Argentina envió ayuda humanitaria a Panamá tras la emergencia provocada por los incendios que afectaron a comunidades indígenas

La República Argentina, a través de Cascos Blancos, coopera con las autoridades de Panamá con el fin de mitigar la emergencia provocada por los incendios registrados el 3 de junio en la Comarca de Madungandí. Allí, el fuego destruyó edificaciones y cerca de 2000 personas de las comunidades indígenas de la zona se vieron desplazadas de sus hogares.

En un esfuerzo por contribuir en la respuesta a la emergencia, la Comisión se encuentra en proceso de envío de suministros humanitarios, en articulación con los organismos especializados que trabajan en el terreno. Entre los insumos a despachar se encuentran 20 carpas para alojar a 500 evacuados y de 100 kits de cocina, que será distribuidos entre los grupos familiares afectados.

El 3 de junio por la tarde, los habitantes de la aldea Aguas Claras, en la comarca Guna de Madungandí, al este de la capital, vieron sus viviendas y el edificio de la escuela primaria local destruirse por las llamas.

Los grupos afectados, en su mayoría de la etnia Guna, aguardan asistencia y apoyo. Del total, 400 son niños y ancianos. El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), el Servicio Nacional Aeronaval de Panamá y bomberos de la zona se encuentran en pleno desarrollo del operativo de respuesta y contención.

Cascos Blancos