que este es un instrumento para manifestar su descontento o simpatía hacia un político.

Es evidente que “los partidos políticos están en crisis desde hace mucho tiempo, pero las elecciones pueden verse como una oportunidad para plantear una agenda con mayor respeto a la ciudadanía. En las últimas semanas se ha visto que no se puede permanecer callado y se han dado manifestaciones donde se reclaman los derechos”. Indicó el entrevistado.

La Hora