“Sin ánimo de reproches, hoy el Mercosur no está a la altura de su razón de ser” – Tabaré Vázquez presidente del Uruguay

Vázquez: MERCOSUR “hoy no está a la altura de su razón de ser”

Los presidentes de Uruguay y Brasil, Tabaré Vázquez y Dilma Rousseff, se reunieron este jueves al mediodía en Brasilia, donde trataron importantes asuntos bilaterales así como de la región.

Ambos mandatarios ofrecieron, posteriormente a la reunión, una conferencia de prensa en el Palacio de Planalto, sede del Gobierno brasileño.

“Sin ánimo de reproches”, afirmó Vázquez, “nuestros países no viven en la soledad y forman parte de un bloque regional con un enorme potencial, pero que hoy no está a la altura de su razón de ser”.

Para el mandatario uruguayo “el bloque regional, tal como está, no nos satisface, y no se trata de repartir quejas y reproches, sino por el contrario de sincerarnos para rescatarlo, animarlo y fortalecerlo, para ponerlo al servicio de sus Estados parte y fundamentalmente al servicio de sus pueblos”, dijo el mandatario, según informa la Secretaría de Comunicación de la Presidencia.

“Nuestros pueblos deben sentir que el MERCOSUR sirve para mejorar su vida cotidiana, sino no estaremos cumpliendo con su cometido”, sostuvo.

Con respecto los temas bilaterales, Vázquez enumeró los diez puntos que planteó, que incluyen la necesidad de profundizar el relacionamiento comercial, que dejó 5.000 millones de dólares en el ejercicio anterior; y atender inquietudes de ambos en relación al incremento del arancel externo común para algunos productos específicos.

También mencionó los posibles acuerdos para la promoción de inversiones de ambos países con el apoyo del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social a fin de evitar la doble tributación. En cuarto lugar, se refirió a la posibilidad de implementar en el segundo semestre del año un programa piloto de seguridad aduanera de cadenas de suministro para ambos países. Un protocolo de cooperación entre ministerios de educación y cultura de ambos países.

Agregó acciones referentes a la energía, como la posibilidad de vender energía eléctrica por medio de la interconexión Candiota-San Carlos. En materia de tránsito, destacó el llamado a licitación para la construcción de un segundo puente sobre el río Yaguarón y la búsqueda de elementos de equilibrio en relación con los free shops, considerando intereses de la frontera uruguaya.

Como noveno y décimo puntos de la agenda bilateral, Vázquez habló de posibilitar nuevas frecuencias en servicios de conexión aérea entre San Pablo y Punta del Este, y revitalizar en términos de navegabilidad la hidrovía Paraná, como factor de integración concreta y tangible.

Precisó que es necesario definir una modalidad de negociación que otorgue cierta flexibilidad para que, aquellos que lo deseen, puedan realizar alianzas con otros socios comerciales.

Finalmente, mencionó la necesidad de alcanzar el acuerdo conjunto MERCOSUR-Unión Europea como un objetivo prioritario para la agenda del bloque regional de este año.

Por su parte, la presidenta Rousseff destacó las importantes iniciativas realizadas entre Brasil y Uruguay para establecer un proceso de intercambio permanente, sobre todo en el área de electricidad. Según Rousseff, esos avances son fruto de un acuerdo hasta ahora inédito, que al integrar a ambos países desde el punto de vista eléctrico “servirá de ejemplo y modelo para futuros acuerdos de Brasil en América del Sur”.

Dilma sostuvo que Uruguay y Brasil continuarán como “socios inseparables, empeñados en la consolidación de un espacio de paz, un espacio de cooperación, democracia y crecimiento con justicia social en nuestro continente y también en el mundo”.

La presidenta de Brasil destacó la conclusión en abril de la línea de transmisión de 411 quilómetros en el trecho San Carlos – Candiota, que fue financiada con recursos de Uruguay por medio del FOCEM (Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur). “Esa línea está viabilizando la integración física del sistema eléctrico brasileño y uruguayo. Ella va a permitir el aprovechamiento de complementariedades energéticas entre Uruguay y Brasil”, dijo la mandataria norteña.

UyPress