Se profundiza la crisis en el Gobierno: el presidente le pide la renuncia a tres ministros

Si el mandatario Otto Pérez Molina pidió la renuncia o si en realidad fue el Ministro de Gobernación quien la presentó por iniciativa, parece ser el detalle menos importante de la jornada de ayer.

La salida de Mauricio López Bonilla del Gabinete de Gobierno deja al mandatario sin su último aliado. Pese a que Pérez niega que su administración se esté desmoronando, en un mes ha perdido a sus tres principales alfiles: a su compañera de fórmula Roxana Baldetti; a su operador político, Juan de Dios Rodríguez y, ayer, a su mano derecha López Bonilla.

Según el Presidente, fue él quien le pidió la renuncia al ahora exministro. Junto a Bonilla también se fue el viceministro de Seguridad Eddy Juárez, la ministra de Ambiente y Recursos Naturales, Michelle Martínez; el secretario de Inteligencia del Estado, Ulises Anzueto; el subinterventor del Puerto Quetzal, Julio Sandoval y el interventor del Puerto Santo Tomás, Edwin Guzmán, así como el recién nombrado ministro de Energía, Edwin Rodas Solares.

La desolación del Presidente 

Con la  partida de Bonilla el mandatario se queda solo al frente del Gobierno, ya que hace dos semanas la Vicepresidenta renunció al cargo, después que la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) señalara a su exsecretario privado, Juan Carlos Monzón, de liderar una estructura criminal que se encargaba de la defraudación fiscal de las aduanas en el país.

Al jefe del Ejecutivo le quedaban sus hombres de confianza a los que defendía y los que lo defendían. El primero en dejarlo fue Juan de Dios Rodríguez, ya que el miércoles de esta semana tras otra investigación de la CICIG y el Ministerio Público, se giró una orden de captura en contra del funcionario. Ayer mismo, Rodríguez fue trasladado de un centro asistencial, en donde estaba recluido, a la Torre de Tribunales para responder como presidente de la Junta Directiva del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) por la firma de un contrato anómalo con una empresa que no cumplía con los requisitos para brindar tratamiento a enfermos renales en esa institución.

Pero le quedaba Bonilla, quien estuvo a su lado cuando rindió las primeras declaraciones por el caso de corrupción que involucraba a Monzón Rojas, fue también el exministro de Gobernación quien defendía al Presidente y a la Vicepresidenta a capa y espada en los noticieros internacionales, con el fin de desvincularlos de la red criminal que defraudó aduanas.

Bonilla parecía ser el ministro consentido del Presidente, ya que este último no lo destituyó cuando también la CICIG reveló el control que el capitán Byron Lima tenía en la cárcel de Pavón, lo cual no era ignorado por el funcionario.

Tiene más gente de confianza en su Gobierno 

El mandatario se niega a aceptar que su Gabinete se desmorona, y asegura que no se queda solo porque durante los tres años y cuatro meses de Gobierno muchos ministros que aún pertenecen a su gestión “se han ido ganando su confianza”.

“Que se esté desmoronando el Gabinete es totalmente falso, ninguno de los ministros ha manifestado querer retirarse, ni en los momentos más difíciles. La decisión la estoy haciendo yo con cada uno de ellos. Así que eso es otra especulación. Fue a petición mía que ellos están dejando el puesto”, dijo.

La nueva ministra

El jefe del Ejecutivo también anunció que Eunice Mendizábal, la encargada del Viceministerio Antinarcótico, será quien sustituya a Bonilla en la cartera.

Pérez Molina no quiso ahondar en los detalles que motivaron la destitución de funcionarios. En el caso de la Ministra de Ambiente y Recursos Naturales, este dijo que la despidió por dudas en la realización de estudios de impacto ambiental, pero no quiso responder si este correspondía al de la fórmula que se aplicaba al lago de Amatitlán.

Reformas al sector justicia

El presidente Otto Pérez Molina se reunió ayer por la mañana con el comisionado de la CICIG, Iván Velásquez; Thelma Aldana, fiscal general del Ministerio Público y el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Felipe Baquiax. Esto se hizo con el fin de buscar reformas a las leyes que regulan el sector justicia en el país, además para afinar detalles sobre la reunión que estos sostendrán el 2 de junio en la Organización de Naciones Unidas para oficializar la prórroga de la CICIG en el país.

El Periódico