Movilizaciones y bloqueo de rutas en el primer día de paro contra proyecto minero

Durante el primer día de paro macroregional de 48 horas contra el proyecto minero Tía María; los puneños, tacneños y arequipeños, acataron la medida bloqueando carreteras y movilizándose por las principales calles de estas ciudades del sur del país.

En Arequipa, las manifestaciones se concentraron en la plaza principal de la Ciudad Blanca, con la marcha de los trabajadores de Construcción Civil. A este paro también se unieron los estudiantes de la Universidad Nacional de San Agustín; quienes bloquearon carreteras entre músicas tradicionales de Arequipa.

Las manifestaciones contra el proyecto Tía María también se presentaron en la Ciudad del Altiplano, donde los puneños del distrito de Ácora bloquearon las vía que une la ciudad de Puno con Desaguadero. Los puneños bloquearon las carreteras quemando llantas, colocando piedras y palos.

En Tacna, desde muy tempranos las calles lucieron solitarias, sin el servicio de trasporte público. Asimismo, los tacneños apoyan el paro impidiendo el pase de los vehículos provenientes de Moquegua y Arequipa.

Rpp

 

Continúa paro contra proyecto minero pese a militarización

Las movilizaciones seguirán este jueves en solidaridad con los pobladores de Valle del Tambo. A pesar de la emergencia que decretó el Gobierno de Perú en las provincias de Islay, Arequipa (sur), el paro de 48 horas convocado por organizaciones antimineras, campesinos y sindicatos en rechazo al proyecto Tía María recibe el respaldo de la ciudadanía.

Las movilizaciones del miércoles contra el proyecto minero respaldado por el presidente Ollanta Humala, estuvieron marcadas por enfrentamientos y algunos disturbios. Sin embargo la población de Mollendo y Cocachacra estaban en total normalidad, la gente en las calles del primer poblado exigía pacíficamente la cancelación de actividades mineras en esa región, donde campesinos e indígenas defienden la conservación de su habitát. En la ciudad de Puno (suroeste) la Federación de Campesinos se sumó a la protesta y este jueves continuarán con la exigencia al Gobierno en solidaridad con los pobladores de Valle del Tambo, que llevan más de 60 días de paro contra Tía María.

Mientras que en Tacna (sur), el paro ocasionó el colapso del tránsito y cientos de viajeros se apostaron en las vías en solidaridad con los campesinos. En la localidad de Moquegua miles de personas se congregaron en una plaza y desde allí marcharon en rechazo al proyecto minero. En Ayacucho (centro-sur) cientos marcharon por las principales avenidas en respaldo a la exigencia de los sindicatos y campesinos. Las salidas de Cusco (sureste) y Huancané (sur) estuvieron bloqueadas mientras agentes de la policía intentaban dispersar la manifestación con gases lacrimógenos. La manifestación se extendió hasta Camarja (norte), donde este jueves seguirán movilizándose en contra del proyecto Tía María. Durante la marcha del miércoles se pudo ver a un burro respaldando a los afectados de Valle de Tambo.  En total ocho regiones se sumaron a la lucha de los campesinos de Arequipa, que sigue bajo la consigna “No” al proyecto minero “Tía María”.

Humala declaró el viernes la emergencia en las provincias de Arequipa e hizo un llamado a los líderes sociales para que cesen las manifestaciones, y advirtió que no permitirá hechos de violencia.  Como ya se sabe, Valle del Tambo inició la huelga el pasado 23 marzo en contra del avance del proyecto cuprífero Tía María que construye la filial la mexicana Southern Copper Corporation (SCC), que planea producir 120 mil toneladas anuales de cátodos de cobre a partir de 2017.

DATO

Con Tía María se pretende explotar y procesar el cobre a cielo abierto, en la provincia de Islay. Pero, este tipo de extracciones produce desequilibrios hídricos por la elevación de sedimentos en el agua debido a los residuos sólidos liberados al ambiente, al mismo tiempo afectan las aguas subterráneas por las lluvias que caen sobre los reactivos, aceites y sales minerales residuales de los procesos de tratamiento.  Las autoridades peruanas no han hecho más que reprimir las protestas, y ante el inminente impacto ambiental del proyecto, los campesinos y trabajadores se organizaron en el Frente de Defensa del Medio Ambiente y Recursos Naturales de Cocachacra.

En julio del 2009 la SCC presentó su Estudio de Impacto Ambiental (EIA) en el marco de los procedimientos administrativos del Ministerio de Energía y Minas de Perú. Dicho estudio debió ser presentado en audiencia pública a fines de agosto a la población del distrito de Cocachacra, pero la audiencia fue suspendida por la masiva oposición de los pobladores.

Telesur