Presidente hondureño asegura que su país será el centro logístico de Centroamérica

El gobierno hondureño contempla invertir cerca de 1,300 millones de dólares (alrededor de 28,600 millones de lempiras) para desarrollar una serie de obras de infraestructura que convierta a Honduras en el centro logístico de Centroamérica para ser un imán para las inversiones.

El presidente Juan Orlando Hernández hizo esta proyección luego de que EL HERALDO publicara un reportaje sobre la propuesta de construcción del Canal Interoceánico de Nicaragua y el avance en un 80 por ciento del Canal Seco de Honduras, como zonas que competirían para facilitar el tránsito de mercancías del Pacífico al Atlántico.Primero, dijo Hernández, se le apuesta al Canal Seco, Corredor Turístico, Corredor del Pacífico, Corredor Agrícola, Corredor de Occidente y Corredor Lenca para que sean las nuevas venas de la economía nacional, a la que se le sumarán la construcción y remodelación de aeropuertos y puertos marítimos.

Estos proyectos se encuentran en distintas etapas de desarrollo, algunos están por concluir y otras se encuentran por concretar su financiamiento de fuentes externas.Si se combinan esas obras “esa es para nosotros la plataforma logística que el país necesita para despegar, y despegar siendo un lugar logístico para la región”, expresó el gobernante en exclusiva a EL HERALDO en el Altar Q de Casa de Gobierno.

De los 1,300 millones de dólares que costarán esas obras, solo queda por buscar un 35 por ciento de financiamiento, sin contar con los dos puertos marítimos.ProyectosEl Canal Seco es un tramo de 100 kilómetros que inicia desde la Villa de San Antonio, en Comayagua, hasta Goascorán, en Valle, que se encuentra culminado en un 80 por ciento.

Se prevé que esta ruta se conecte posteriormente con un puerto en Amapala y con el Puerto de La Unión, en El Salvador, en el océano Pacífico.Los 100 kilómetros del Canal Seco se prevén unir con los 291 kilómetros del Corredor Logístico (de la Villa de San Antonio a Puerto Cortés, en Cortés), para, así, totalizar una autopista de 391 kilometros que conecten los puertos del Pacífico con el del Atlántico. Toda la obra estaría culminada en 2017.

La ampliación del Canal de Panamá posibilitará atender el 18 por ciento de la demanda de tráfico de mercancías, por lo que el gobernante considera que es factible el funcionamiento del Canal Seco.

Corredor PacíficoEl Corredor Pacífico, que se gestiona sea financiado con fondos del Banco Centroamericano de Integración Económica (Bcie), es una carretera que pasará por las fronteras de Nicaragua y El Salvador, para que la carga que llegue al potencial puerto de Amapala utilice esta vía.

“Buscamos con El Salvador y Nicaragua que esta zona (Golfo de Fonseca) en vez de que sea una zona de conflicto, como hemos estado en años atrás, sea un polo de desarrollo”, acotó el mandatario.Este mismo corredor permitirá unir Tegucigalpa con Choluteca hasta llegar a Amapala.Paralelamente se contempla construir dos Zonas Especiales de Desarrollo (ZEDE), uno que sería un parque logístico y otro un centro de investigación agrícola.

La Agencia de Cooperación Internacional de Corea del Sur realizará el estudio de factibilidad de estos proyectos.Mientras, el Corredor Agrícola sería una vía que nacerá en Puerto Castilla, pasará por Olancho hasta empalmar con El Paraíso. Actualmente están concluidos 42 kilómetros de ese tramo.

Como parte del Corredor Agrícola también se construirá un tramo desde Jícaro Galán, en Valle, hasta Tegucigalpa y, según Hernández, ya se cuenta con el financiamiento para ello.Otro proyecto es el Corredor Lenca, que se edificará mediante una alianza público-privada (sin caseta de peaje) para comunicar Gracias, Lempira; La Esperanza, Intibucá; y Marcala, La Paz.

Conexión portuariaEl tramo de Gracias a La Esperanza ya está adjudicado y falta hacer lo propio con la sección de La Esperanza con Marcala.En la carpeta de inversiones figura también la construcción de dos puertos, uno en Castilla y otro en Amapala, que se agregarán a la modernización de Puerto Cortés y los tres empalmarán al enramado carretero.“Necesitamos sacar materiales a granel como el óxido de hierro, pero si no tenemos un muelle aparte para granel se nos complica usarlo en el mismo de contenedores, por lo tanto debe ser de tres terminales, de contenedor, de graneles y la terminal de cruceros”, detalló el presidente Hernández respecto a la importancia del puerto en Castilla.

Tanto Amapala como Castilla presentan ventajas comparativas como bahías profundas y eso “como dice el anuncio aquel: no tiene precio”, consideró el mandatario.Respecto a Puerto Cortés, el gobernante recordó que se ampliarán a 12 las grúas por parte del consorcio que ganó la concesión de esa entidad.Esta logística se complementará con la construcción del aeropuerto en la terminal de Palmerola, en Comayagua, cuya licitación se adjudicará a más tardar el 23 de junio de 2015. Nueve empresas participan en el proceso licitatorio, que se financiará con fondos de la reconversión de la deuda con España.

“La idea es que Palmerola se convierta en un centro logístico de transporte aéreo, sea de personas o de carga, ya que las proximaciones son de primera, el nivel de visibilidad es de 100 por ciento al año; ese gran aeropuerto, combinado con el aeropuerto de Roatán, de Copán, el de Gracias, el de Tela, reparación de la pista de Trujillo y la pavimentación de las pistas de Choluteca y Puerto Lempira nos permite tener un grupo de aeropuertos satelitales”, acotó el Presidente.

Para reformar el interés en atraer las inversiones, el mandatario recalcó que se han aprobado varias leyes en ese sentido como la Ley de Promoción de la Alianza Pública-Privada, Ley de la Promoción y Protección de las Inversiones, la Ley Nacional del Empleo por Hora y las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico.Producto de estas acciones, empresas como Dole han mostrado su interés en ampliar sus inversiones en producción de piña y naranja en el sector de Sico y Paulaya, ejemplificó el gobernante.

El Heraldo