México: presentan más de 3.500 amparos colectivos en defensa de la periodista Carmen Aristegui

Un total de 3 mil 580 amparos colectivos de ciudadanos afectados por la suspensión del programa radiofónico de Carmen Aristegui en Noticias MVS se han interpuesto en dos tribunales especializados en telecomunicaciones y radiodifusión, de los cuales, 535 han sido rechazados por falta de algún requisito, pero pueden volver a presentarse, afirmó la abogada Karla Michel Salas.

En conferencia de prensa realizada en el Club de Periodistas, Michel Salas destacó la importancia de estos amparos porque “es necesario poner en la mesa de los juzgados especializados del Poder Judicial que la libertad de expresión no puede ser violada o vulnerada por parte de agentes de Estado o por particulares”, sobre todo, después de la reforma de telecomunicaciones.

En el mismo sentido, el abogado David Peña afirmó que el Instituto Federal de Telecomunicaciones está facultado como órgano garante de la libertad de expresión y de velar por los derechos de las audiencias, por lo tanto, debe involucrarse en este caso.

La profesora y columnista Denise Dresser, así como el actor Héctor Bonilla y el cartonista Rafael Pineda Rapé estuvieron presentes también en la conferencia donde abundaron sobre la importancia del caso de Aristegui para defender los derechos de las audiencias y combatir el “estado de indefensión” de la prensa en el gobierno federal del PRI.

“Estamos gritando en esta sala que ya no hay libertad porque no lo podemos gritar en la radio”, sentenció Dresser.

La excolaboradora de la mesa de análisis de la Primera Emisión de MVS Radio con Aristegui comentó que durante la gestión del PRI, el 48% de las agresiones a periodistas  han provenido de gobernantes y dirigentes políticos.

“Vivimos un estado de indefensión del periodismo de resistencia”, agregó Dresser.

Por su parte, el actor Héctor Bonilla consideró que la salida de Aristegui de la radio no se hubiera dado si existieran periodistas como Julio Scherer y Miguel Ángel Granados Chapa, a quienes consideró como los antecesores del periodismo crítico.

Bonilla, promotor también del sindicalismo independiente entre los actores mexicanos, ponderó la importancia de la existencia de medios como Procesoya que “es una revista congruente, que publica lo que no debe publicarse” en otros medios.

Rapé también destacó la importancia de los amparos interpuestos por las audiencias.

“No les queda claro (a las autoridades) que los derechos de las audiencias son garantías constitucionales y derechos universales. Se está forjando un sendero, no hay referente anterior. Es algo inédito”, afirmó.

Proceso