Alberto Acosta, expresidente de la Asamblea Constituyente de Ecuador: “La presión popular hizo dar marcha atrás”

Alberto Acosta, expresidente de la Asamblea Constituyente, dialogó con El Diario sobre el impuesto a la Plusvalía y la Ley de Herencias, temas sobre los que hizo ciertas observaciones.

El Diario (ED): ¿Por qué cree usted que el Gobierno decide cambiar o modificar la Ley de Herencias?

Alberto Acosta (AA): La presión popular le hizo dar marcha atrás. Eso es inocultable. Una medida de esa naturaleza debió contar con un amplio respaldo popular conseguido a través de la construcción democrática de una propuesta que busque realmente redistribuir la riqueza. Eso no se logra con medidas aisladas. Se requiere un pueblo ideológicamente preparado para que la impulse y no un caudillo que la imponga. Para lograr un reparto democrático de la riqueza hay que incorporar también el tema de la redistribución de la tierra y el agua, como manda la Constitución de Montecristi. También deberían introducirse impuestos progresivos a quien más gana, por ejemplo para quien tiene un ingreso superior al del presidente de la República.

ED: ¿Considera usted que la tabla que quedó es la adecuada?

AA: La propuesta de ley tiene fallas que deben ser revisadas. Si bien apoyo el impuesto en términos conceptuales, el piso debería ser al menos el doble, no $ 35 mil.

ED: ¿Afectaría esto a la clase media a pesar de que se eliminó una de las tablas de porcentajes?

AA: Esperemos a tener una ley aprobada para poder hacer los cálculos. Todavía no se ha dicho la última palabra. Y esa ya no la tiene el presidente, sino el pueblo en las calles.

ED: En el caso del impuesto a la plusvalía ¿Está bien aplicado el aumento del tributo?

AA: No he podido estudiar detenidamente el proyecto de ley. Sin embargo, sí me parece oportuno que se busquen mecanismos para combatir la especulación de tierras. Otra opción sería transformar el avaluo catastral en el único avalúo para cualquier transacción comercial.

ED: ¿Qué opina de las marchas que se han venido dando en el país por estos proyectos?

AA: Representan una expresión democrática. La gente hace uso de su derecho constitucional a resistir ante las acciones u omisiones del poder público. Las movilizaciones tienen muchas razones. Allí están los jubilidados reclamando el pago del 40 % al IESS. Los maestros pidiendo que les devuelvan sus fondos, los Yasunidos reclamando respeto a la vida de los pueblos, la gente de Galápagos reclamando sus derechos, los campesinos e indígenas protestando por la Ley de Aguas. A más de amplios segmentos de la sociedad que reclaman por muchas otras razones, en definitiva, en contra de un Gobierno autoritario y prepotente que impone la modernización del capitalismo.

El Diario