Inició en Quito la IV Reunión del Consejo Energético de Suramérica de la Unasur

Con un llamado a avanzar en el proceso de integración energética en Suramérica, hoy se instaló en Quito la IV Reunión del Consejo Energético de Suramérica de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

En el acto estuvieron presentes el Secretario General de la Unasur, Ernesto Samper; el ministro de Energía de Venezuela, Asdrúbal Chávez, quien también ejerce la presidencia del Consejo Energético de Suramérica; el ministro coordinador de Sectores Estratégicos de Ecuador, Rafael Poveda, y delegados de los ministerios de Energía que integran el bloque regional.

Samper recordó la necesidad de que los países consoliden el proceso de integración energética. Comentó que con ese propósito se han cumplido varias acciones y que hay el compromiso de avanzar en ese proceso. “La región tiene abundantes en fuentes energéticas, lo que es una ventaja competitiva con respecto a las otras regiones”, dijo.

De su lado, el ministro Poveda resaltó que en los últimos años se registró un cambio de rumbo en las políticas energéticas, fortaleciendo el desarrollo económico, junto a una respuesta eficiente y planificada del sector energético, acorde a los intereses soberanos nacionales y regionales. “Vivimos tiempos nuevos de colaboración y complementariedad en lo económico, lo político, cultural y energético”, recordó el Secretario de Estado.

Indicó el papel de los estados en el rol de protección de los recursos, fortaleciendo el papel de nuestras instituciones, el control y la rendición de cuentas de nuestras actividades y el crecimiento de la confianza de nuestros pueblos. “Nos encontramos frente a un reto histórico: la integración energética como un camino que nos hemos trazado basados en necesidades y en voluntades políticas comunes. Este recorrido, tuvo su inicio con el establecimiento del Consejo Energético de Suramérica, creado en la declaración de Margarita en el 2007 y posteriormente con la ratificación y entrada en vigencia del Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas en el año 2008, cuyo eje transversal es la integración de nuestra región”.

Insistió en la necesidad de elaborar políticas y unificar de estrategias integrales comunes que nos permitan, en el corto y mediano plazo, potenciar nuestros recursos y asegurar, junto a múltiples mecanismos, la soberanía y la auto-sustentabilidad.

Al final comentó que es necesario alcanzar nuestras metas “potenciando el uso de recursos renovables, mitigando los efectos del cambio climático y asegurando el rol del desarrollo energético como elemento fundamental de inclusión y desarrollo social”. Por ello, dijo que es necesario seguir los principios establecidos de cooperación y complementación, de solidaridad, respetando la soberanía y la autodeterminación de nuestros pueblos.

El Ciudadano