Panamá: proceso contra Martinelli entra en la fase de investigación

El momento del magistrado fiscal Oydén Ortega ha llegado: la investigación contra el expresidente Ricardo Martinelli arrancó oficialmente y sin posibilidades de ser entorpecida por recursos dilatorios.

En esta fase, el juez deberá recabar las pruebas que develen el rol del exmandatario en el supuesto negociado con la compra de $45 millones en comida deshidratada para escuelas públicas rurales, a través del Programa de Ayuda Nacional (PAN).

Aunque, para algunos, tampoco tiene que esforzarse mucho. El expediente, de unas 18 mil páginas, contiene informes de cuentas y auditorías que, según el abogado Gonzalo Moncada Luna —defensor de Giacomo Tamburrelli, el exdirector del PAN y ‘principal’ testigo del expediente— bien servirían para procesar a Martinelli.

‘Si no fuese porque el Ministerio Público no puede investigarlo, habrían pruebas suficientes para ordenar su indagatoria y detención’, insiste Moncada Luna.

Ortega podría pedir la comparecencia de Tamburrelli sin la necesidad de que el magistrado Jerónimo Mejía, quien funge como juez de garantías de la causa, se lo avale o no. Según el Órgano Judicial, las entrevistas (como se considera en el Sistema Penal Acusatorio a las indagatorias), las inspecciones físicas y las solicitudes de información a entidades públicas no deben pasar por el tamiz del garante.

‘Tamburrelli tiene deseos de colaborar’, sigue su abogado. Su tesis es que para que la Corte los pueda considerar, los señalamientos del exjefe el PAN deben ser validados ante esa instancia.

Víctor Orobio, abogado de Rafael Guardia, sucesor de Tamburrelli en el PAN, ha descartado que su cliente deba participar de este proceso judicial.

En esta etapa tampoco es obligatoria la presencia de Martinelli, quien desde su autoexilio en Miami cuestionó ayer que se le procese bajo el SPA y no el sistema inquisitorio. Ese era el argumento de sus abogados en la audiencia del lunes, y sobre el cual Mejía se declaró impedido de resolver.

Algunos juristas consideraron este martes que es atinada la investigación con el SPA, porque es el que la Corte debe aplicar. ‘De Mejía haber fallado otra cosa, hubiese podido ser procesado por extralimitación de funciones’, explica Ernesto Cedeño.

El fiscal Ortega tendrá hasta julio para aclarar si Martinelli tenía o no que ver con el escándalo del PAN. Habría entonces una nueva audiencia en la que le imputarían oralmente los cargos, y para la cual no le quedaría otro camino que terminar su exilio en Estados Unidos y comparecer personalmente a la investigación por el mayor escándalo de corrupción en su administración.

La Estrella