La Unasur avanza en una política integral de medicamentos para la región

La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y el Instituto Suramericano de Gobierno en Salud (ISAGS), trabajarán en la implementación de políticas públicas regionales para combatir la obesidad infantil e implementar el reglamento para el etiquetado de alimentos en Suramérica, así lo ratificó el Secretario General, Ex Presidente Ernesto Samper Pizano, en Río de Janeiro – Brasil.

De acuerdo a Samper, el etiquetado de alimentos en el que se trabajará es similar al que se implementó en 2013, en Ecuador, que facilita al consumidor la correcta elección de alimentos, a través de una etiqueta compuesta por barras horizontales de color rojo, amarillo y verde que representan el nivel de grasas, azúcar y sal de los productos alimenticios. “Esto también permitirá cambiar los regímenes escolares para tener una alimentación sana”, explicó.

Dentro de la agenda de salud, recordó que ya existe la financiación para el estudio del banco de precios de medicamentos para la Región, que tiene como objetivo buscar políticas comunes que garanticen el acceso a la salud de la población, en los países que forman parte de la UNIÓN.

En ese mismo sentido, señaló que ya se trabaja en el diseño de un mapa que indique los sitios donde se podría generar medicamentos genéricos. “Estamos ubicando los sitios y las fábricas donde se podría producir medicamentos genéricos”.

Además, analizó conjuntamente con el ISAGS la creación de un fondo para la adquisición de una nueva droga contra la Hepatitis C, una enfermedad infecciosa que está afectando a países de Suramérica, siendo uno de los temas claves dentro de la agenda de salud de UNASUR.

Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 150 millones de personas sufren de Hepatitis C en el mundo, de las cuales más de seis millones son de Suramérica, aspecto que preocupa a la Secretaría General de la Unión debido a los altos costos que demanda el tratamiento de esta. Por ejemplo en Estados Unidos, un tratamiento estándar, de doce semanas, cuesta $ 84.000 lo que equivale a $ 1.000 por pastilla; es decir el precio total estaría entre los $68.000 y $ 136.000.

Unasur