Reforma por reelección en Dominicana: acusan a cinco ministros de intentar sobornar a legisladores

Las confrontaciones internas en el Partido de la Liberación Dominicana por el intento de reintroducir la reelección presidencial consecutiva ha pasado de castaño a oscuro, cuando ayer fueron sometidos a la Justicia cinco ministros del Gobierno acusados de intentar sobornar a senadores y diputados también peledeístas para que desistan de su resistencia a la modificación constitucional.

Concomitantemente, el miembro del Comité Político de esa organización y actual ministro de Turismo, Francisco Javier García, acusó directamente al expresidente Leonel Fernández de mantener el tranque que obstruye la reforma y llegó a responsabilizarlo de una eventual división del PLD.

“Con un solo golpe en la mesa Leonel resuelve eso”, dijo el dirigente peledeísta, al referirse a la postura asumida por los legisladores morados que se oponen a que una reforma constitucional restablezca la reelección consecutiva.

Luego de plantear que “no es posible que esos legisladores estén asumiendo una posición de irracionalidad; el mismo derecho que tuvo Leonel de ejecutar un Gobierno de ocho años, lo tiene Danilo Medina”.

Señaló que el exmandatario tiene en una mano “la llave de la unidad y la victoria, y en otra la de la división y la derrota”.

Para hacer más énfasis, Francisco Javier García planteó que “el que vote en contra de la reforma no va a volver a ser senador ni diputado. Un senador no gana solo, sino con los votos de todo el mundo, incluyendo los danilistas”.

Pleito en los tribunales

Pocas horas después de que García hiciera estos pronunciamientos, el abogado Carlos Balcácer presentó ante la Suprema Corte de Justicia una querella interpuesta por Gregory Castellanos Ruano contra Félix Jiménez, José Ramón Peralta, Gonzalo Castillo, Temístocles Montás y el propio Francisco Javier García, a los que acusa de intentar sobornar a legisladores peledeístas para que pasaran a apoyar la reelección.

En sus argumentos indica que los voceros del PLD ante el Senado de la República y la Cámara de Diputados, Adriano Sánchez Roa y Rubén Maldonado, respectivamente, fueron convocados a una reunión en horas de la noche por Francisco Javier, Gonzalo Castillo, Felucho Jiménez, José Ramón Peralta y Temístocles Montás para proponerles que desistan de su oposición a la reelección y que captaran a otros legisladores.

La acusación interpuesta en la mañana de ayer indica que a cambio de que modificaran su posición los legisladores recibirían una millonaria compensación económica.

Castellanos Ruano también cita en su querella unas declaraciones de la senadora Sonia Mateo, en las que acusaba a Felucho Jiménez de haber dicho que disponía de 38 millones de dólares para impulsar una eventual reforma constitucional para restablecer la reelección.

El vocero de los diputados peledeístas, Rubén Maldonado, declaró en horas de la tarde que él no es parte de ese sometimiento judicial y pidió que lo excluyan de esa acción jurídica.

“No pasará; sí pasará”

Mientras que el senador peledeísta por la provincia Espaillat, José Rafael Vargas, aseguró que la reelección no será aprobada en la Asamblea Nacional, porque aún unificando todos los votos del PLD estos serían insuficientes para aprobar la reforma.

Vargas es del grupo de 15 senadores que han mantenido su oposición a aprobar la reforma a la Carta Magna.
En tanto que el también senador peledeísta por la provincia Hermanas Mirabal, Luis René Canaán, aseguró que el proyecto sí cuenta con votos suficientes para ser aprobado, a pesar de los obstáculos actuales.

¿Qué tipo de mayoría?

Otro tema donde ni siquiera los senadores que apoyan la reelección se han puesto de acuerdo es en el tipo de mayoría que se requiere para aprobar el proyecto de convocatoria de la Asamblea Nacional.

Los senadores reeleccionistas Rainaldo Pared Pérez (secretario general del PLD y expresidente del Senado) y Rafael Calderón se han sumado al señalamiento que hacen los 15 senadores que se oponen a la reelección para precisar que la ley de convocatoria requiere una mayoría calificada (dos terceras partes de los presentes) para ser aprobada.

Sin embargo, varios legisladores reeleccionistas, incluyendo a Tommy Galán, indican que esa es una ley ordinaria, ya que no regula ningún procedimiento constitucional y que por lo tanto se aprueba con mayoría simple.

Promoviendo reelección

Entre tanto, numerosos funcionarios con asiento en el Palacio Nacional promovían desde sus cuentas personales de Twitter una campaña en la que indicaban que para continuar lo que ellos califican como logros de la administración de Medina es necesaria la reforma constitucional para restablecer la reelección.

El Día