Importantes manifestaciones en Guatemala contra la corrupción reclaman la renuncia del presidente Otto Molina

Contexto NODAL: Alejandro Maldonado Aguirre (Ciudad de Guatemala, 6 de enero de 1936) fue electo Vicepresidente de Guatemala por el Congreso de la República, luego de la renuncia de la titular del cargo, Roxana Baldetti, acusada de conexiones con una red de contrabando. Miembro de la derecha guatemalteca, Maldonado Aguirre fue diputado, ministro de Educación durante el gobierno militar del general Carlos Arana Osorio, embajador de Guatemala ante las Naciones Unidas entre 1974 y 1980, y magistrado de la Corte de Constitucionalidad de Guatemala en varias oportunidades.

Miles de guatemaltecos protestan en calles contra la corrupción

La marcha fue convocada para el sábado en la tarde a través de redes sociales, sin ningún líder al frente, aunque confluyeron en ella una amplia gama de sectores, desde empresarios, académicos y miembros de iglesias hasta representantes de derechos humanos y defensores de la diversidad sexual.

Con el slogan #RenuncienYaFase2 y 16M, los manifestantes exigen el fin de la corrupción así como la renuncia del presidente Otto Pérez Molina, al que acusan de estar involucrado en actos de esa naturaleza. Pérez Molina rechaza la afirmación y pugna por el combate a esa práctica indebida.

El empresario Geovanni Vásquez, que participó en la protesta, dijo ser uno de los tantos guatemaltecos que se siente “indignado ante la gran corrupción que los gobernantes en Guatemala han hecho”.

“Han abusado de la confianza del voto que uno les ha dado creyendo que ellos iban a ser confiables e iban a llevar al país a un mejor desarrollo”, explicó.

La paciencia de los guatemaltecos se desbordó cuando la fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala pusieron al descubierto una red de funcionarios y particulares que defraudaron al fisco millones de dólares.

El escándalo de corrupción puso en una grave crisis la institucionalidad del país que incluso forzó la renuncia de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti.

La red, según las autoridades, era liderada supuestamente por Juan Carlos Monzón Rojas, ex secretario privado y mano derecha de Baldetti .

Las autoridades determinaron a través de 66.000 escuchas telefónicas que empresarios sobornaban a los funcionarios y éstos a su vez compartían el dinero con particulares con el propósito de evadir impuestos.

La fiscalía presentó escuchas telefónicas en donde miembros de la red hablaban de entregas de 325 mil dólares semanalmente en sobornos. Las escuchas también detallaron que una de las personas que conocía de estos sobornos era alguien a quién identificaban como “la 2”, “la R” o “la Señora”. La fiscalía ha dicho que podría tratarse de Baldetti. El solo indicio de una vinculación le costó a la ex vicepresidenta su puesto y una prohibición para salir del país mientras la investigan las autoridades.

Prensa Libre

En provincia cientos de indignados se suman a manifestación masiva

La multitudinaria marcha efectuada ayer en la Plaza de la Constitución se replicó también en distintas cabeceras departamentales. Los manifestantes expresaron repudio a los distintos actos de corrupción evidenciados en las últimas semanas y exigieron la renuncia del presidente Otto Pérez Molina.

En Chiquimula, por ejemplo, estudiantes del Centro Universitario de Oriente (CUNORI) convocaron a una marcha que culminó con una concentración masiva frente a la Municipalidad. Entre gritos y consignas pedían que Pérez Molina se retirara de la Presidencia y con dureza lanzaron fuertes críticas contra la ex vicepresidenta, Roxana Baldetti.

Nery Galdámez, director del CUNORI, dijo que los jóvenes participaron y se unieron a la marcha pacífica para que “a una sola voz se escuche que Guatemala ya no quiere más corruptos”, afirmó.

Frente a la sede del Tribunal Supremo Electoral (TSE) otro grupo de manifestantes se encadenó con el propósito de apoyar la concentración capitalina. “Ya no queremos más políticos corruptos. Es bueno que florezca una nueva primavera en Guatemala”, dijo uno de los protestantes.

En Escuintla, unos 150 vecinos de la cabecera departamental también marcharon de forma pacífica desde el Estadio municipal hasta la Gobernación Departamental. Caminaron padres de familia, profesionales, comerciantes de distintos estratos sociales y al unísono, igual que en Chiquimula, pedían la renuncia del presidente Otto Pérez Molina y de funcionarios vinculados a hechos irregulares y criminales.

Mensaje al Presidente

Luis Estuardo Rodríguez Sandino, uno de los manifestantes, aseguró que la jornada representaba un momento de oportunidad para expresar lo que “siente el pueblo”. “Estamos reunidos todos los sectores representándonos a nosotros como pueblo”, indicó.

“Nuestra marcha tiene como objetivo mandarle un mensaje al señor Presidente porque no somos idiotas y estamos cansados de la corrupción y la impunidad que permite el Gobierno de turno como los anteriores. Estamos hartos de ver tantas injusticias”, aseguró Rodríguez Sandino.

Luego agregó, “hay hospitales que carecen de insumos y no pueden prestar el servicio, mientras que los señores se enriquecen en el poder a costillas de impuestos que pagamos los guatemaltecos”.

En San Marcos, miles de vecinos apoyaban esta convocatoria. “Este Gobierno es el más corrupto de toda la historia, antes con Q100 iba al mercado y compraba, ahora ni alcanza para nada”, aseguró Rosa López, ama de casa que participó en la protesta.

José Orozco, junto a su familia, apoyó la marcha para pelear por un mejor futuro para sus hijos. “Ahora está en juego”, aseveró.

Guatemaltecos que viven en distintas ciudades de Estados Unidos compartieron en Twitter y Facebook fotografías en las cuales expresaban su apoyo a las movilizaciones en el país.

También los hubo desde Canadá, Panamá, Reino Unido, España y otros países de Europa.

“Señor Presidente, no somos un grupo, somos toda Guatemala la que quiere su renuncia”.
Jorge López, organizador de la caminata en San Marcos.

El Periódico