Policía reprime marcha estudiantil contra el recorte presupuestario y el IVA

El estudiantado y el claustro de la Universidad de Puerto Rico (UPR) marcharon ayer desde el Capitolio hasta La Fortaleza para protestar contra el recorte presupuestario propuesto y rechazar la aprobación de un Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

La protesta transcurrió sin contratiempos en el Capitolio. Sin embargo, al llegar al Palacio Santa Catalina, la Policía roció gas pimienta, desplegó dos escuadras de la Unidad de Operaciones Tácticas y movilizó agentes de SWAT para aplacar a los manifestantes cuando supuestamente varias personas intentaron rebasar las vallas de metal instaladas en la esquina de la calle Fortaleza y Cristo para acercarse al portón principal de la Mansión Ejecutiva.

“Somos estudiantes, no somos criminales”, gritó el estudiantado cuando se desplegó la Unidad de Operaciones Tácticas.

Durante el tumulto varios estudiantes recibieron empujones y según el superintendente de la Policía, José Caldero, un teniente resultó con laceraciones en la frente. Varios profesores formaron una línea para separar al estudiantado de la Policía y los alumnos exigieron la salida de la Unidad de Operaciones Tácticas.

Mientras ocurrió el enfrentamiento, el liderato estudiantil se encontraba reunido con los asesores del gobernador Alejandro García Padilla. Además, el jefe de seguridad de La Fortaleza, Einar Ramos, reportó la explosión de una bomba de fabricación casera en la parte posterior del Palacio Rojo, ubicado al lado del Palacio Santa Catalina.

El superintendente de la Policía aseguró que la uniformada grabó el incidente frente a las vallas de seguridad y además investiga quién detonó la bomba casera. Dijo además que la Policía investigará si los incidentes fueron causados por estudiantes o si en efecto se trató de personas ajenas a la comunidad universitaria, tal y como alegaron varios estudiantes universitarios.

Aseguran la deuda es impagable

Tras los incidentes, el gobernador Alejandro García Padilla accedió a reunirse con los representantes estudiantiles y el claustro.

Durante la reunión, representantes de los once recintos de la UPR, docentes de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), y empleados de la Confederación Laborista de Empleados Universitarios del Recinto de Mayagüez, exhortaron al primer ejecutivo a celebrar un referéndum para que se consulte al País la posibilidad de eliminar de la Constitución la garantía del pago de las obligaciones a los bonistas.

Tanto el estudiantado como los profesores coincidieron en que hay que reestructurar la deuda que tiene el Gobierno de Puerto Rico.

Además, el grupo sugirió eliminar los $200 millones en contratos de tutorías en el Departamento de Educación para que los estudiantes de la UPR ofrezcan estos servicios. Al mismo tiempo, destacaron que deben eliminar los puestos de confianza y asesoría.

“Los estudiantes estamos en contra del IVU, en contra del IVA y de cualquier aumento a las contribuciones adicional. El gobernador insiste que la UPR es el principal proyecto de País, pero no se comprometió a no recortar el presupuesto de la Universidad. Dijo que iba a evaluar nuestras propuestas pero no se comprometió”, sentenció Jesiel Díaz, estudiante del Recinto de Mayagüez de la UPR.

El estudiantado informó que el Recinto de Río Piedras inicia un paro de 48 horas desde hoy debido a que el primer ejecutivo no se comprometió eximir a la UPR de los recortes presupuestarios. Mientras, en el Recinto de Mayagüez el paro comenzará mañana viernes y se extenderá durante 24 horas.

No se descartó que más recintos de la UPR decreten paros de labores.

Por su parte, el gobernador dijo, mediante comunicación escrita, que “luego de un diálogo amplio, abierto y sin límite de tiempo, mantengo mi compromiso con la Universidad de Puerto Rico”.

“La educación es una inversión, no es un gasto. Le dije a los estudiantes y me reafirmo, no tengo la intención de recortar el presupuesto de la UPR. Para ello, solo es necesario aprobar una medida de recaudos que dé los ingresos necesarios para poderlos asignar a la Universidad. Debemos buscar alternativas reales y viables a la situación fiscal que enfrentamos. Repito, no quiero hacer recortes pero necesitamos los recaudos. Los estudiantes pueden tener la certeza de que sus propuestas serán analizadas y atendidas de manera responsable”, concluyó el primer ejecutivo.

Cámara y Senado se comprometen 

Tras reunirse con el presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Uroyoán Walker, el presidente de la Cámara, Jaime Perelló, aseguró que está buscando opciones de recaudos para que la institución no se afecte.

“Estamos trabajando para buscar oportunidades de recaudos para que no se tenga que estar hablando de cantidades tan astronómicas de recortes en el Gobierno de Puerto Rico, que lo que es la educación, la salud, la seguridad es prioritaria antes de tomar ninguna determinación de afectarle sus ingresos, pero que, de igual manera, al final del camino, cuando tengamos la realidad del presupuesto, nos sentaremos en diálogo con la Universidad, con sus dirigentes, para buscar alternativas”, sentencio Perelló.

Mientras, el presidente del Senado, Eduardo Bhatia, sostuvo que “la Universidad de Puerto Rico tiene que participar en la confección del presupuesto del País”. Insistió ayer en que la UPR debe ser vista como una inversión para el País.

En tanto, el presidente de la UPR aseguró que la manifestación frente al Capitolio tenía el propósito de demostrar la importancia de la institución en el País y rechazó que se tratara de una manifestación en apoyo al Impuesto al Valor Añadido (IVA).

“Esta es una presentación de la Universidad y es a favor de la UPR y los trabajos que hace para el País. Me parece que es evidente, y todos han sido testigos. Es una manifestación de lo que hace la Universidad por el País. He sido, me parece, claro con el pueblo de que favorecemos un sistema contributivo que sea equitativo y que trabaje para todos, y que distribuya la carga contributiva equitativamente a través del pueblo y que pueda traer beneficios a la clase trabajadora y la clase pobre para que podamos tener una educación de calidad”, sentenció Walker a preguntas de la Prensa.

Walker se mantuvo en la Casa de las Leyes y no marchó hasta La Fortaleza con el estudiantado y el claustro.

El Vocero