Honduras: generación de energías renovables sube a 48.9%

Actualmente, la matriz energética del país está compuesta por cuatro tipos de generación: hídrica, térmica, eólica y biomasa. De una relación 70-30 entre la energía térmica y la renovable, en un lapso de cinco años el país ha pasado a casi un 50-50.

En cinco años, la generación de energía eléctrica ha dado un giro significativo en Honduras.

Hasta 2010, la matriz energética del país tenía una relación 70-30 de energía térmica versus energía renovable, sin embargo hoy la historia es otra.

Actualmente, el 51.1 por ciento por generación que tiene el país es de energía térmica y el restante 48.9 por ciento proviene de recursos renovables, según datos oficiales medidos hasta marzo de 2015.

La generación energética del país tiene cuatro diferentes fuentes: hidráulica, térmica, eólica y biomasa. A partir de junio se incluirá también la generación solar o fotovoltaica, con la entrada en funcionamiento de la planta ubicada en Nacaome, Valle, que ha sido denominada como la más grande de Latinoamérica.

Las centrales generadoras del sistema hondureño totalizan una capacidad instalada de 1,914.6 megavatios (MW), de acuerdo al último informe de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE). De este total, un 32.6% (623.7 MW) lo conforman las plantas hidroeléctricas, en su mayor porcentaje propiedad de la ENEE.Un 4.4% (84.6 MW) son plantas térmicas propiedad de ENEE y un 46.7% (894.7 MW) son plantas térmicas privadas. Mientras un 8.4% (160.3 MW) son plantas privadas de biomasa y un 7.9% (152 MW) lo conforman las dos plantas eólicas.

Con la generación anterior, la estatal eléctrica suministra actualmente el 83% de la demanda del país.Cambio de matrizLa ENEE dio inicio al cambio de matriz eléctrica en los últimos cinco años.

Esto en respuesta a las constantes quejas de los consumidores debido a los reajustes por combustible en su factura, puesto que la energía no renovable depende directamente de los precios internacionales del petróleo.

Aunque, respecto a los precios que se está comprando la energía, el jefe de operaciones de la ENEE, José Moncada, indicó que la más barata a la fecha es la suplida por una planta térmica.

Mientras la más costosa es la que generan las turbinas de gas de la estatal eléctrica.Puede interpretarse que la competitividad y la caída del precio internacional del petróleo han dejado una sustancial rebaja de precio por kilovatio.

A inicio de 2010, el sistema energético dependía en un 70% de las plantas termoeléctricas, empresas que a partir de la crisis energética de 1994 se consolidaron como las principales generadoras de energía en Honduras.

No obstante, con la puesta en marcha de algunos proyectos renovables en el país se ha logrado reducir esta dependencia a un 54%, según informe de cierre de 2014. Uno de estos es la construcción de la primera planta eólica de Honduras, la que comenzó a generar 102 megavatios de energía limpia.

Las proyecciones de la ENEE contemplan para 2016 una notable reversión de la matriz eléctrica.Proyectos en marchaEn esta planificación de cambio de matriz se integran los pequeños y medianos proyectos de energía renovable aprobados por el Congreso Nacional.

Estos suman una generación de 700 MW distribuidos en 49 proyectos a realizarse entre los años 2011-2018.Así mismo se comenzó la construcción del primer complejo hidroeléctrico del país, Patuca III, el que ha mantenido sus trabajos de construcción paralizados desde mediados de 2013.

Según estimaciones, este proyecto puede generar 524 megavatios en conjunto con Patuca I y Patuca II.A estos proyectos de generación de energía limpia se les suman las hidroeléctricas Los Llanitos y Jicatuyo, El Aguán, la reparación y repotenciación de la represa general Francisco Morazán “El Cajón”; proyectos con los que se pretende dar respaldo al cambio de matriz eléctrica en el país.

Igual se repotenciarán las represas Río Lindo y Cañaveral en 19 megas más de los que actualmente generan, que es de 80 y 30 MW, respectivamente.

Sistema interconectadoEl fortalecimiento, modernización y ampliación del Sistema Interconectado Nacional (SIN), es un punto importante para la expansión de cobertura de la ENEE.

El objetivo principal es brindar respuestas a las fallas de transmisión y distribución en materia de energía eléctrica.

Del mejoramiento de la generación de la estatal dependerá su competitividad, esto ahora que entrará en vigencia la nueva Ley General de la Industria Eléctrica, opina el presidente del sindicato de trabajadores de la ENEE, Miguel Aguilar.

Nueva fuente de generaciónEn cuanto a energía solar se refiere, el pasado 6 de mayo el presidente Juan Orlando Hernández inauguró una planta fotovoltaica en Nacaome, Valle, la que generará hasta 145 megavatios hora.

El parque solar es el más grande de Latinoamérica e iniciará operaciones el próximo mes de julio, en una primera etapa.

El precio del kilovatio producido oscilará entre 16 y 17 centavos de dólar.Según la Comisión Nacional de Energía (CNE), el precio del kilovatio hora se determinará con base en el costo marginal de 11.4 centavos de dólar, más el 10% de incentivo que manda la Ley de Proyectos Renovables y el pago de tres centavos de dólar.

“Aunque se vea costosa ahora (la energía), el beneficio es a largo plazo, pues lo que se busca es la independencia de la energía a base de combustible fósil”, argumenta el director de Planificación de la ENEE, Gerardo Salgado.

Es decir que es una inversión que previene una crisis de energía hídrica también, señaló.Si hay un déficit de energía hidroeléctrica, la planta solar entra en operación y no se recurre a la compra de más energía térmica, explicó.

El Heraldo